/ domingo 7 de enero de 2024

México podría crecer 2.5% este 2024, estima especialista

Igor Rivera González, director de la Escuela de Negocios del TEC de Monterrey dijo que México tiene un buen panorama en materia económica para este 2024

Este 2024 pinta bien en materia económica para México, pese a que el crecimiento pudiera ser menor que al cierre de 2023 y oscilará entre 2 y 3 por ciento, dijo el doctor Igor Rivera González, director de la Escuela de Negocios del TEC de Monterrey, Campus CDMX.

Te podría interesar: Pemex explora oportunidades de negocios en Venezuela con estatal petrolera Pdvsa

El especialista aseveró que el motor interno seguirá estabilizado. La falta de consumo interno se compensará con las inversiones que llegan en torno al nearshoring, y esto tendrá dos efectos. Por la expectativa electoral en México, Estados Unidos y en otros países, aumentará el riesgo y el flujo de inversión se verá probablemente ralentizado este año.

Para el doctor Rivera González, en el caso de la inflación, los energéticos son la variable a observar. Por el invierno se pudieran encarecer al inicio del año, pero a largo plazo se ve una tendencia hacia la baja, y esto al ser ahora el motor principal tiene un efecto directo en las decisiones de política monetaria.

El Banco de México (Banxico), que tiene el mandato constitucional para controlar la inflación, en el segundo semestre del año, al percibir una menor presión también en el Índice de Precios es factible que en un plazo muy breve empiece a bajar la tasa de interés.

En entrevista con El Sol de México, el doctor Rivera dijo: “Empezaría por hablar un poco de lo que se observa en términos de crecimiento económico, de inflación. Todas las variables macro están muy ligadas, porque tienen impacto en otras más. Hablaremos de crecimiento económico, inflación, tasas de interés y tipo de cambio, que son los 4 aspectos clave a conversar”.

En términos de lo que es el crecimiento económico, hay dos componentes en el país, que son el motor interno y el motor externo, explicó.

La expectativa en lo que se refiere al motor interno, va a seguir estabilizado. La falta de consumo interno va a ser compensada por las inversiones que sigan llegando en torno al nearshoring.

El especialista detalló que esto va a tener dos efectos: Por toda la expectativa electoral que hay en el mundo en México, EU otros países, aumentará la zona de riesgo y el flujo de inversión. En los temas de nearshoring se va a ver muy probablemente ralentizado este año.

Y por tanto, el crecimiento que esperamos en México va a ser un poco menos al que se observó al cierre de 2023. Oscilará entre 2 y 3 por ciento. Un 2.5% sería razonable como proyección.

En cuanto a la inflación en general, vemos que ciertos insumos industriales y alimentarios están más o menos contenidos en este momento en los precios o por lo menos ya se descontaron todos los efectos negativos que tuvimos con el 2022 y el 2023.

Los energéticos, la variable a observar

Entonces, por la inflación, pudieran ser los energéticos la variable a observar. El precio no va a ser sostenido a lo largo del año, nada más en los primeros meses.

Y esto tiene que ver con el invierno en muchas de las economías muy grandes que lo padecen. Y los combustibles son ahorita un bien muy preciado para todo lo que pudiera ser la calefacción y pudiera encarecerse al inicio del año.

Pero a largo plazo se ve una tendencia más bien hacia la baja. Y esto al ser ahora el motor principal de la inflación, tiene un efecto directo en lo que son las decisiones de política monetaria, en particular de un Banco Central, como el Banco de México.

Afirmó: “En el segundo semestre del año al percibir una menor presión en el índice de precios es factible que en un plazo muy breve, empiece a bajar la tasa de interés”.

También comentó el doctor Rivera González, que el Banco de México tiene que ser muy cuidadoso en los tiempos en los que toma ciertas medidas, “porque al final de cuentas la tasa de interés es un factor que los inversionistas internacionales usan para comparar las tasas de un país como Estados Unidos”.

Advirtió que “sí México bajara de manera acelerada, muy anticipada sus tasas de interés versus lo que haga la FED en los EU, se va a perder un poco el interés o la tranquilidad que se pueda tener en las tasas de los Estados Unidos”.

¿Deberá haber cierta sintonía?

No es obligación; pero debe cuidarse para la competitividad entre los diferentes mercados.

