/ jueves 19 de marzo de 2020

Evitarán entrada de extranjeros contagiados de COVID-19 a refinería

Las compañías que trabajan en la construcción en Dos Bocas estarán vinculadas con la Secretaría de Salud para informar la sospecha de contagio entre sus empleados

Las empresas que trabajan en la construcción de la refinería de Dos Bocas están tomando las medidas preventivas necesarias, a fin de evitar la entrada de personal extranjero contagiado de COVID-19.

La secretaria de Salud, Silvia Guillermina Roldán Fernández indicó que este jueves sostuvo una reunión con directivos de estas compañías para que ajusten sus protocolos de acuerdo con la vigilancia epidemiológica establecida en el estado en esta contingencia.

Silvia Guillermina Roldán Fernández, secretaria de Salud. Foto: Javier Chávez


Dijo que, además, todas cuentan con sus propios servicios médicos que deben estar vinculados con el Sector Salud para que se notifique cualquier sospecha y se actúe en caso de ser necesario.

Recordó que el miércoles se detectó a un paciente sospechoso que estaba en una plataforma petrolera, quien tuvo que permanecer “guardado” durante 48 horas en un hotel de Paraíso donde estaba hospedado. Finalmente, resultó ser un caso negativo y entonces ya pudo salir.

Las empresas que trabajan en la construcción de la refinería de Dos Bocas están tomando las medidas preventivas necesarias, a fin de evitar la entrada de personal extranjero contagiado de COVID-19.

La secretaria de Salud, Silvia Guillermina Roldán Fernández indicó que este jueves sostuvo una reunión con directivos de estas compañías para que ajusten sus protocolos de acuerdo con la vigilancia epidemiológica establecida en el estado en esta contingencia.

Silvia Guillermina Roldán Fernández, secretaria de Salud. Foto: Javier Chávez


Dijo que, además, todas cuentan con sus propios servicios médicos que deben estar vinculados con el Sector Salud para que se notifique cualquier sospecha y se actúe en caso de ser necesario.

Recordó que el miércoles se detectó a un paciente sospechoso que estaba en una plataforma petrolera, quien tuvo que permanecer “guardado” durante 48 horas en un hotel de Paraíso donde estaba hospedado. Finalmente, resultó ser un caso negativo y entonces ya pudo salir.