/ viernes 15 de marzo de 2019

Gaviotas, tierra sin ley

Balean a automovilista cuando circulaba en la zona; lo hieren gravemente.

En la colonia Gaviotas en sus diversos sectores la violencia se recrudece. Cuando apenas han transcurrido 12 horas de la agresión contra una familia, que llevaba a cabo un rezo, donde abatieron a un joven y a un pequeño, ocurre otro acto violento. Ahora le tocó a un automovilista, el cual, fue atacado a balazos y quedó grave, por lo que tuvo que ser trasladado a un hospital de la ciudad.

Vecinos acusan que hombres a bordo de autos y motocicleta interceptaron una persona, la cual, conducía su auto compacto color blanco. El atentado se dio a la altura de las calles Juan Sosa Mazariego y Limbano Blandín, lugar en el que abrieron fuego contra el hombre.

Gravemente herido, el automovilista acabó parando la unidad frente a una casa, y por el escándalo que se generó los criminales emprendieron la retirada.

La gente que se arremolinó dio cuenta que el hombre que sufrió el atentado de muerte aún estaba con vida. Por lo que dieron, de inmediato, parte a la Cruz Roja, que llegó en auxilio y procedió al traslado del lesionado a un hospital de la ciudad. El hombre presentaba, al menos, cuatro impactos de bala en el cuerpo.

La Policía arribó y dio cuenta que la unidad del hombre baleado registró siete impactos de bala. Autoridades de justicia tomaron conocimiento de los hechos.

En la colonia Gaviotas en sus diversos sectores la violencia se recrudece. Cuando apenas han transcurrido 12 horas de la agresión contra una familia, que llevaba a cabo un rezo, donde abatieron a un joven y a un pequeño, ocurre otro acto violento. Ahora le tocó a un automovilista, el cual, fue atacado a balazos y quedó grave, por lo que tuvo que ser trasladado a un hospital de la ciudad.

Vecinos acusan que hombres a bordo de autos y motocicleta interceptaron una persona, la cual, conducía su auto compacto color blanco. El atentado se dio a la altura de las calles Juan Sosa Mazariego y Limbano Blandín, lugar en el que abrieron fuego contra el hombre.

Gravemente herido, el automovilista acabó parando la unidad frente a una casa, y por el escándalo que se generó los criminales emprendieron la retirada.

La gente que se arremolinó dio cuenta que el hombre que sufrió el atentado de muerte aún estaba con vida. Por lo que dieron, de inmediato, parte a la Cruz Roja, que llegó en auxilio y procedió al traslado del lesionado a un hospital de la ciudad. El hombre presentaba, al menos, cuatro impactos de bala en el cuerpo.

La Policía arribó y dio cuenta que la unidad del hombre baleado registró siete impactos de bala. Autoridades de justicia tomaron conocimiento de los hechos.