Ahorita, lo que se puede expresar es que la FED en ya muy poco tiempo, quizás al final del primer trimestre de 2024, empezaría a bajar la tasa de interés y eso también dará respiro al Banco Central.

Si la inflación no hace tanta presión en este momento y comparativamente otros mercados como el de EU donde nos comparamos frecuentemente, tampoco acelera tanto esta presión, entonces, del Banco Central esperamos que empiece a bajar muy pronto la tasa de interés.

Y de la otra variable, en conjunción también tiene que ver con el tipo de cambio. Si vemos que sigue la entrada de capitales, aún menos, con el nearshoring, la tasa de interés tiene que ser competitiva global. En general, podríamos encontrar cierta estabilidad en cuanto al tipo de cambio.

Del tipo de cambio, el director de la Escuela de Negocios del TEC de Monterrey, dijo:

“Siempre ha estado por debajo de 17 pesos, por situaciones coyunturales que se presentan, pero siempre vuelve a largo plazo y quizás a lo mejor no supere o no de manera permanente los 18 pesos por dólar a lo largo de todo el año”.

En resumen, vemos que la relocalización de empresas de Estados Unidos, regresarlas al Continente americano, en su propio territorio o en México, la tendencia que entendemos como nearshoring, es derivado de la tensión ya de mucho tiempo entre las economías de EU y China.

¿La recuperación salarial, abona a contener la caída del consumo interno?

Esta parcial recuperación de la clase media para contener esa caída del consumo a nivel local es factor que ayuda. También creo que la conducción macroeconómica de lo que es la deuda ha ayudado.

¿Y respecto a la deuda de Pemex?

Sí bien el año pasado hubo decrecimiento importante en la deuda de Pemex, mientras se mantenga una proporción a PIB, más o menos estable que no llegue a superar en mucho el 50 por ciento, eso será una muy buena señal de la conducción macroeconómica.

También hay que considerar que el dólar a nivel global se fortalece. Este dólar de 16.77 pesos no lo vamos a ver a lo mejor ya en mucho tiempo, pero al compensar o al nivelar estos efectos de la fortaleza del peso mexicano y con el fortalecimiento del dólar puede llevar el tipo de cambio a 18 pesos por dólar a lo largo de 2024.

¿El año pasado, el fortalecimiento del peso perjudicó a los productores de maíz y trigo?

Sí, a los exportadores de productos les puede perjudicar el tipo de cambio más bajo y en general, pierden competitividad en el extranjero.

Es una variable que puede tener de alguna manera, un efecto lateral, pero bueno, en este caso el que se mantenga más o menos dentro de estas bandas, ayuda muy bien a toda la planeación de importadores como de exportadores.

¿En su opinión las perspectivas son buenas?

Sí, creo que es un año que pinta bien para México, pese a que el crecimiento pudiera ser un poco menor que en 2023. Es una situación inercial. El crecimiento incluso a nivel global pudiera ser menor, pues no sería de esperarse un resultado espectacular de la economía mexicana, pero se percibe que se van a mantener estables estas variables.

Incluso la mejora en las tasas de interés, va a beneficiar mucho a las empresas, a todas las que busquen financiar deuda.

Incluso hay otros factores que pueden tener un efecto muy positivo en la economía local, remarcó.

Recordó el doctor Igor Rivera, que “hacia finales de 2023 se aprobó en el Congreso de la Unión, la nueva Ley del Mercado de Valores, que va a permitir el financiamiento a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) otras empresas de las que tradicionalmente se financiaban a través de la Bolsa.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Esto dará mucho dinamismo a la economía sí se llegan a aprovechar todas estas facilidades, sí se dan en los tiempos correctos. Ya pasó por las cámaras esta nueva Ley del Mercado de Valores.

Pero necesita de una regulación secundaria que tendrá que emitir la Comisión Nacional Bancaria de Valores (CNBV), argumentó el especialista financiero.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Este 2024 pinta bien en materia económica para México, pese a que el crecimiento pudiera ser menor que al cierre de 2023 y oscilará entre 2 y 3 por ciento, dijo el doctor Igor Rivera González, director de la Escuela de Negocios del TEC de Monterrey, Campus CDMX.

