/ lunes 24 de junio de 2019

Alito, percibido como la carta fuerte

Para ser un partido considerado en la lona tras la derrota electoral en 2018, la renovación de la dirigencia nacional del PRI ocupó espacios destacados en los medios de comunicación nacional y, principalmente, en torno a la figura de uno de los contendientes que es visto ya como el próximo piloto de ese partido, Alejandro Moreno Cárdenas.

Sea por su mensaje político, que no solo incluyó la necesaria visión de cómo mejorar la vida interna del priismo sino también de posicionamiento frente a Morena que es hoy el partido dominante, o por las muestras de mayor músculo que sus contrincantes, e incluso de críticas por parte de otras fórmulas, el campechano se llevó la jornada de los registros.

El contenido de su discurso fue no solo el de un aspirante fuerte, sino el de un dirigente electo. De ahí su repercusión mediática.

Con la frase de “Morena es ave de paso”, fijó el antagonismo partidario; con “somos políticos y hacemos política, no como ex funcionarios medianos que se fueron recientemente a quienes les sobró ambición y les faltó amor por el PRI”, le respondió a José Narro.

Ya entrado en calor, en referencia a él y su compañera, Carolina Viggiano, que han escalado desde abajo posiciones, le dio un tallón a la yucateca Ivonne Ortega con el “nosotros sabemos sudar la camiseta, sabemos ser leales. No como otras que cuando vivimos los momentos más difíciles del PRI el año pasado, ni siquiera estaban en nuestro país”.

Esbozó también a ese PRI que desea moldear como progresista, moderno y digital que conecte con el México de hoy con el México del mañana.

No es para menos lo que mostró la fórmula Moreno-Viggiano para registrarse. Entregó el respaldo de 30 comités estatales, de siete sectores internos del PRI, de cinco mil 352 consejeros estatales y de 240 nacionales.

Ante esa demostración de fuerza, al resto de los aspirantes solo les quedó recurrir al discurso de la descalificación y de la victimización.

Por eso tanto Ivonne Ortega como Ulises Ruiz, con problemas para cumplir los requisitos de inscripción, hablan de una cargada en favor de Moreno y Viggiano, así como de un padrón que por cierto fue validado por el INE, a manera de salvar la cara al final de la jornada de elección programada para el 11 de agosto.

En principio el proceso interno y su resultado importan a los priistas que, pese a ver cómo sucumbió su partido en las urnas derivado de escándalos de corrupción y candidatos poco competitivos, sienten que pueden arar en un campo político-electoral semidesértico para ellos.

A partir de allí se verá si con un liderazgo que articule a otros más hasta el nivel local, logran ser vistos como viable opción electoral y ponerse a prueba en 2021.

Basta recordar que, pese a todo, hoy gobierna el PRI en 12 entidades, un tercio del país, pero en siete de ellas habrá renovación dentro de dos años. De ese tamaño será el reto para la nueva dirigencia que, todo indica, encabezará Moreno Cárdenas.

HOJAS SUELTAS…

Después de ocuparse las instalaciones del Parque Tomás Garrido para un espectáculo de luces, sería oportuno saber si hay algún proyecto de rescate del Musevi, pues se deteriora cada vez más y es una inversión millonaria con dinero público. Tal como se mejoró el Reloj Floral, se requiere hacer algo similar por parte del municipio.


Para ser un partido considerado en la lona tras la derrota electoral en 2018, la renovación de la dirigencia nacional del PRI ocupó espacios destacados en los medios de comunicación nacional y, principalmente, en torno a la figura de uno de los contendientes que es visto ya como el próximo piloto de ese partido, Alejandro Moreno Cárdenas.

Sea por su mensaje político, que no solo incluyó la necesaria visión de cómo mejorar la vida interna del priismo sino también de posicionamiento frente a Morena que es hoy el partido dominante, o por las muestras de mayor músculo que sus contrincantes, e incluso de críticas por parte de otras fórmulas, el campechano se llevó la jornada de los registros.

El contenido de su discurso fue no solo el de un aspirante fuerte, sino el de un dirigente electo. De ahí su repercusión mediática.

Con la frase de “Morena es ave de paso”, fijó el antagonismo partidario; con “somos políticos y hacemos política, no como ex funcionarios medianos que se fueron recientemente a quienes les sobró ambición y les faltó amor por el PRI”, le respondió a José Narro.

Ya entrado en calor, en referencia a él y su compañera, Carolina Viggiano, que han escalado desde abajo posiciones, le dio un tallón a la yucateca Ivonne Ortega con el “nosotros sabemos sudar la camiseta, sabemos ser leales. No como otras que cuando vivimos los momentos más difíciles del PRI el año pasado, ni siquiera estaban en nuestro país”.

Esbozó también a ese PRI que desea moldear como progresista, moderno y digital que conecte con el México de hoy con el México del mañana.

No es para menos lo que mostró la fórmula Moreno-Viggiano para registrarse. Entregó el respaldo de 30 comités estatales, de siete sectores internos del PRI, de cinco mil 352 consejeros estatales y de 240 nacionales.

Ante esa demostración de fuerza, al resto de los aspirantes solo les quedó recurrir al discurso de la descalificación y de la victimización.

Por eso tanto Ivonne Ortega como Ulises Ruiz, con problemas para cumplir los requisitos de inscripción, hablan de una cargada en favor de Moreno y Viggiano, así como de un padrón que por cierto fue validado por el INE, a manera de salvar la cara al final de la jornada de elección programada para el 11 de agosto.

En principio el proceso interno y su resultado importan a los priistas que, pese a ver cómo sucumbió su partido en las urnas derivado de escándalos de corrupción y candidatos poco competitivos, sienten que pueden arar en un campo político-electoral semidesértico para ellos.

A partir de allí se verá si con un liderazgo que articule a otros más hasta el nivel local, logran ser vistos como viable opción electoral y ponerse a prueba en 2021.

Basta recordar que, pese a todo, hoy gobierna el PRI en 12 entidades, un tercio del país, pero en siete de ellas habrá renovación dentro de dos años. De ese tamaño será el reto para la nueva dirigencia que, todo indica, encabezará Moreno Cárdenas.

HOJAS SUELTAS…

Después de ocuparse las instalaciones del Parque Tomás Garrido para un espectáculo de luces, sería oportuno saber si hay algún proyecto de rescate del Musevi, pues se deteriora cada vez más y es una inversión millonaria con dinero público. Tal como se mejoró el Reloj Floral, se requiere hacer algo similar por parte del municipio.


lunes 19 de agosto de 2019

Alito, de las palabras a los hechos

viernes 16 de agosto de 2019

Exoneración

miércoles 14 de agosto de 2019

Refinería, retribución en marcha

lunes 12 de agosto de 2019

Alito, la urgente recomposición

viernes 09 de agosto de 2019

Personales estilos de gobernar

viernes 02 de agosto de 2019

Garrote para quien lo trabaje

miércoles 31 de julio de 2019

A paso de tortuga

lunes 29 de julio de 2019

Poner orden 30 años después

miércoles 24 de julio de 2019

Motos y balas

Cargar Más