/ jueves 9 de abril de 2020

Reprueban negligencia hacia reporteros

Como preocupante calificó la asociación "Reporteros sin Fronteras" el actuar de autoridades de Salud para atender a los representantes de la prensa que acudieron a los informes sobre el coronavirus

Como preocupante calificó la asociación internacional Reporteros Sin Fronteras, la situación que se vive en los estados de Tabasco y Coahuila, por la respuesta tardía de las autoridades de Salud para atender, en el caso de Tabasco, a los representantes de los medios de comunicación que cubrieron las ruedas de prensa de la Secretaría de Salud, y en el caso de Coahuila, por la cobertura que los medios dieron a una protesta en un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en donde podrían haberse contagiado de coronavirus.

De acuerdo a Balbina Flores Martínez, representante de Reporteros Sin Fronteras en México, aunque en el caso de Tabasco no se han presentado casos positivos a representantes de los medios de comunicación, la labor periodística sigue siendo una de las de mayor riesgo no sólo en esta contingencia por el Covid-19.

Esto luego de la respuesta tardía de la Secretaría de Salud en el estado para atender a los reporteros que cubrieron las conferencias de prensa de la secretaria de Salud, Silvia Roldán Fernández, quien posteriormente dio positiva salud.

Desde un principio, la dependencia se mostró renuente a aplicar pruebas rápidas y sólo les realiza un monitoreo telefónica a distancia, en donde les preguntan si tienen dolor de cabeza, fiebre, tos y dolor de huesos.

“Tenemos ahora un caso un poco similar en Coahuila, donde hay un grupo de reporteros que fueron a cubrir una manifestación en un hospital donde hubo varias personas infectadas, incluso una manifestación de médicos, por lo que estamos pendientes, obviamente sabemos que están siendo monitoreados, también hay una preocupación por las y los periodistas que hicieron coberturas de estos eventos, y entiendo que la preocupación es que se sienten en riesgo por esta situación”, expresó vía telefónica con El Heraldo de Tabasco.

Indicó que el periodismo es una de las actividades más riesgosas sobre todo en México, no sólo en este tipo de emergencias, sino porque han sido asesinados más de 150 periodistas del año 2000 a la fecha, y 21 de ellos se encuentran desaparecidos; “Es muy importante en el marco de este contexto de la emergencia de Covid-19 no hay que pasar por alto que en el acuerdo que se publicó el 27 de marzo por parte de la Secretaría de Salud considera a la labor informativa de los medios de comunicación como una actividad prioritaria, igual que en a la parte de otras actividades importantes para que el país siga funcionando en una emergencia”, expresaron representantes del organismo.

Como preocupante calificó la asociación internacional Reporteros Sin Fronteras, la situación que se vive en los estados de Tabasco y Coahuila, por la respuesta tardía de las autoridades de Salud para atender, en el caso de Tabasco, a los representantes de los medios de comunicación que cubrieron las ruedas de prensa de la Secretaría de Salud, y en el caso de Coahuila, por la cobertura que los medios dieron a una protesta en un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en donde podrían haberse contagiado de coronavirus.

De acuerdo a Balbina Flores Martínez, representante de Reporteros Sin Fronteras en México, aunque en el caso de Tabasco no se han presentado casos positivos a representantes de los medios de comunicación, la labor periodística sigue siendo una de las de mayor riesgo no sólo en esta contingencia por el Covid-19.

Esto luego de la respuesta tardía de la Secretaría de Salud en el estado para atender a los reporteros que cubrieron las conferencias de prensa de la secretaria de Salud, Silvia Roldán Fernández, quien posteriormente dio positiva salud.

Desde un principio, la dependencia se mostró renuente a aplicar pruebas rápidas y sólo les realiza un monitoreo telefónica a distancia, en donde les preguntan si tienen dolor de cabeza, fiebre, tos y dolor de huesos.

“Tenemos ahora un caso un poco similar en Coahuila, donde hay un grupo de reporteros que fueron a cubrir una manifestación en un hospital donde hubo varias personas infectadas, incluso una manifestación de médicos, por lo que estamos pendientes, obviamente sabemos que están siendo monitoreados, también hay una preocupación por las y los periodistas que hicieron coberturas de estos eventos, y entiendo que la preocupación es que se sienten en riesgo por esta situación”, expresó vía telefónica con El Heraldo de Tabasco.

Indicó que el periodismo es una de las actividades más riesgosas sobre todo en México, no sólo en este tipo de emergencias, sino porque han sido asesinados más de 150 periodistas del año 2000 a la fecha, y 21 de ellos se encuentran desaparecidos; “Es muy importante en el marco de este contexto de la emergencia de Covid-19 no hay que pasar por alto que en el acuerdo que se publicó el 27 de marzo por parte de la Secretaría de Salud considera a la labor informativa de los medios de comunicación como una actividad prioritaria, igual que en a la parte de otras actividades importantes para que el país siga funcionando en una emergencia”, expresaron representantes del organismo.