/ martes 12 de marzo de 2019

Refinería: ¿qué hay detrás de su atraso?

La secretaria de Energía del gobierno federal, Rocío Nahle, reiteró ayer que la refinería de Dos Bocas estará lista en tres años y que tendrá un costo de entre 6 mil millones de dólares y 8 mil millones de dólares. La información sería de suyo positivo para Tabasco si no fuera porque detrás del tema hay un diferendo entre las dependencias encargadas de su construcción.

La planta que estará ubicada en el puerto petrolero de Paraíso representa una tabla de salvación en el mar de la crisis que vive Tabasco ante la falta de circulante en los sectores público y privado.

Pero la obra prometida en campaña por el presidente Andrés Manuel López Obrador presenta un atraso por un pleito a navaja limpia entre Nahle y el director general de Pemex, el tabasqueño Octavio Romero Oropeza.

El viernes pasado, el analista Mario Maldonado, de El Universal, reveló en su espacio Historias de negoceos (así con E), las causas por las que va para largo el arranque de ese complejo.

Aquí unos párrafos de la columna que es referente entre los hombres de negocios del país:

Roció Nahle y Octavio Romero no se pueden ver ni en pintura. No se llevan bien, tienen visiones encontradas sobre el sector energético y aunque los dos gozan del apoyo del presidente –quien rechaza la escaramuza– ninguno quiere hacerse responsable de las malas decisiones, principalmente en Pemex.

“El origen de la discordia es el proyecto que Andrés Manuel López Obrador les prometió a sus paisanos: una nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco. Rocío Nahle, actual secretaria de Energía, le metió en la cabeza al presidente que su construcción era viable y que podía hacerse en un tiempo récord, pero los técnicos de Pemex –los que conocen el fondo de las refinerías– la aterrizaron a la realidad: ni costará 6 mil millones de dólares ni tardará en hacerse tres años; mínimo costará el doble y tardará cinco años en levantarse, lo cual ya es del conocimiento de AMLO y de Romero.

“Al director general de Pemex le molestó que la secretaria de Energía no se haya tomado el tiempo de hacer un análisis profundo del tiempo y costo que tendría una nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco, y que se haya basado solamente en un viaje a la India, en julio del año pasado, donde visitó la refinería más grande del mundo, la cual se construyó en 36 meses con un costo de 6 mil millones de dólares. Un detalle importante es que la refinería de Jamnagar, India, llevaba varios años en planeación...

“En la lucha por el poder del sector energético, Octavio Romero tiene el respaldo del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, mientras que a Rocío Nahle la apoyan el director general de Pemex, Manuel Bartlett, y el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Sherer” (…).

Hasta ahí lo del choque entre Rocío y Octavio.

Ese mismo día, Pascal Beltrán del Río, director editorial y columnista de Excélsior, reveló que también hay un diferendo entre el gobernador Adán Augusto López Hernández con Manuel Bartlett por el tema de la condonación de la deuda con Tabasco, calculada en más de 10 mil millones de pesos, y por la tarifa preferencial para el estado.

PARA SU INFORMACIÓN…

SE TENÍA CONTEMPLADO que ayer el Cabildo de Centro le diera entrada al oficio para que Evaristo Hernández Cruz volviera a sus funciones de alcalde capitalino, luego de pedir licencia por un mes para atenderse de un problema crónico en la garganta que ameritaba cirugía. El regreso oficial es un mero trámite protocolario: el edil tiene bien asidas las riendas de la comuna y la prueba es que en su ausencia no se paralizó la estructura municipal.

La secretaria de Energía del gobierno federal, Rocío Nahle, reiteró ayer que la refinería de Dos Bocas estará lista en tres años y que tendrá un costo de entre 6 mil millones de dólares y 8 mil millones de dólares. La información sería de suyo positivo para Tabasco si no fuera porque detrás del tema hay un diferendo entre las dependencias encargadas de su construcción.

La planta que estará ubicada en el puerto petrolero de Paraíso representa una tabla de salvación en el mar de la crisis que vive Tabasco ante la falta de circulante en los sectores público y privado.

Pero la obra prometida en campaña por el presidente Andrés Manuel López Obrador presenta un atraso por un pleito a navaja limpia entre Nahle y el director general de Pemex, el tabasqueño Octavio Romero Oropeza.

El viernes pasado, el analista Mario Maldonado, de El Universal, reveló en su espacio Historias de negoceos (así con E), las causas por las que va para largo el arranque de ese complejo.

Aquí unos párrafos de la columna que es referente entre los hombres de negocios del país:

Roció Nahle y Octavio Romero no se pueden ver ni en pintura. No se llevan bien, tienen visiones encontradas sobre el sector energético y aunque los dos gozan del apoyo del presidente –quien rechaza la escaramuza– ninguno quiere hacerse responsable de las malas decisiones, principalmente en Pemex.

“El origen de la discordia es el proyecto que Andrés Manuel López Obrador les prometió a sus paisanos: una nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco. Rocío Nahle, actual secretaria de Energía, le metió en la cabeza al presidente que su construcción era viable y que podía hacerse en un tiempo récord, pero los técnicos de Pemex –los que conocen el fondo de las refinerías– la aterrizaron a la realidad: ni costará 6 mil millones de dólares ni tardará en hacerse tres años; mínimo costará el doble y tardará cinco años en levantarse, lo cual ya es del conocimiento de AMLO y de Romero.

“Al director general de Pemex le molestó que la secretaria de Energía no se haya tomado el tiempo de hacer un análisis profundo del tiempo y costo que tendría una nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco, y que se haya basado solamente en un viaje a la India, en julio del año pasado, donde visitó la refinería más grande del mundo, la cual se construyó en 36 meses con un costo de 6 mil millones de dólares. Un detalle importante es que la refinería de Jamnagar, India, llevaba varios años en planeación...

“En la lucha por el poder del sector energético, Octavio Romero tiene el respaldo del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, mientras que a Rocío Nahle la apoyan el director general de Pemex, Manuel Bartlett, y el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Sherer” (…).

Hasta ahí lo del choque entre Rocío y Octavio.

Ese mismo día, Pascal Beltrán del Río, director editorial y columnista de Excélsior, reveló que también hay un diferendo entre el gobernador Adán Augusto López Hernández con Manuel Bartlett por el tema de la condonación de la deuda con Tabasco, calculada en más de 10 mil millones de pesos, y por la tarifa preferencial para el estado.

PARA SU INFORMACIÓN…

SE TENÍA CONTEMPLADO que ayer el Cabildo de Centro le diera entrada al oficio para que Evaristo Hernández Cruz volviera a sus funciones de alcalde capitalino, luego de pedir licencia por un mes para atenderse de un problema crónico en la garganta que ameritaba cirugía. El regreso oficial es un mero trámite protocolario: el edil tiene bien asidas las riendas de la comuna y la prueba es que en su ausencia no se paralizó la estructura municipal.

miércoles 17 de abril de 2019

Gobierno actual se queda sin “trofeo”

martes 16 de abril de 2019

Del odio a la incredulidad colectiva

viernes 12 de abril de 2019

Muere, gusano, muere

jueves 11 de abril de 2019

El carnicero Arturo Núñez

martes 09 de abril de 2019

Núñez: del cielo al suelo…

jueves 04 de abril de 2019

Núñez, prueba de vida para Morena

miércoles 03 de abril de 2019

Nada justifica la humillación a medios

Cargar Más