/ martes 21 de septiembre de 2021

No “cuadran” cifras de gastos por Covid-19 en Tabasco

Mientras que el gobierno estatal reporta gastos por 2 mil 500 millones de pesos para la atención de la pandemia, las Secretarías de Finanzas y Salud gastaron 688 millones 105 mil 311 pesos

Durante los primeros meses de la pandemia del Covid-19 en Tabasco, el entonces gobernador Adán Augusto López Hernández, señaló que los gastos iniciales se realizaron con los ahorros generados por su política de austeridad. Inicialmente se habló de una inversión de 540 millones de pesos que, con los meses, llegó a los 2 mil 500 millones de pesos en gastos para atender la emergencia sanitaria, según consta en documentación en poder de El Heraldo de Tabasco.

Puede interesarte: Gobierno del estado busca desaparecer Fideicomisos públicos

A pesar de esto, la Secretaría de Finanzas y la Secretaría de Salud del estado de Tabasco sólo justifican la aplicación de 688 millones de pesos en la compra de ventiladores a sobreprecios, mantenimiento de equipos y compras a empresas que de la noche a la mañana cambiaron de giro comercial.

Adicional a esta inversión estatal, el Insabi destinó recursos en efectivo por 400 millones de pesos y en especie, para apoyar al estado en la atención de la pandemia. Poco se sabe del uso de estos recursos federales. Los otros datos del exgobernador López Hernández, parece que no se conocerán.

El 11 de mayo del 2020, a pocos días de haberse declarado pandemia la enfermedad provocada por el virus del SARS-CoV-2, Adán Augusto declaró que en la entidad se había ejercido 540 millones de pesos para enfrentar esta emergencia.

El recurso provenía de los ahorros del 2019 por la política de austeridad implementada, según declaro el entonces titular del Poder Ejecutivo. Con el paso de los meses, el gasto realizado por el gobierno estatal para esta causa se fue incrementando.

El 16 de junio, el gobernador declaró que se llevaban invertidos mil 500 millones de pesos en la atención de la pandemia. Todo con recursos propios. El monto llegó a los 2 mil 500 millones de pesos, según dijo en su segundo informe de gobierno ofrecido el 30 de noviembre del 2020.

Aunque ya no se dijo si todo este recurso era estatal o había mezcla de recursos federales, en promedio y según las declaraciones de López Hernández, entre el 17 de marzo y el 30 de noviembre del 2020, el gobierno del estado gastó diariamente 9 millones 689 mil pesos en la atención de la pandemia. Los resultados son de todos conocidos.

Sin embargo, la Secretaría de Finanzas y la Secretaría de Salud del estado, tienen otros datos. Los cuales no coinciden con las declaraciones emitidas por el gobierno estatal.

El Heraldo de Tabaco obtuvo copias de las facturas pagadas por la Secretaría de Finanzas y las facturas pagadas por la Secretaría de Salud en la atención de la pandemia del Covid-19 en la entidad. Los montos ejercidos por estas dependencias distan mucho de los montos publicitados por el gobernador.

Es así que la Secretaría de Finanzas del estado, entregó a este medio, copia de las facturas pagadas en la atención de la emergencia sanitaria en Tabasco. En total, los recursos ejercidos por esta dependencia ascienden a 423 millones 417 mil 364 pesos.

Por su parte, la Secretaría de Salud reporta el ejercicio de 264 millones 687 mil 947 pesos para la atención de los enfermos por el virus del SARS-CoV-2.

En conjunto, estas dos secretarías reportan el gasto de 688 millones 105 mil 311 pesos para la reconversión hospitalaria, compra de equipos, medicinas, equipos de protección, reactivos y hasta mantenimiento de equipos en los hospitales. Del resto de los recursos que se ha dicho se ejercieron durante la pandemia, no hay registro.

Las compras

Las facturas pagadas por las Secretarías de Finanzas y de Salud muestran que cada quien compró a quien quiso. El precio no importó.

Por un lado, destaca que Finanzas adquirió ventiladores mecánicos con precios de entre un millón 740 mil pesos y el millón 974 mil pesos. En el primer caso a la empresa Codemed, con domicilio fiscal en la Ciudad de México; y a Rancho Jarabe, con oficinas en Villahermosa. Mientras que a la empresa Medingenium se pagaron algunos ventiladores en un millón 974 mil pesos.

A decir la Secretaría de Salud, Rancho Jarabe, una empresa creada el 28 de marzo del 2019, no era proveedor de la dependencia sanitaria. Sin embargo, no fue problema para que la Secretaría de Finanzas comprara ventiladores con un costo mayor al que el IMSS pagó al hijo del director de la Comisión Federal de Electricidad, y por lo que fue inhabilitado para esas mismas fechas. El escándalo fue por un millón 550 mil pesos que se cobró cada ventilador. En Tabasco, el sobrecosto no fue problema.

Por su parte, la Secretaría de Salud reporta en su relación de gastos, el ejercicio de 14 millones de pesos para el mantenimiento de equipos médicos, algo que debe ser parte de sus gastos anuales y no un gasto extraordinario para la atención de la pandemia.

