/ viernes 14 de enero de 2022

ARTILUGIOS. El panóptico altruista.

Panóptico es una construcción circular en la cual se podía vigilar a todos los presos a la vez a través de una torre colocada en medio

Panóptico es un modelo de prisión ideado por el filósofo alemán Jeremy Bentham, en 1791. Su nombre viene de la raíz griega “verlo todo” (pan- opticón), y como su propio nombre indica, se basaba en una construcción circular opaca por su cara exterior y transparente por su zona interior, de forma que, colocando una torre de vigilancia en medio, se podría vigilar a todos los presos a la vez con un mínimo consumo económico y personal. La peculiaridad de este sistema consiste en que la torre de guardia estaría tapada con celosías de forma que el que esté en su interior vería fuera mientras que los presos no sabrían si hay alguien vigilándoles o no. Algo así ocurre en la cinta Emojis (2017). Ahí vemos a la coordinadora de los emojis que vigila al usuario. En cuanto este quiere expresar algo buscando el emoji correcto, la coordinadora - exageradamente locuaz, hiperactiva, mala onda, algo histérica - lanza la orden y los emojis pelean por aparecer ante el usuario. Quien tiene más vistas es triunfador. El que menos tiene es perdedor. Otra forma de ver las cárceles. Volvamos al panóptico.

Foto: Cortesía | neoteo

En estos modelos de presidio, el reo tiene una presencia omnisciente que no le quita el ojo de encima - como en la película comentada más arriba -, lo que hace que se deshumanice, teniendo en todo momento una sensación de ser observado, llegando a crearle trastornos de conducta.

Sigue leyendo: Cortometraje Lito se proyecta en España

Esta idea de presidio ha sido reflejada de una u otra manera por muchos autores, por ejemplo, George Orwell en su 1984, critica a un sistema basado en un Gran hermano que lo ve todo, y los ciudadanos, en todo momento son controlados por este. Foucault habla de que la sociedad es un auténtico panóptico de Bentham.

Foto: Cortesía | muyhistoria

Más de 3000 cámaras velan por nuestra seguridad. El Gran Hermano ha llegado, nadie está libre. Es por nuestro bien. Si te quejas eres poco menos que un despreciable desagradecido. ¿Qué beneficio tiene este sistema de cámaras por todo nuestro entorno? Aparentemente nuestro bien. Ejemplo.

Un ladrón ataca a un transeúnte, las cámaras de vigilancia inmediatamente detectan el siniestro y la policía aparece con todos sus recursos para detener el hurto, al ladrón y a la víctima para que declare. Al menos esa es la teoría. ¿Cuántos ciudadanos conoce el atinado lector que me lee que hayan salido beneficiados de este panóptico altruista? Eche cuentas.

Otra forma de esta vigilancia a ultranza es cuando en alguna red social das like, o “me gusta” a una información o foto. De inmediato llegan a tu muro doscientas variantes de la información, todas queriéndote vender artículos o artefactos que necesitas de inmediato. Todo por un like. Esa es otra forma de “estar pendientes” de nosotros.

Foto: Cortesía

La red social no solo conforma nuestro universo de relaciones. También nos ve desde algún ángulo. No sabemos quién nos ve, sabemos que nos ve, esa es la más ominosa de las certezas. El individuo avanza por laberintos innombrables de las redes sin saber que un mundo lo vigila, como diría don Pedro Ferriz en su connotado programa de los años setenta. Lo que antes pareciera una aproximación a la ciencia ficción ahora lo vivimos todos los días. No damos pasos en falso.

Lee más: Palabras que usas diariamente y que no sabías que vienen del náhuatl

Lo que se pensó como aporte para la seguridad, siempre insegura, hoy parece ser para la vigilancia y toda vigilancia lleva consigo la suspicacia. Antes, las sombras seguían a cualquier actor político, sobre todo a los contrarios del regimen. Hoy la sombra ve desde su más diletante punto de vista lo que el usuario hace. Lo curioso es que si consultamos a la Agencia de Protección de Datos (APD) nos comunican que no tienen un censo real de las cámaras que nos controlan día a día, ya que, en muchas ocasiones no están registradas, estando colocadas de una forma ilegal, y en muchos casos, difundiendo sus imágenes sin el consentimiento de las personas vigiladas.

En total según una estimación estadística - ojo, no de México donde aún no puede (¿quiere?) regularizarse esta práctica, podríamos encontrarnos con 20000 ojos “velando por nuestra seguridad”, lo que hace que irónicamente estemos sacrificando sin saberlo en muchas ocasiones, y con nuestro consentimiento en otras, nuestras libertades individuales en pro de una “seguridad controlada” que, en demasiados casos, nos aporta una “sensación de protección” ni poco más…

Síguenos en Facebook: @elheraldodetab y en Twitter: @heraldodetab

Este modelo social hace que el individuo autogestione su comportamiento, dificultando la coordinación y fusión con el grupo en pos de mantener la conducta dentro de un rango establecido como correcto por el poder. Se dificulta la formación y acción de grupos divergentes con el orden establecido.

