/ domingo 27 de agosto de 2023

Regreso a clases ¿Es legal que me quiten el celular en la escuela?

La utilización de dispositivos móviles en las aulas es una temática que suscita interrogantes sobre la legalidad de confiscarlos

Aunque la mayoría de las escuelas imponen restricciones, la legalidad y la relevancia de confiscar celulares han sido cuestionadas. En este contexto, es importante analizar tanto las regulaciones vigentes como las razones detrás de las mismas.

Regulaciones actuales

La utilización de dispositivos móviles en las aulas es una temática que suscita interrogantes sobre la legalidad de confiscarlos. Aunque no existe una normativa específica que prohíba a los profesores incautar los teléfonos móviles de los alumnos, es esencial entender que estos dispositivos son propiedad personal.

Lee más: ¿Tienes barrio? Te decimos qué Pachuca con Toluca; conoce el argot mexicano

La Secretaría de Educación Pública no puede prohibir su uso, pero alienta a la colaboración entre padres y autoridades escolares para establecer pautas que no afecten el desempeño académico.

La Ley de Protección de Datos Personales también entra en juego, asegurando la privacidad de los estudiantes y limitando el acceso a su información personal almacenada en los dispositivos.

Recibe a partir de ahora las noticias más importantes directo a tu WhatsApp

El acceso a aplicaciones educativas, recursos en línea y material multimedia puede mejorar la comprensión de los estudiantes sobre diversos temas. No obstante, el uso inadecuado puede resultar en distracciones y afectar negativamente el rendimiento académico.

Responsabilidades de los educadores

Es crucial reconocer que los educadores no tienen la autoridad para confiscar dispositivos móviles sin consentimiento o una orden legal. Además, los profesores no deben asumir roles de seguridad o vigilancia, ya que su función principal es guiar y facilitar el aprendizaje. Si un estudiante incumple las normas internas de la institución, los padres deben ser contactados para tomar medidas.

La discusión sobre el uso de teléfonos móviles en el entorno educativo se basa en un equilibrio delicado entre la propiedad personal, la privacidad, el rendimiento académico y el aprendizaje.

Establecer límites claros, respetar los derechos de los estudiantes y aprovechar las ventajas educativas de la tecnología son pasos esenciales para mantener un ambiente de estudio productivo y enriquecedor.


Aunque la mayoría de las escuelas imponen restricciones, la legalidad y la relevancia de confiscar celulares han sido cuestionadas. En este contexto, es importante analizar tanto las regulaciones vigentes como las razones detrás de las mismas.

Regulaciones actuales

La utilización de dispositivos móviles en las aulas es una temática que suscita interrogantes sobre la legalidad de confiscarlos. Aunque no existe una normativa específica que prohíba a los profesores incautar los teléfonos móviles de los alumnos, es esencial entender que estos dispositivos son propiedad personal.

Lee más: ¿Tienes barrio? Te decimos qué Pachuca con Toluca; conoce el argot mexicano

La Secretaría de Educación Pública no puede prohibir su uso, pero alienta a la colaboración entre padres y autoridades escolares para establecer pautas que no afecten el desempeño académico.

La Ley de Protección de Datos Personales también entra en juego, asegurando la privacidad de los estudiantes y limitando el acceso a su información personal almacenada en los dispositivos.

Recibe a partir de ahora las noticias más importantes directo a tu WhatsApp

El acceso a aplicaciones educativas, recursos en línea y material multimedia puede mejorar la comprensión de los estudiantes sobre diversos temas. No obstante, el uso inadecuado puede resultar en distracciones y afectar negativamente el rendimiento académico.

Responsabilidades de los educadores

Es crucial reconocer que los educadores no tienen la autoridad para confiscar dispositivos móviles sin consentimiento o una orden legal. Además, los profesores no deben asumir roles de seguridad o vigilancia, ya que su función principal es guiar y facilitar el aprendizaje. Si un estudiante incumple las normas internas de la institución, los padres deben ser contactados para tomar medidas.

La discusión sobre el uso de teléfonos móviles en el entorno educativo se basa en un equilibrio delicado entre la propiedad personal, la privacidad, el rendimiento académico y el aprendizaje.

Establecer límites claros, respetar los derechos de los estudiantes y aprovechar las ventajas educativas de la tecnología son pasos esenciales para mantener un ambiente de estudio productivo y enriquecedor.


Doble Vía

¿Golpe de calor en bebés? Consejos para recién nacidos

Mientras que los adultos y los niños mayores pueden refugiarse del calor o pedir agua, los recién nacidos dependen completamente de los adultos para su confort

Local

Polemiza vocero de gobierno sobre niñez y adolescencia

El vocero del gobierno de Tabasco desató polémica al referirse en sus redes sociales a Emiliano, el niño asesinado de Paraíso, como un adolescente, y no como un niño

Elecciones 2024

Vamos a sacar del retraso a Paraíso: Alfonso Baca

El candidato a la presidencia municipal de Paraíso por Movimiento Ciudadano, Alfonso Baca Sevilla cerró campaña en el parque central Venustiano Carranza

Local

Apagones afectan a plazas comerciales de Villahermosa

Los apagones de los últimos días en Villahermosa han alcanzado a las plazas comerciales, cuyos locales se ven obligados a cerrar por la falta de luz

Local

'La inseguridad ya no tiene límites': Obispo de Tabasco

Al expresar su preocupación por el asesinato de Dante Emiliano, el obispo de Tabasco, Gerardo de Jesús Rojas, consideró que la inseguridad en el estado ya no tiene límites

Local

Acciones contra la inseguridad no son suficientes: PVEM

Aunque hay un esfuerzo importante, las acciones de las autoridades contra la inseguridad no han sido suficientes, consideró el dirigente estatal del PVEM, Miguel Armando Vélez