/ sábado 7 de septiembre de 2019

Justicia para vivos y olvido para muertos

La duda razonable:

Por tercera vez consecutiva –desde el 11 de abril- el Fiscal General del Estado, Jaime Humberto Lastra Bastar volvió a referirse a la solicitud no culminada del acta de defunción que –certifica la muerte- de Amet Ramos Troconis, secretario de finanzas de la administración de Arturo Núñez Jiménez en el periodo comprendido de Enero 2015 a Diciembre del 2018.

Ramos Troconis quien de acuerdo a la versión de su viuda falleció víctima de un infarto la mañana del 11 de abril de este año, enfrentaba un proceso por diversas irregularidades acreditadas a su gestión.

Tras el repentino deceso y ante el procedimiento que afrontaba la Fiscalía informó en un primer momento que, habrían solicitado el documento certificado a los familiares.

No obstante, de manera posterior y ante el incumplimiento de la petición se optó por solicitar el documento a la Dirección del Registro Civil correspondiente mismo que tampoco se ha cumplido.

A casi cinco meses del deceso, resulta inconcebible que el documento siga –en el limbo- cuando según información oficial, la expedición de un certificado de defunción puede tardar tres días para emitirse y en casos muy complicados o de excesivos trámites hasta quince y ha pasado casi medio año.

En plena discusión pública por la aprobación o reprobación del dictamen de la Cuenta Pública 2018 de la administración de Arturo Núñez Jiménez lo menos que se necesita es más incertidumbre.

CONTORNO

Conservación: ante la crisis

12 mil árboles frutales de 22 especies comenzaron a sembrarse en fraccionamientos, colonias, escuelas, parques y domicilios particulares del Municipio de Centro con la finalidad de reactivar la producción y cosechar en un plazo mínimo de tres años dos de estas variedades: limón y mango.

El programa que es una réplica del federal, denominado “sembrando comida en tu colonia” busca retomar una tradición histórica que en el siglo pasado sirvió como sustento a miles de familias que crecieron consumiendo las frutas que cosechaban directamente de sus huertos.

A diferencia de otros programas, se anunció que este contará con una plataforma digital que tendrá un sistema de control de referencia, ubicación, características y etapas de crecimiento de los árboles para aprovechar de manera oportuna su etapa de producción.

Esta podría ser una buena idea y aún más un si fructifica un programa adicional en el que se capacitaría a la población para aprovechar la producción de mangos de temporada –por citar un ejemplo- que después de extirparles la pulpa de –manera artesanal o industrial- podrían congelarse para utilizarlas durante todo el año para consumo familiar o incluso para su comercialización.

En la era de la gran depresión en Estados Unidos las conservas de frutas y mermeladas fueron parte del sustento y de la supervivencia de muchas familias, incluso ahora, es una tradición en las temporadas invernales donde la agricultura enfrenta ciclos improductivos.

Mientras que aquí, en el Centro y en muchas partes de la entidad aún pueden observarse toneladas de frutas de todo tipo que se pudren por la falta de interés y aprovechamiento.

Para quien aún no lo entiende la crisis agroalimentaria es toda una realidad.

Las dificultades que enfrentan los estados del norte con la producción de frutas y vegetales por sequía extrema, inundaciones atípicas, granizo y hasta nevadas a los que se le suman ahora retrasos en la entrega de fertilizantes complicará el abasto del mercado de consumo nacional.

Lo importante es intentar algo distinto.

La duda razonable:

Por tercera vez consecutiva –desde el 11 de abril- el Fiscal General del Estado, Jaime Humberto Lastra Bastar volvió a referirse a la solicitud no culminada del acta de defunción que –certifica la muerte- de Amet Ramos Troconis, secretario de finanzas de la administración de Arturo Núñez Jiménez en el periodo comprendido de Enero 2015 a Diciembre del 2018.

Ramos Troconis quien de acuerdo a la versión de su viuda falleció víctima de un infarto la mañana del 11 de abril de este año, enfrentaba un proceso por diversas irregularidades acreditadas a su gestión.

Tras el repentino deceso y ante el procedimiento que afrontaba la Fiscalía informó en un primer momento que, habrían solicitado el documento certificado a los familiares.

No obstante, de manera posterior y ante el incumplimiento de la petición se optó por solicitar el documento a la Dirección del Registro Civil correspondiente mismo que tampoco se ha cumplido.

A casi cinco meses del deceso, resulta inconcebible que el documento siga –en el limbo- cuando según información oficial, la expedición de un certificado de defunción puede tardar tres días para emitirse y en casos muy complicados o de excesivos trámites hasta quince y ha pasado casi medio año.

En plena discusión pública por la aprobación o reprobación del dictamen de la Cuenta Pública 2018 de la administración de Arturo Núñez Jiménez lo menos que se necesita es más incertidumbre.

CONTORNO

Conservación: ante la crisis

12 mil árboles frutales de 22 especies comenzaron a sembrarse en fraccionamientos, colonias, escuelas, parques y domicilios particulares del Municipio de Centro con la finalidad de reactivar la producción y cosechar en un plazo mínimo de tres años dos de estas variedades: limón y mango.

El programa que es una réplica del federal, denominado “sembrando comida en tu colonia” busca retomar una tradición histórica que en el siglo pasado sirvió como sustento a miles de familias que crecieron consumiendo las frutas que cosechaban directamente de sus huertos.

A diferencia de otros programas, se anunció que este contará con una plataforma digital que tendrá un sistema de control de referencia, ubicación, características y etapas de crecimiento de los árboles para aprovechar de manera oportuna su etapa de producción.

Esta podría ser una buena idea y aún más un si fructifica un programa adicional en el que se capacitaría a la población para aprovechar la producción de mangos de temporada –por citar un ejemplo- que después de extirparles la pulpa de –manera artesanal o industrial- podrían congelarse para utilizarlas durante todo el año para consumo familiar o incluso para su comercialización.

En la era de la gran depresión en Estados Unidos las conservas de frutas y mermeladas fueron parte del sustento y de la supervivencia de muchas familias, incluso ahora, es una tradición en las temporadas invernales donde la agricultura enfrenta ciclos improductivos.

Mientras que aquí, en el Centro y en muchas partes de la entidad aún pueden observarse toneladas de frutas de todo tipo que se pudren por la falta de interés y aprovechamiento.

Para quien aún no lo entiende la crisis agroalimentaria es toda una realidad.

Las dificultades que enfrentan los estados del norte con la producción de frutas y vegetales por sequía extrema, inundaciones atípicas, granizo y hasta nevadas a los que se le suman ahora retrasos en la entrega de fertilizantes complicará el abasto del mercado de consumo nacional.

Lo importante es intentar algo distinto.

viernes 15 de noviembre de 2019

Entorno | PEMEX: entre pasivos y un pasivo

lunes 11 de noviembre de 2019

Entorno | ¿Qué ha hecho?

viernes 08 de noviembre de 2019

Entorno | El circo: cuentas y cuentos

viernes 25 de octubre de 2019

Entorno I MORENA: el disruptivo

viernes 18 de octubre de 2019

ENTORNO | Inversión y desorganización

viernes 11 de octubre de 2019

PEMEX ¿nueva relación?

Cargar Más