El uso de mecanismos basados en el mismo principio del panóptico permite que el poder no tenga que ser ejercido y manifestado de forma continua, puesto que si bien en la antigüedad había una persona que ejercía el poder y vigilaba si era obedecido, ahora cualquier persona o incluso objeto puede ser un representante de dicho poder. Se establecía una ley y una sanción a quien no la obedecía. Transgredida la ley, se ejercía la sanción. Hoy no tenemos una, y creo que ni otra.

El hecho de que la vigilancia sea invisible, es decir que las personas observadas no puedan determinar si están siendo observadas o no, hace que el comportamiento individual sea controlado incluso cuando no se vigila. El sujeto en posible observación intentará obedecer las normas impuestas con el fin de no ser sancionado.

También lee: Hallaron huellas humanas de 23 mil años: así cambia lo que sabíamos de nuestra especie

Foucault dice que el panóptico expresa muy bien el tipo de dominio que se da en la edad contemporánea, los mecanismos de vigilancia son introducidos en los cuerpos, forman parte de un tipo de violencia que se articula mediante las expectativas y los significados que transmiten los espacios y las instituciones.

En Orizaba, Veracruz, para ir concluyendo, los policías llevan una camarita integrada al uniforme. Al ser llamados a un operativo tienen la obligación de encender la camarita y no pueden ya apagarla. Al llegar a la base la entregan y se analiza la acción no solo del policía sino del mismo denunciante. Eso se nos olvida. El panóptico no solo puede vigilar hacia afuera. También puede hacerlo hacia adentro. Curioso, en verdad. Pareciera que la corrupción de los cuerpos policiacos concluye ahí. Pareciera.

Feliz primera mitad del año. Nos leeremos en próximos artilugios.

Panóptico es un modelo de prisión ideado por el filósofo alemán Jeremy Bentham, en 1791. Su nombre viene de la raíz griega “verlo todo” (pan- opticón), y como su propio nombre indica, se basaba en una construcción circular opaca por su cara exterior y transparente por su zona interior, de forma que, colocando una torre de vigilancia en medio, se podría vigilar a todos los presos a la vez con un mínimo consumo económico y personal. La peculiaridad de este sistema consiste en que la torre de guardia estaría tapada con celosías de forma que el que esté en su interior vería fuera mientras que los presos no sabrían si hay alguien vigilándoles o no. Algo así ocurre en la cinta Emojis (2017). Ahí vemos a la coordinadora de los emojis que vigila al usuario. En cuanto este quiere expresar algo buscando el emoji correcto, la coordinadora - exageradamente locuaz, hiperactiva, mala onda, algo histérica - lanza la orden y los emojis pelean por aparecer ante el usuario. Quien tiene más vistas es triunfador. El que menos tiene es perdedor. Otra forma de ver las cárceles. Volvamos al panóptico.

Foto: Cortesía | neoteo

En estos modelos de presidio, el reo tiene una presencia omnisciente que no le quita el ojo de encima - como en la película comentada más arriba -, lo que hace que se deshumanice, teniendo en todo momento una sensación de ser observado, llegando a crearle trastornos de conducta.

Sigue leyendo: Cortometraje Lito se proyecta en España

Esta idea de presidio ha sido reflejada de una u otra manera por muchos autores, por ejemplo, George Orwell en su 1984, critica a un sistema basado en un Gran hermano que lo ve todo, y los ciudadanos, en todo momento son controlados por este. Foucault habla de que la sociedad es un auténtico panóptico de Bentham.

Foto: Cortesía | muyhistoria

Más de 3000 cámaras velan por nuestra seguridad. El Gran Hermano ha llegado, nadie está libre. Es por nuestro bien. Si te quejas eres poco menos que un despreciable desagradecido. ¿Qué beneficio tiene este sistema de cámaras por todo nuestro entorno? Aparentemente nuestro bien. Ejemplo.

Un ladrón ataca a un transeúnte, las cámaras de vigilancia inmediatamente detectan el siniestro y la policía aparece con todos sus recursos para detener el hurto, al ladrón y a la víctima para que declare. Al menos esa es la teoría. ¿Cuántos ciudadanos conoce el atinado lector que me lee que hayan salido beneficiados de este panóptico altruista? Eche cuentas.

Otra forma de esta vigilancia a ultranza es cuando en alguna red social das like, o “me gusta” a una información o foto. De inmediato llegan a tu muro doscientas variantes de la información, todas queriéndote vender artículos o artefactos que necesitas de inmediato. Todo por un like. Esa es otra forma de “estar pendientes” de nosotros.

