/ sábado 28 de septiembre de 2019

José José y el eco de sus canciones

Resulta lógico que los recuerdos del cantante nos lleguen por el oído

Decía el escritor argentino Adolfo Bioy Casares que la memoria suele ser el cielo de los hombres. Y es que la muerte, tan dolorosa como paradójica siempre, a menudo termina por rendir un homenaje auténtico para todos aquellos que han encontrado la misteriosa fórmula para perdurar.

Resulta lógico que los recuerdos de José José, fallecido este sábado tras una larga lucha contra el cáncer, nos lleguen por el oído.

El “Príncipe de la canción” se convirtió en una fuente inagotable de frases que construyen en su simpleza la genialidad, esa que supone encontrar las palabras exactas para describir fielmente algo tan complejo como los sentimientos, quizá de ahí que el escuchar las canciones de José José durante las reuniones con los amigos, o en una noche de cantina, se convirtió en un acto cotidiano.

Siempre ardiendo la llama de sus letras, su muerte llegó como el aire que embravece el fuego. El sonido enloquecido de la Ciudad de México vivió un sábado atípico, opacado por los ecos de las melodías que se colaron por las ventanas de las casas, de las viejas radios de los locales abiertos al medio día, de los microbuses, como si estuvieran presos en las redes de un poema.

Qué triste fue decirnos adiós, decían algunos, como presagiando el final. Y es que todos sabemos querer, pero pocos sabemos amar, cantaban otros Lo que un día fue no será, ya no vuelvas a buscarme. Espera un poco, un poquito más, dijeron los más nostálgicos. Y es que no hay tiempo que alcance para cantar tanta canción, porque, como bien dicen, hay dolores que se saborean.

El mexicano suele ser agradecido con sus ídolos. El mejor homenaje a José José se encuentra ahí, en las calles, en los barrios de la ciudad, en las voces populares de quienes descubrieron en sus letras una manera de expresarse, aunque las lágrimas sean de fuego y el amor acabe. La noche mexicana será larga.

Decía el escritor argentino Adolfo Bioy Casares que la memoria suele ser el cielo de los hombres. Y es que la muerte, tan dolorosa como paradójica siempre, a menudo termina por rendir un homenaje auténtico para todos aquellos que han encontrado la misteriosa fórmula para perdurar.

Resulta lógico que los recuerdos de José José, fallecido este sábado tras una larga lucha contra el cáncer, nos lleguen por el oído.

El “Príncipe de la canción” se convirtió en una fuente inagotable de frases que construyen en su simpleza la genialidad, esa que supone encontrar las palabras exactas para describir fielmente algo tan complejo como los sentimientos, quizá de ahí que el escuchar las canciones de José José durante las reuniones con los amigos, o en una noche de cantina, se convirtió en un acto cotidiano.

Siempre ardiendo la llama de sus letras, su muerte llegó como el aire que embravece el fuego. El sonido enloquecido de la Ciudad de México vivió un sábado atípico, opacado por los ecos de las melodías que se colaron por las ventanas de las casas, de las viejas radios de los locales abiertos al medio día, de los microbuses, como si estuvieran presos en las redes de un poema.

Qué triste fue decirnos adiós, decían algunos, como presagiando el final. Y es que todos sabemos querer, pero pocos sabemos amar, cantaban otros Lo que un día fue no será, ya no vuelvas a buscarme. Espera un poco, un poquito más, dijeron los más nostálgicos. Y es que no hay tiempo que alcance para cantar tanta canción, porque, como bien dicen, hay dolores que se saborean.

El mexicano suele ser agradecido con sus ídolos. El mejor homenaje a José José se encuentra ahí, en las calles, en los barrios de la ciudad, en las voces populares de quienes descubrieron en sus letras una manera de expresarse, aunque las lágrimas sean de fuego y el amor acabe. La noche mexicana será larga.

Local

Exige IP ‘mano dura’ contra actos violentos en la Chontalpa

Señalan que si ya tienen identificados los focos rojos, es necesario ejercer estrategias eficaces para inhibir los delitos

Local

Tabasqueña emite desgarrador mensaje al no hallar a su hija

“Si la matas, no la desaparezcas” imploró en su cuenta de Facebook al llevar casi un mes reportada como desaparecida

Local

¿Quién es el misterioso tabasqueño que atestiguó la tragedia del metro en CDMX?

El desgarrador testimonio de este joven oriundo de Tabasco, quien vive en condiciones de calle en la CDMX, es una dura crítica que evidencia la corrupción de los gobiernos.

Local

Exige IP ‘mano dura’ contra actos violentos en la Chontalpa

Señalan que si ya tienen identificados los focos rojos, es necesario ejercer estrategias eficaces para inhibir los delitos

Sociedad

Aseguradora evalúa daños por accidente en Línea 12 tras colapso

GMX confirmó que es titular de la póliza de Seguros del Metro que ampara los daños a los bienes y a terceros, incluyendo pasajeros involucrados en el siniestro

Local

Tabasqueña emite desgarrador mensaje al no hallar a su hija

“Si la matas, no la desaparezcas” imploró en su cuenta de Facebook al llevar casi un mes reportada como desaparecida

Sociedad

Despiden a Mario Alberto, de 25 años, víctima mortal del colapso en L12

“Qué tristeza que nuestros políticos, por unos cuantos pesos, se llevan entre las patas las vidas de muchas personas”, dijo el padre de Mario Alberto

Local

¿Quién es el misterioso tabasqueño que atestiguó la tragedia del metro en CDMX?

El desgarrador testimonio de este joven oriundo de Tabasco, quien vive en condiciones de calle en la CDMX, es una dura crítica que evidencia la corrupción de los gobiernos.

Policiaca

Hieren en tórax a jefe de la policía en emboscada de Cárdenas

Otros tres oficiales más resultaron lesionados en el ataque perpetrado en el poblado C14 durante la mañana de este miércoles