Así mismo, la empresa Corporativo Aria del Golfo pasó de venderle a la Secretaría de Salud brochas, mangueras, llaves, desamadores y pinturas a venderle equipos de diagnósticos médicos y video laringoscopio.

El gobernador del estado justificó esta acción al señalar que muchas empresas aprovecharon para cambiar de giro comercial ante la oportunidad que les ofrecía la pandemia.

Los apoyos del Insabi

El Instituto de Salud del Bienestar (Insabi) señala que durante la pandemia, comprometió apoyos al gobierno del estado para que incrementara su capacidad de atención a los pacientes enfermos con el virus.

El primer apoyo fue en especie, acordado el 25 de marzo del 2020; en dicho convenio, el Insabi se comprometía a entregar en donación o comodato al gobierno del estado insumos para la salud, entre medicamentos, material de curación, equipos médicos y de protección personal, y demás bienes indispensables para la atención de la pandemia generada por el SARS-CoV-2.

De forma posterior, el 7 de julio del 2020, el instituto comprometió la entrega de 300 millones de pesos. Finalmente, la dependencia federal señala que a principios del 2021, prometió 100 millones de pesos para continuar con dicha labor.

Los convenios están firmados por autoridades estatales y federales. Aunque poco se sabe sobre el destino de estos recursos.

Adán Augusto López Hernández fue nombrado secretario de Gobernación a finales del mes de agosto. El órgano Superior de Fiscalización ya revisó la cuenta pública 2020 del gobierno del estado y no halló mayor problema para que sea aprobada por el Pleno del Congreso local en los próximos días.

Síguenos en Facebook: @elheraldodetab y en Twitter: @heraldodetab

Mientras tanto, las Secretarías de Salud y de Finanzas, que ejercieron los mayores recursos para tratar de contener el Covid-19 en Tabasco con los resultados ya conocidos, en conjunto sólo registran gastos de una cuarta parte de los montos que declaraba el gobernador haber gastado. López Hernández se fue sin dar a conocer “los otros datos”.

Durante los primeros meses de la pandemia del Covid-19 en Tabasco, el entonces gobernador Adán Augusto López Hernández, señaló que los gastos iniciales se realizaron con los ahorros generados por su política de austeridad. Inicialmente se habló de una inversión de 540 millones de pesos que, con los meses, llegó a los 2 mil 500 millones de pesos en gastos para atender la emergencia sanitaria, según consta en documentación en poder de El Heraldo de Tabasco.

Puede interesarte: Gobierno del estado busca desaparecer Fideicomisos públicos

A pesar de esto, la Secretaría de Finanzas y la Secretaría de Salud del estado de Tabasco sólo justifican la aplicación de 688 millones de pesos en la compra de ventiladores a sobreprecios, mantenimiento de equipos y compras a empresas que de la noche a la mañana cambiaron de giro comercial.

Adicional a esta inversión estatal, el Insabi destinó recursos en efectivo por 400 millones de pesos y en especie, para apoyar al estado en la atención de la pandemia. Poco se sabe del uso de estos recursos federales. Los otros datos del exgobernador López Hernández, parece que no se conocerán.

El 11 de mayo del 2020, a pocos días de haberse declarado pandemia la enfermedad provocada por el virus del SARS-CoV-2, Adán Augusto declaró que en la entidad se había ejercido 540 millones de pesos para enfrentar esta emergencia.

El recurso provenía de los ahorros del 2019 por la política de austeridad implementada, según declaro el entonces titular del Poder Ejecutivo. Con el paso de los meses, el gasto realizado por el gobierno estatal para esta causa se fue incrementando.

El 16 de junio, el gobernador declaró que se llevaban invertidos mil 500 millones de pesos en la atención de la pandemia. Todo con recursos propios. El monto llegó a los 2 mil 500 millones de pesos, según dijo en su segundo informe de gobierno ofrecido el 30 de noviembre del 2020.

Aunque ya no se dijo si todo este recurso era estatal o había mezcla de recursos federales, en promedio y según las declaraciones de López Hernández, entre el 17 de marzo y el 30 de noviembre del 2020, el gobierno del estado gastó diariamente 9 millones 689 mil pesos en la atención de la pandemia. Los resultados son de todos conocidos.

Sin embargo, la Secretaría de Finanzas y la Secretaría de Salud del estado, tienen otros datos. Los cuales no coinciden con las declaraciones emitidas por el gobierno estatal.

El Heraldo de Tabaco obtuvo copias de las facturas pagadas por la Secretaría de Finanzas y las facturas pagadas por la Secretaría de Salud en la atención de la pandemia del Covid-19 en la entidad. Los montos ejercidos por estas dependencias distan mucho de los montos publicitados por el gobernador.

Es así que la Secretaría de Finanzas del estado, entregó a este medio, copia de las facturas pagadas en la atención de la emergencia sanitaria en Tabasco. En total, los recursos ejercidos por esta dependencia ascienden a 423 millones 417 mil 364 pesos.

