/ lunes 12 de octubre de 2020

“Desperté y no podía moverme, no era parálisis del sueño”

Mily asegura que mientras estaba inmóvil un ente le hablaba al oído, palabras que no pudo entender

El siguiente relato nos lo comparte nuestra lectora Milagros de Guadalupe Luna, hechos que ocurrieron en una casa ubicada en el fraccionamiento Bosques de Saloya, perteneciente al municipio de Nacajuca.

Y aunque muchos podrían atribuir el hecho a la llamada “parálisis del sueño”, Mily, como la llaman cariñosamente, afirma que no se trató de tal fenómeno, sino que en realidad, era un ente de otro mundo.

“Estaba durmiendo, de pronto desperté y no podía moverme, mi cuerpo estaba inmovilizado totalmente a excepción de mis ojos, sentía un gran miedo porque a lado de mi cama alcanzaba a ver de reojo un gran bulto negro, quería gritar pero mi lengua la sentía enredada y torcida hacia atrás. Aparte ningún sonido pudo salir de adentro de mí. Volví a intentarlo y nada, yo gritaba con todas mis fuerzas pero mi voz no salía".

“Al recordarlo mi piel se eriza porque lo que nunca olvido es que mientras quería salir corriendo y gritando pero no podía, en mi oído izquierdo alguien me hablaba en otro idioma que yo no conozco. No sé que es lo que me decía, pero sí sé que estaba tratando de amedrentarme por el tono que usaba".

El ente hablaba pero ella no le entendía.

“La voz era como de esos duendes malos que salen en las películas. Gruñones. Pero créanme que en esa ocasión no era chistoso. Era horrible, se sentía horrible, yo me sentía impotente porque eso, (lo que quiera que haya sido) me estaba dominando y me estaba haciendo sentir algo espantoso. Aparte al mismo tiempo ahí seguía ese bulto grande que no alcanzaba a distinguir bien, que estaba por mis pies".

“Entonces, cerré mis ojos y lo que pensé fue en rezar el padre nuestro,y gracias a Dios fue la única forma en que pude moverme. Abrí los ojos y me levanté de mi cama, no quise voltear a ver nada, sólo salí de mi cuarto y me fui al de mi abue y le dije lo que me había pasado. Ella junto conmigo fue a ver y obviamente no había nada".

“Ya me ha pasado esta situación de despertar paralizada y es horrible. Estas entidades de bajo astral te impiden hablar para hacerte sufrir un rato. Es mejor guardar la calma".

En la segunda ocasión que me ha sucedió no podía recordar el padre nuestro. Te hacen jugarretas esos entes”.

Al recordarlo mi piel se eriza porque lo que nunca olvido es que mientras quería salir corriendo y gritando pero no podía, en mi oído izquierdo alguien me hablaba en otro idioma que yo no conozco

El siguiente relato nos lo comparte nuestra lectora Milagros de Guadalupe Luna, hechos que ocurrieron en una casa ubicada en el fraccionamiento Bosques de Saloya, perteneciente al municipio de Nacajuca.

Y aunque muchos podrían atribuir el hecho a la llamada “parálisis del sueño”, Mily, como la llaman cariñosamente, afirma que no se trató de tal fenómeno, sino que en realidad, era un ente de otro mundo.

“Estaba durmiendo, de pronto desperté y no podía moverme, mi cuerpo estaba inmovilizado totalmente a excepción de mis ojos, sentía un gran miedo porque a lado de mi cama alcanzaba a ver de reojo un gran bulto negro, quería gritar pero mi lengua la sentía enredada y torcida hacia atrás. Aparte ningún sonido pudo salir de adentro de mí. Volví a intentarlo y nada, yo gritaba con todas mis fuerzas pero mi voz no salía".

“Al recordarlo mi piel se eriza porque lo que nunca olvido es que mientras quería salir corriendo y gritando pero no podía, en mi oído izquierdo alguien me hablaba en otro idioma que yo no conozco. No sé que es lo que me decía, pero sí sé que estaba tratando de amedrentarme por el tono que usaba".

El ente hablaba pero ella no le entendía.

“La voz era como de esos duendes malos que salen en las películas. Gruñones. Pero créanme que en esa ocasión no era chistoso. Era horrible, se sentía horrible, yo me sentía impotente porque eso, (lo que quiera que haya sido) me estaba dominando y me estaba haciendo sentir algo espantoso. Aparte al mismo tiempo ahí seguía ese bulto grande que no alcanzaba a distinguir bien, que estaba por mis pies".

“Entonces, cerré mis ojos y lo que pensé fue en rezar el padre nuestro,y gracias a Dios fue la única forma en que pude moverme. Abrí los ojos y me levanté de mi cama, no quise voltear a ver nada, sólo salí de mi cuarto y me fui al de mi abue y le dije lo que me había pasado. Ella junto conmigo fue a ver y obviamente no había nada".

“Ya me ha pasado esta situación de despertar paralizada y es horrible. Estas entidades de bajo astral te impiden hablar para hacerte sufrir un rato. Es mejor guardar la calma".

En la segunda ocasión que me ha sucedió no podía recordar el padre nuestro. Te hacen jugarretas esos entes”.

Al recordarlo mi piel se eriza porque lo que nunca olvido es que mientras quería salir corriendo y gritando pero no podía, en mi oído izquierdo alguien me hablaba en otro idioma que yo no conozco

Local

Crecen cifras de contagios Covid-19 en Tabasco

En últimas horas la entidad registró 147 nuevos casos, alcanzando la cifra general de 65,618

Policiaca

[Video] Exhiben a presunto pederasta en Huimanguillo

El sujeto fue captado dentro del río Mezcalapa en situación indebida con una menor de edad

Local

No habrá agua el domingo 9 de mayo en Villahermosa

SAS informó que por espacio de tres horas será suspendido el servicio y llamó a tomar previsiones

Sociedad

Huyen 200 familias de los Altos de Jalisco por el narco

Las balaceras entre cárteles antagónicos obligó a huir a los pobladores de cinco comunidades

Sociedad

Hay 11 mil haitianos varados en Chiapas

La situación que prevalece en la frontera sur es preocupante por el aumento en la llegada, dice ACNUR

Mundo

Desaparecen cientos de personas en Colombia

Protestas contra el gobierno se trasladan a otros países; civiles armados siguen atacando marchas pacíficas

Sociedad

La vida después de La Tuta, el viacrucis de un expolicía tras la captura

Juan José Villegas resultó lesionado durante uno de los operativos contra La Familia Michoacana

Política

Diputados dan 30 días a Saúl Huerta para desahogo de pruebas en desafuero

El pasado 27 de abril, la Fiscalía capitalina manifestó que hay indicios de que el diputado  Huerta Corona abusó sexualmente en contra de dos jóvenes

Gossip

Al igual que Benito en Vecinos, nadie me manda: Octavio Ocaña

Tal como sucede en la décima temporada de la serie, el actor ya piensa en formar su propia familia