Te podría interesar: Pemex explora oportunidades de negocios en Venezuela con estatal petrolera Pdvsa

El especialista aseveró que el motor interno seguirá estabilizado. La falta de consumo interno se compensará con las inversiones que llegan en torno al nearshoring, y esto tendrá dos efectos. Por la expectativa electoral en México, Estados Unidos y en otros países, aumentará el riesgo y el flujo de inversión se verá probablemente ralentizado este año.

Para el doctor Rivera González, en el caso de la inflación, los energéticos son la variable a observar. Por el invierno se pudieran encarecer al inicio del año, pero a largo plazo se ve una tendencia hacia la baja, y esto al ser ahora el motor principal tiene un efecto directo en las decisiones de política monetaria.

El Banco de México (Banxico), que tiene el mandato constitucional para controlar la inflación, en el segundo semestre del año, al percibir una menor presión también en el Índice de Precios es factible que en un plazo muy breve empiece a bajar la tasa de interés.

En entrevista con El Sol de México, el doctor Rivera dijo: “Empezaría por hablar un poco de lo que se observa en términos de crecimiento económico, de inflación. Todas las variables macro están muy ligadas, porque tienen impacto en otras más. Hablaremos de crecimiento económico, inflación, tasas de interés y tipo de cambio, que son los 4 aspectos clave a conversar”.

En términos de lo que es el crecimiento económico, hay dos componentes en el país, que son el motor interno y el motor externo, explicó.

La expectativa en lo que se refiere al motor interno, va a seguir estabilizado. La falta de consumo interno va a ser compensada por las inversiones que sigan llegando en torno al nearshoring.

El especialista detalló que esto va a tener dos efectos: Por toda la expectativa electoral que hay en el mundo en México, EU otros países, aumentará la zona de riesgo y el flujo de inversión. En los temas de nearshoring se va a ver muy probablemente ralentizado este año.

Y por tanto, el crecimiento que esperamos en México va a ser un poco menos al que se observó al cierre de 2023. Oscilará entre 2 y 3 por ciento. Un 2.5% sería razonable como proyección.

En cuanto a la inflación en general, vemos que ciertos insumos industriales y alimentarios están más o menos contenidos en este momento en los precios o por lo menos ya se descontaron todos los efectos negativos que tuvimos con el 2022 y el 2023.

Los energéticos, la variable a observar

Entonces, por la inflación, pudieran ser los energéticos la variable a observar. El precio no va a ser sostenido a lo largo del año, nada más en los primeros meses.

Y esto tiene que ver con el invierno en muchas de las economías muy grandes que lo padecen. Y los combustibles son ahorita un bien muy preciado para todo lo que pudiera ser la calefacción y pudiera encarecerse al inicio del año.

Pero a largo plazo se ve una tendencia más bien hacia la baja. Y esto al ser ahora el motor principal de la inflación, tiene un efecto directo en lo que son las decisiones de política monetaria, en particular de un Banco Central, como el Banco de México.

Afirmó: “En el segundo semestre del año al percibir una menor presión en el índice de precios es factible que en un plazo muy breve, empiece a bajar la tasa de interés”.

También comentó el doctor Rivera González, que el Banco de México tiene que ser muy cuidadoso en los tiempos en los que toma ciertas medidas, “porque al final de cuentas la tasa de interés es un factor que los inversionistas internacionales usan para comparar las tasas de un país como Estados Unidos”.

Advirtió que “sí México bajara de manera acelerada, muy anticipada sus tasas de interés versus lo que haga la FED en los EU, se va a perder un poco el interés o la tranquilidad que se pueda tener en las tasas de los Estados Unidos”.

¿Deberá haber cierta sintonía?

No es obligación; pero debe cuidarse para la competitividad entre los diferentes mercados.

Ahorita, lo que se puede expresar es que la FED en ya muy poco tiempo, quizás al final del primer trimestre de 2024, empezaría a bajar la tasa de interés y eso también dará respiro al Banco Central.

Si la inflación no hace tanta presión en este momento y comparativamente otros mercados como el de EU donde nos comparamos frecuentemente, tampoco acelera tanto esta presión, entonces, del Banco Central esperamos que empiece a bajar muy pronto la tasa de interés.

Y de la otra variable, en conjunción también tiene que ver con el tipo de cambio. Si vemos que sigue la entrada de capitales, aún menos, con el nearshoring, la tasa de interés tiene que ser competitiva global. En general, podríamos encontrar cierta estabilidad en cuanto al tipo de cambio.