Por su parte, la Secretaría de Salud reporta el ejercicio de 264 millones 687 mil 947 pesos para la atención de los enfermos por el virus del SARS-CoV-2.

En conjunto, estas dos secretarías reportan el gasto de 688 millones 105 mil 311 pesos para la reconversión hospitalaria, compra de equipos, medicinas, equipos de protección, reactivos y hasta mantenimiento de equipos en los hospitales. Del resto de los recursos que se ha dicho se ejercieron durante la pandemia, no hay registro.

Las compras

Las facturas pagadas por las Secretarías de Finanzas y de Salud muestran que cada quien compró a quien quiso. El precio no importó.

Por un lado, destaca que Finanzas adquirió ventiladores mecánicos con precios de entre un millón 740 mil pesos y el millón 974 mil pesos. En el primer caso a la empresa Codemed, con domicilio fiscal en la Ciudad de México; y a Rancho Jarabe, con oficinas en Villahermosa. Mientras que a la empresa Medingenium se pagaron algunos ventiladores en un millón 974 mil pesos.

A decir la Secretaría de Salud, Rancho Jarabe, una empresa creada el 28 de marzo del 2019, no era proveedor de la dependencia sanitaria. Sin embargo, no fue problema para que la Secretaría de Finanzas comprara ventiladores con un costo mayor al que el IMSS pagó al hijo del director de la Comisión Federal de Electricidad, y por lo que fue inhabilitado para esas mismas fechas. El escándalo fue por un millón 550 mil pesos que se cobró cada ventilador. En Tabasco, el sobrecosto no fue problema.

Por su parte, la Secretaría de Salud reporta en su relación de gastos, el ejercicio de 14 millones de pesos para el mantenimiento de equipos médicos, algo que debe ser parte de sus gastos anuales y no un gasto extraordinario para la atención de la pandemia.

Así mismo, la empresa Corporativo Aria del Golfo pasó de venderle a la Secretaría de Salud brochas, mangueras, llaves, desamadores y pinturas a venderle equipos de diagnósticos médicos y video laringoscopio.

El gobernador del estado justificó esta acción al señalar que muchas empresas aprovecharon para cambiar de giro comercial ante la oportunidad que les ofrecía la pandemia.

Los apoyos del Insabi

El Instituto de Salud del Bienestar (Insabi) señala que durante la pandemia, comprometió apoyos al gobierno del estado para que incrementara su capacidad de atención a los pacientes enfermos con el virus.

El primer apoyo fue en especie, acordado el 25 de marzo del 2020; en dicho convenio, el Insabi se comprometía a entregar en donación o comodato al gobierno del estado insumos para la salud, entre medicamentos, material de curación, equipos médicos y de protección personal, y demás bienes indispensables para la atención de la pandemia generada por el SARS-CoV-2.

De forma posterior, el 7 de julio del 2020, el instituto comprometió la entrega de 300 millones de pesos. Finalmente, la dependencia federal señala que a principios del 2021, prometió 100 millones de pesos para continuar con dicha labor.

Los convenios están firmados por autoridades estatales y federales. Aunque poco se sabe sobre el destino de estos recursos.

Adán Augusto López Hernández fue nombrado secretario de Gobernación a finales del mes de agosto. El órgano Superior de Fiscalización ya revisó la cuenta pública 2020 del gobierno del estado y no halló mayor problema para que sea aprobada por el Pleno del Congreso local en los próximos días.

Síguenos en Facebook: @elheraldodetab y en Twitter: @heraldodetab

Mientras tanto, las Secretarías de Salud y de Finanzas, que ejercieron los mayores recursos para tratar de contener el Covid-19 en Tabasco con los resultados ya conocidos, en conjunto sólo registran gastos de una cuarta parte de los montos que declaraba el gobernador haber gastado. López Hernández se fue sin dar a conocer “los otros datos”.

Local

Sábado sin lluvias y muy caluroso en Tabasco (Video)

La Conagua prevé que la temperatura máxima se registre por la tarde en casi todo el estado

Finanzas

¿Cuánto es lo máximo que puedo retirar en un cajero de Bienestar?

Mientras que los cajeros automáticos tienen un límite de retiro de 5 mil 50 pesos, las ventanillas del banco ofrecen la posibilidad de acceder a la totalidad del saldo disponible en la cuenta sin restricciones

Local

Exhiben irregularidades en residencia de Rocío Nahle en Tabasco

El Colegio de Abogados Tabasqueños expuso irregularidades en la compra de la residencia de Rocío Nahle en el fraccionamiento El Country

Turismo

Feria Tabasco 2024: Representantes municipales visitan al Barrio Mágico de Villahermosa

Acompañadas de música de batucada y tamborileros, las 16 jóvenes fueron recibidas con entusiasmo en el centro histórico de la capital tabasqueña

Policiaca

Alerta Amber: Buscan a dos jovencitas desaparecidas en Centro

Vanessa Méndez de 17 años y Arleth Daviana de 15 años salieron de su casa el 16 de abril y ya no regresaron