/ viernes 21 de diciembre de 2018

Pagar… lo que se debe

Es un tema finito.

Desde el interior de la propia Secretaría de Finanzas más de una voz –sostiene- que las ministraciones federales llegaron en tiempo y en forma.

Por eso no se entiende el atraso y nadie sale a dar una versión oficial sobre lo que está sucediendo, no lo hace ante medios el vocero Francisco Peralta Burelo que vio incrementado su presupuesto para darle salida a los temas gubernamentales y por supuesto a las muchas crisis de comunicación como la que actualmente se está viviendo.

De cualquier manera, las benditas redes que ahora para algunos son malditas, están informando a detalle las movilizaciones, bloqueos, paros y demás acciones que tienen convertida en un caos a la capital de Tabasco, en la antesala de una “era soñada” para la entidad.

Tampoco lo hace el secretario de planeación y finanzas, Amet Ramos Troconis a quien muchos integrantes del gabinete, secretarios, directores -en privado y unos pocos en público- lo señalan de haber centralizado los recursos provenientes de la Federación mismos que no se dispersan de acuerdo a lo programado.

El gobernador Arturo Núñez Jiménez por su parte salió ayer por medio de su cuenta de Twitter en dos mensajes posteó:

“agradezco la solidaridad del Presidente de la República Lic. @lopezobrador_ y del Gobernador Electo Lic. @adan_augusto. Cumpliremos todas las obligaciones del Gobierno del Estado de Tabasco con su personal.”

Y en un segundo tweet compartió:

“Estoy pendiente desde mis oficinas en Villahermosa de la recepción de los recursos federales en apoyo a #Tabasco.”

Aún y cuando el gobernador electo reconoció su participación en “distintos momentos” ante las autoridades federales para buscar una salida a los problemas financieros de Tabasco, la crisis por los múltiples pagos de fin de año (independientemente de aguinaldos y quincenas) rebasó por completo al Poder Ejecutivo.

Y lo peor es que difícilmente habrá una salida, salvo aquella que sea a cuenta del presupuesto de la próxima administración y es ahí donde comenzaron a tomar distancia.

El comunicado emitido el pasado 19 de diciembre por “Transición Tabasco” firmado por Oralia del Carmen Canepa Martínez aunque si bien es cierto no es del todo preciso sí se puede interpretar un deslinde sobre lo que podrían heredar a la nueva administración y que “no reconocerán”.

Es una señal de ello y muy clara colocar en mayúsculas las palabras NO y NI en el tercer párrafo para precisar que:

“cualquier otro tipo de obligación financiera, NO puede, NI debe ser considerada como una obligación de pago para la nueva administración”.

Y finalmente en el cuarto párrafo:

“En este sentido, se informa a la sociedad tabasqueña que el próximo gobierno estatal habrá de analizar MINUCIOSAMENTE la información que reciba de adeudos de la administración saliente, en especial lo del sector salud”.

De manera que el problema financiero no es menor e imposible de resolver en los 10 días que restan de la actual administración.

El Gobierno de Tabasco tenía contemplado recibir en esta última quincena del año alrededor de mil 200 millones de pesos (quizá por eso el tweet de Núñez) pero enfrentan pasivos por alrededor de 3 mil millones de pesos que requieren pago inmediato.

Más, la deuda a proveedores y otros servicios financieros.

Y un dato frío sobre salud: uno de los empresarios que más ha peleado por los adeudos de salud contraídos con la actual administración habla de una cantidad superior a los mil millones de pesos, con la particularidad de que no está soportada legalmente –a diferencia de la que dejó Andrés Granier aunque deuda también- pero que según los empresarios –todo lo requerido por el sector salud fue suministrado- y así muchos otros casos.

Eso que apenas es: la punta del iceberg.

CONTORNO

Marta, Melchor y ¿perversión?

El día que la Presidenta del DIF Marta Lilia López Aguilera de Núñez acudió al Hospital del Niño a visitar a un familiar y al salir interceptada, increpada y retenida por familiares de pacientes de ese nosocomio en demanda de atención de calidad, insumos, medicamentos y también por parte de trabajadores federales de salud en demanda de sus pagos a partir del mediodía, esa misma tarde Melchor López Hernández (hermano del gobernador electo) rendía protesta como Notario Número 13 frente al gobernador Núñez como lo marca el protocolo.

En realidad Melchor López Hernández rindió protesta como Titular a la Notaría de la que era Adscrito y según la Ley del Notariado Mexicano está en su completo derecho, el hecho es que se generó confusión porque se afirmó que “le habían otorgado una nueva notaría”.

Y por supuesto que caben algunas preguntas obligadas para despejar “malas interpretaciones o intenciones aviesas”.

javiermarinhdez@hotmail.com

Es un tema finito.

Desde el interior de la propia Secretaría de Finanzas más de una voz –sostiene- que las ministraciones federales llegaron en tiempo y en forma.