Del tipo de cambio, el director de la Escuela de Negocios del TEC de Monterrey, dijo:

“Siempre ha estado por debajo de 17 pesos, por situaciones coyunturales que se presentan, pero siempre vuelve a largo plazo y quizás a lo mejor no supere o no de manera permanente los 18 pesos por dólar a lo largo de todo el año”.

En resumen, vemos que la relocalización de empresas de Estados Unidos, regresarlas al Continente americano, en su propio territorio o en México, la tendencia que entendemos como nearshoring, es derivado de la tensión ya de mucho tiempo entre las economías de EU y China.

¿La recuperación salarial, abona a contener la caída del consumo interno?

Esta parcial recuperación de la clase media para contener esa caída del consumo a nivel local es factor que ayuda. También creo que la conducción macroeconómica de lo que es la deuda ha ayudado.

¿Y respecto a la deuda de Pemex?

Sí bien el año pasado hubo decrecimiento importante en la deuda de Pemex, mientras se mantenga una proporción a PIB, más o menos estable que no llegue a superar en mucho el 50 por ciento, eso será una muy buena señal de la conducción macroeconómica.

También hay que considerar que el dólar a nivel global se fortalece. Este dólar de 16.77 pesos no lo vamos a ver a lo mejor ya en mucho tiempo, pero al compensar o al nivelar estos efectos de la fortaleza del peso mexicano y con el fortalecimiento del dólar puede llevar el tipo de cambio a 18 pesos por dólar a lo largo de 2024.

¿El año pasado, el fortalecimiento del peso perjudicó a los productores de maíz y trigo?

Sí, a los exportadores de productos les puede perjudicar el tipo de cambio más bajo y en general, pierden competitividad en el extranjero.

Es una variable que puede tener de alguna manera, un efecto lateral, pero bueno, en este caso el que se mantenga más o menos dentro de estas bandas, ayuda muy bien a toda la planeación de importadores como de exportadores.

¿En su opinión las perspectivas son buenas?

Sí, creo que es un año que pinta bien para México, pese a que el crecimiento pudiera ser un poco menor que en 2023. Es una situación inercial. El crecimiento incluso a nivel global pudiera ser menor, pues no sería de esperarse un resultado espectacular de la economía mexicana, pero se percibe que se van a mantener estables estas variables.

Incluso la mejora en las tasas de interés, va a beneficiar mucho a las empresas, a todas las que busquen financiar deuda.

Incluso hay otros factores que pueden tener un efecto muy positivo en la economía local, remarcó.

Recordó el doctor Igor Rivera, que “hacia finales de 2023 se aprobó en el Congreso de la Unión, la nueva Ley del Mercado de Valores, que va a permitir el financiamiento a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) otras empresas de las que tradicionalmente se financiaban a través de la Bolsa.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Esto dará mucho dinamismo a la economía sí se llegan a aprovechar todas estas facilidades, sí se dan en los tiempos correctos. Ya pasó por las cámaras esta nueva Ley del Mercado de Valores.

Pero necesita de una regulación secundaria que tendrá que emitir la Comisión Nacional Bancaria de Valores (CNBV), argumentó el especialista financiero.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Local

Manuel Andrade de nuevo hospitalizado, ahora por un aneurisma cerebral

El exgobernador de Tabasco, Manuel Andrade fue hospitalizado nuevamente debido a un aneurisma cerebral

Local

Minimiza gobernador casos de secuestros en Tabasco

Carlos Merino calificó como casuística la estadística de mayo en tema de secuestro

Local

Presentan primeras impugnaciones tras elecciones en Tabasco

El secretario ejecutivo del IEPCT indicó que ya se presentaron las primeras impugnaciones tras las elecciones 

Local

832 capacitadores y asistentes electorales concluyeron contrato: IEPCT

El secretario Ejecutivo del IEPCT, Jorge Zavala, señaló que 832 capacitadores y asistentes electorales terminaron su contrato 

Local

Presenta ITVH Doctorado en Ciencias de la Ingeniería

Se dio a conocer que el proceso del Doctorado fue ya autorizado por las instancias educativas y empezará a partir de agosto

Policiaca

Sale del banco y ¡ya lo esperaban! Roban 2mdp a cuentahabiente Banorte

Dos mdp fue el monto robado a un cuentahabiente de Banorte en Villahermosa