Foto: Cortesía

La red social no solo conforma nuestro universo de relaciones. También nos ve desde algún ángulo. No sabemos quién nos ve, sabemos que nos ve, esa es la más ominosa de las certezas. El individuo avanza por laberintos innombrables de las redes sin saber que un mundo lo vigila, como diría don Pedro Ferriz en su connotado programa de los años setenta. Lo que antes pareciera una aproximación a la ciencia ficción ahora lo vivimos todos los días. No damos pasos en falso.

Lee más: Palabras que usas diariamente y que no sabías que vienen del náhuatl

Lo que se pensó como aporte para la seguridad, siempre insegura, hoy parece ser para la vigilancia y toda vigilancia lleva consigo la suspicacia. Antes, las sombras seguían a cualquier actor político, sobre todo a los contrarios del regimen. Hoy la sombra ve desde su más diletante punto de vista lo que el usuario hace. Lo curioso es que si consultamos a la Agencia de Protección de Datos (APD) nos comunican que no tienen un censo real de las cámaras que nos controlan día a día, ya que, en muchas ocasiones no están registradas, estando colocadas de una forma ilegal, y en muchos casos, difundiendo sus imágenes sin el consentimiento de las personas vigiladas.

En total según una estimación estadística - ojo, no de México donde aún no puede (¿quiere?) regularizarse esta práctica, podríamos encontrarnos con 20000 ojos “velando por nuestra seguridad”, lo que hace que irónicamente estemos sacrificando sin saberlo en muchas ocasiones, y con nuestro consentimiento en otras, nuestras libertades individuales en pro de una “seguridad controlada” que, en demasiados casos, nos aporta una “sensación de protección” ni poco más…

Síguenos en Facebook: @elheraldodetab y en Twitter: @heraldodetab

Este modelo social hace que el individuo autogestione su comportamiento, dificultando la coordinación y fusión con el grupo en pos de mantener la conducta dentro de un rango establecido como correcto por el poder. Se dificulta la formación y acción de grupos divergentes con el orden establecido.

El uso de mecanismos basados en el mismo principio del panóptico permite que el poder no tenga que ser ejercido y manifestado de forma continua, puesto que si bien en la antigüedad había una persona que ejercía el poder y vigilaba si era obedecido, ahora cualquier persona o incluso objeto puede ser un representante de dicho poder. Se establecía una ley y una sanción a quien no la obedecía. Transgredida la ley, se ejercía la sanción. Hoy no tenemos una, y creo que ni otra.

El hecho de que la vigilancia sea invisible, es decir que las personas observadas no puedan determinar si están siendo observadas o no, hace que el comportamiento individual sea controlado incluso cuando no se vigila. El sujeto en posible observación intentará obedecer las normas impuestas con el fin de no ser sancionado.

También lee: Hallaron huellas humanas de 23 mil años: así cambia lo que sabíamos de nuestra especie

Foucault dice que el panóptico expresa muy bien el tipo de dominio que se da en la edad contemporánea, los mecanismos de vigilancia son introducidos en los cuerpos, forman parte de un tipo de violencia que se articula mediante las expectativas y los significados que transmiten los espacios y las instituciones.

En Orizaba, Veracruz, para ir concluyendo, los policías llevan una camarita integrada al uniforme. Al ser llamados a un operativo tienen la obligación de encender la camarita y no pueden ya apagarla. Al llegar a la base la entregan y se analiza la acción no solo del policía sino del mismo denunciante. Eso se nos olvida. El panóptico no solo puede vigilar hacia afuera. También puede hacerlo hacia adentro. Curioso, en verdad. Pareciera que la corrupción de los cuerpos policiacos concluye ahí. Pareciera.

Feliz primera mitad del año. Nos leeremos en próximos artilugios.

Local

Tramo carretero se cae a pedazos en Balancán; amagan con bloqueo

Habitantes de la vía San Pedro-Provincia en Balancán exigen una pronta solución, ya que se está cayendo a pedazos, de no ser así amagan con bloqueo

Policiaca

Campesino de 70 años muere aplastado por un tractor en Cunduacán

El hombre, identificado como Jorge Luis de 70 años, originario de la ranchería Plátano y Cacao primera sección, habría perdido el control de la unidad, resultando en que el tractor lo atropellara

Finanzas

¡No caigas en estafas! Alertan por falso "Bono mujeres" difundido por Whatsapp

La Secretaría de Bienestar, desmintió la existencia del supuesto programa "Bono Mujeres 2024", el cual prometía apoyos económicos para mujeres necesitadas

Turismo

‘10a Fiestas del Queso’ ¿Qué es y cuándo será en Tabasco?

Con la edición de la ‘10a Fiestas del Queso’ organizadores esperan una derrama económica de 100 mdp

Local

Jorge Bracamontes presidirá la Jucopo y a Morena en el Congreso

El diputado morenista fue electo por unanimidad tanto para estar al frente de la Jucopo y la coordinación de la Fracción Parlamentaria de Morena

Local

Paralizan transportistas ruta Méndez en Villahermosa

Transportistas acusan incumplimiento de pagos de subsidios por 35 mdp