Por eso no se entiende el atraso y nadie sale a dar una versión oficial sobre lo que está sucediendo, no lo hace ante medios el vocero Francisco Peralta Burelo que vio incrementado su presupuesto para darle salida a los temas gubernamentales y por supuesto a las muchas crisis de comunicación como la que actualmente se está viviendo.

De cualquier manera, las benditas redes que ahora para algunos son malditas, están informando a detalle las movilizaciones, bloqueos, paros y demás acciones que tienen convertida en un caos a la capital de Tabasco, en la antesala de una “era soñada” para la entidad.

Tampoco lo hace el secretario de planeación y finanzas, Amet Ramos Troconis a quien muchos integrantes del gabinete, secretarios, directores -en privado y unos pocos en público- lo señalan de haber centralizado los recursos provenientes de la Federación mismos que no se dispersan de acuerdo a lo programado.

El gobernador Arturo Núñez Jiménez por su parte salió ayer por medio de su cuenta de Twitter en dos mensajes posteó:

“agradezco la solidaridad del Presidente de la República Lic. @lopezobrador_ y del Gobernador Electo Lic. @adan_augusto. Cumpliremos todas las obligaciones del Gobierno del Estado de Tabasco con su personal.”

Y en un segundo tweet compartió:

“Estoy pendiente desde mis oficinas en Villahermosa de la recepción de los recursos federales en apoyo a #Tabasco.”

Aún y cuando el gobernador electo reconoció su participación en “distintos momentos” ante las autoridades federales para buscar una salida a los problemas financieros de Tabasco, la crisis por los múltiples pagos de fin de año (independientemente de aguinaldos y quincenas) rebasó por completo al Poder Ejecutivo.

Y lo peor es que difícilmente habrá una salida, salvo aquella que sea a cuenta del presupuesto de la próxima administración y es ahí donde comenzaron a tomar distancia.

El comunicado emitido el pasado 19 de diciembre por “Transición Tabasco” firmado por Oralia del Carmen Canepa Martínez aunque si bien es cierto no es del todo preciso sí se puede interpretar un deslinde sobre lo que podrían heredar a la nueva administración y que “no reconocerán”.

Es una señal de ello y muy clara colocar en mayúsculas las palabras NO y NI en el tercer párrafo para precisar que:

“cualquier otro tipo de obligación financiera, NO puede, NI debe ser considerada como una obligación de pago para la nueva administración”.

Y finalmente en el cuarto párrafo:

“En este sentido, se informa a la sociedad tabasqueña que el próximo gobierno estatal habrá de analizar MINUCIOSAMENTE la información que reciba de adeudos de la administración saliente, en especial lo del sector salud”.

De manera que el problema financiero no es menor e imposible de resolver en los 10 días que restan de la actual administración.

El Gobierno de Tabasco tenía contemplado recibir en esta última quincena del año alrededor de mil 200 millones de pesos (quizá por eso el tweet de Núñez) pero enfrentan pasivos por alrededor de 3 mil millones de pesos que requieren pago inmediato.

Más, la deuda a proveedores y otros servicios financieros.

Y un dato frío sobre salud: uno de los empresarios que más ha peleado por los adeudos de salud contraídos con la actual administración habla de una cantidad superior a los mil millones de pesos, con la particularidad de que no está soportada legalmente –a diferencia de la que dejó Andrés Granier aunque deuda también- pero que según los empresarios –todo lo requerido por el sector salud fue suministrado- y así muchos otros casos.

Eso que apenas es: la punta del iceberg.

CONTORNO

Marta, Melchor y ¿perversión?

El día que la Presidenta del DIF Marta Lilia López Aguilera de Núñez acudió al Hospital del Niño a visitar a un familiar y al salir interceptada, increpada y retenida por familiares de pacientes de ese nosocomio en demanda de atención de calidad, insumos, medicamentos y también por parte de trabajadores federales de salud en demanda de sus pagos a partir del mediodía, esa misma tarde Melchor López Hernández (hermano del gobernador electo) rendía protesta como Notario Número 13 frente al gobernador Núñez como lo marca el protocolo.

En realidad Melchor López Hernández rindió protesta como Titular a la Notaría de la que era Adscrito y según la Ley del Notariado Mexicano está en su completo derecho, el hecho es que se generó confusión porque se afirmó que “le habían otorgado una nueva notaría”.

Y por supuesto que caben algunas preguntas obligadas para despejar “malas interpretaciones o intenciones aviesas”.

javiermarinhdez@hotmail.com

lunes 14 de enero de 2019

Morir en el Pantano

viernes 21 de diciembre de 2018

Pagar… lo que se debe

lunes 17 de diciembre de 2018

La recuperación factible

viernes 14 de diciembre de 2018

Tribunal y Fiscalía: renuncias anticipadas

lunes 03 de diciembre de 2018

La hora del sureste comienza en Tabasco

Cargar Más