/ lunes 11 de marzo de 2019

El borrón se acerca

Mal cálculo hicieron empresarios si apostaron a que el borrón y cuenta nueva en consumo de energía eléctrica los tomará en cuenta. A decir del diputado federal, Manuel Rodríguez González, solo serán beneficiados usuarios de consumo doméstico.

El jaloneo está en a partir de cuándo se fijará el borrón. La Comisión Federal de Electricidad, vía su director, Manuel Barttlet, asumió que hasta el 30 de junio del año pasado.

Es decir, que una vez logrado el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en la presidencia, a partir del 1 de julio correrían los cobros a todos los usuarios domésticos en Tabasco, estuvieran o no en resistencia civil.

Pero el gobernador, Adán Augusto López Hernández, ha dicho que no. Que el borrón abarcará hasta el 31 de diciembre de 2018 y los usuarios empezarán a pagar los consumos a partir del 1 de enero de 2019. Y al parecer esta propuesta es la que prevalecerá.

Cuánto será ese monto y bajo qué criterios de medición se harán los cobros atrasados, ya pasó un bimestre este año, es lo que se negocia junto con una tarifa más baja porque de poco servirá condonar adeudos si con la actual tarifa vendrán altos los cobros y los usuarios volverán a caer en mora y será el cuento de no acabar.

El gobernador fue a la Ciudad de México, dicho por él mismo, a seguir las pláticas para avanzar en los acuerdos y al parecer se acerca la solución porque el sábado dijo aquí que alrededor del 23 de marzo hablará públicamente del asunto y dejó entrever un resultado favorable: “No se preocupen, se va a cumplir”. El borrón y tarifa menor, se entiende.

En el caso de empresarios que busquen la cancelación en el consumo de sus negocios vía la resistencia civil, el tema se complica porque las tarifas industriales y comerciales las determina la Comisión Reguladora de Energía, según explicó el diputado federal, Manuel Rodríguez, presidente de la Comisión de Energía.

Habrá que esperar si en el caso de las empresas se busca en las pláticas algún incentivo para que los negocios no quiebren o subsistan apenas ante los altos cobros por consumo de energía eléctrica en una economía local en la que son verdaderos valientes quienes aún las mantienen.

Pese a un escenario adverso como el de Tabasco en los últimos años, generan empleos, pago de salarios e impuestos que le sirven al gobierno para recaudar.

Ya pasaron dos meses del año y el tiempo juega en contra para los negociadores. Si los consumos habrá que pagarlos a partir del 1 de enero, comenzará a empalmarse la facturación.

Así que quienes puedan, a hacer un pequeño guardadito e irse preparando porque después, ya dijeron, no habrá pretextos para no cumplir. Se acabará la chechera, diría el tabasqueño.

HOJAS SUELTAS…

Tres puntos en Bitzales. Al foco rojo por la contaminación, muerte de mantíes, enfermedades e impacto en la pesca en Bitzales, Macuspana, la Semarnat y el gobierno estatal llevaron acuerdos. Josefa González y Mario Llergo presentaron un plan que contempla acciones inmediatas de remediación ambiental, pero también pagos por empleo temporal y perforación de pozos para potabilizar agua, además de brigadas de atención a la salud, todo autorizado ya por el presidente y por el gobernador. Desactivan así protestas justas, cumplen peticiones de pobladores y se establecen acciones concretas. “No vendría aquí si no hubiera un plan integral y una alianza entre las autoridades”, dijo la funcionaria federal.

Mal cálculo hicieron empresarios si apostaron a que el borrón y cuenta nueva en consumo de energía eléctrica los tomará en cuenta. A decir del diputado federal, Manuel Rodríguez González, solo serán beneficiados usuarios de consumo doméstico.

El jaloneo está en a partir de cuándo se fijará el borrón. La Comisión Federal de Electricidad, vía su director, Manuel Barttlet, asumió que hasta el 30 de junio del año pasado.

Es decir, que una vez logrado el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en la presidencia, a partir del 1 de julio correrían los cobros a todos los usuarios domésticos en Tabasco, estuvieran o no en resistencia civil.

Pero el gobernador, Adán Augusto López Hernández, ha dicho que no. Que el borrón abarcará hasta el 31 de diciembre de 2018 y los usuarios empezarán a pagar los consumos a partir del 1 de enero de 2019. Y al parecer esta propuesta es la que prevalecerá.

Cuánto será ese monto y bajo qué criterios de medición se harán los cobros atrasados, ya pasó un bimestre este año, es lo que se negocia junto con una tarifa más baja porque de poco servirá condonar adeudos si con la actual tarifa vendrán altos los cobros y los usuarios volverán a caer en mora y será el cuento de no acabar.

El gobernador fue a la Ciudad de México, dicho por él mismo, a seguir las pláticas para avanzar en los acuerdos y al parecer se acerca la solución porque el sábado dijo aquí que alrededor del 23 de marzo hablará públicamente del asunto y dejó entrever un resultado favorable: “No se preocupen, se va a cumplir”. El borrón y tarifa menor, se entiende.

En el caso de empresarios que busquen la cancelación en el consumo de sus negocios vía la resistencia civil, el tema se complica porque las tarifas industriales y comerciales las determina la Comisión Reguladora de Energía, según explicó el diputado federal, Manuel Rodríguez, presidente de la Comisión de Energía.

Habrá que esperar si en el caso de las empresas se busca en las pláticas algún incentivo para que los negocios no quiebren o subsistan apenas ante los altos cobros por consumo de energía eléctrica en una economía local en la que son verdaderos valientes quienes aún las mantienen.

Pese a un escenario adverso como el de Tabasco en los últimos años, generan empleos, pago de salarios e impuestos que le sirven al gobierno para recaudar.

Ya pasaron dos meses del año y el tiempo juega en contra para los negociadores. Si los consumos habrá que pagarlos a partir del 1 de enero, comenzará a empalmarse la facturación.

Así que quienes puedan, a hacer un pequeño guardadito e irse preparando porque después, ya dijeron, no habrá pretextos para no cumplir. Se acabará la chechera, diría el tabasqueño.

HOJAS SUELTAS…

Tres puntos en Bitzales. Al foco rojo por la contaminación, muerte de mantíes, enfermedades e impacto en la pesca en Bitzales, Macuspana, la Semarnat y el gobierno estatal llevaron acuerdos. Josefa González y Mario Llergo presentaron un plan que contempla acciones inmediatas de remediación ambiental, pero también pagos por empleo temporal y perforación de pozos para potabilizar agua, además de brigadas de atención a la salud, todo autorizado ya por el presidente y por el gobernador. Desactivan así protestas justas, cumplen peticiones de pobladores y se establecen acciones concretas. “No vendría aquí si no hubiera un plan integral y una alianza entre las autoridades”, dijo la funcionaria federal.

lunes 07 de octubre de 2019

Hoja de apuntes | Repartidera de culpas

viernes 04 de octubre de 2019

Alcaldías, ¿más de lo mismo?

lunes 30 de septiembre de 2019

Energía fósil, la apuesta

viernes 27 de septiembre de 2019

Del gozo al pozo

lunes 23 de septiembre de 2019

Los patitos feos

viernes 20 de septiembre de 2019

Descontrol en las calles

viernes 13 de septiembre de 2019

Salud cuesta arriba

lunes 09 de septiembre de 2019

Sin Amet, ¿a alguien le caerá el muerto?

viernes 06 de septiembre de 2019

Millonaria espera por una firma

Cargar Más