/ martes 7 de abril de 2020

Buscan penas más duras contra quienes contagien Covid-19 de manera intencional

El senador de Movimiento Ciudadano, Samuel García Sepúlveda, busca endurecer el castigo

Ante los casos registrados a lo largo del mundo de personas que, de manera negligente, han animado propagar el contagio de Covid-19, el senador de Movimiento Ciudadano (MC), Samuel García Sepúlveda busca endurecer el castigo a quienes de manera intencional contagien a otros, como sucedió con un funcionario en Oaxaca.

Su propuesta legislativa promueve una reforma al 199-Bis del Código Penal Federal para aumentar las penas del delito de peligro de contagio y pasar de “tres años de prisión y hasta cuarenta días de multa” a “cinco a diez años de prisión y de cien a trescientos días multa”.

Foto: Twitter @samuel_garcias

Además, García Sepúlveda establece como agravante la omisión de recomendaciones de autoridades sanitarias nacionales u organismos internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, como forma de consumación del delito.

En este marco el de Nuevo León recuerda que el pasado 30 de marzo, el gobierno federal decretó la emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor.

Sin embargo apunta, “a pesar de las recomendaciones citadas con anterioridad, la negligencia ciudadana prevalece, lo que sin duda repercute en la posibilidad de propagar el contagio”.

Casos negligentes

Cabe recordar que esta semana se presentó una denuncia ante la FGR estatal, con fecha de 6 de abril, en contra de Daniel López, jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 2, en Oaxaca, quien es acusado de posible contagio de Covid-19 a los trabajadores de esta institución y a la sociedad por no atender las medidas de precaución y prevención cuando éste recibió atención en el Hospital Regional "Presidente Juárez".

En redes sociales se acusa que el funcionario de la región del Istmo de Tehuantepec salió corriendo, luego de liberarse por propia voluntad, y escupió y tosió a personal médico y pacientes que se encontraban por los pasillos de este hospital del ISSSTE.

“Precisamente esta semana se hizo público el caso de Daniel L. P., diagnosticado positivo de Covid-19 y jefe de la Jurisdicción sanitaria 2 de los Servicios de Salud de Oaxaca, quién en el Hospital Regional de ISSSTE, escupió a pacientes y al personal médico para luego escapar”, mencionó.

Otro de los casos consignados por el senador, es el que se presentó en Colombia, donde un hombre tosió en la cara de una empleada de la aerolínea donde viajaba, por considerar tardado del proceso de registro para subir al avión, lo cual provocó que se desataran diferentes protocolos de bioseguridad.

En Argentina, recordó Samuel García, una persona de nacionalidad chilena, que se encontraba al interior de la estación de autobuses, se acercó a un reportero que realizaba un informe sobre el impacto del Covid-19 en ese país y tosió en su cara, argumentando que “mentía y ya estaba harto”, provocando que el reportero dejará de transmitir y que la gente que estaba alrededor entrará en pánico

“Este tipo de conductas dolosas que pueden ocasionar más muertes por el contagio, no pueden ser permitidas en el país durante esta crisis. Tienen que ser castigadas con una pena más grave”, apuntó.

Ante los casos registrados a lo largo del mundo de personas que, de manera negligente, han animado propagar el contagio de Covid-19, el senador de Movimiento Ciudadano (MC), Samuel García Sepúlveda busca endurecer el castigo a quienes de manera intencional contagien a otros, como sucedió con un funcionario en Oaxaca.

Su propuesta legislativa promueve una reforma al 199-Bis del Código Penal Federal para aumentar las penas del delito de peligro de contagio y pasar de “tres años de prisión y hasta cuarenta días de multa” a “cinco a diez años de prisión y de cien a trescientos días multa”.

Foto: Twitter @samuel_garcias

Además, García Sepúlveda establece como agravante la omisión de recomendaciones de autoridades sanitarias nacionales u organismos internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, como forma de consumación del delito.

En este marco el de Nuevo León recuerda que el pasado 30 de marzo, el gobierno federal decretó la emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor.

Sin embargo apunta, “a pesar de las recomendaciones citadas con anterioridad, la negligencia ciudadana prevalece, lo que sin duda repercute en la posibilidad de propagar el contagio”.

Casos negligentes

Cabe recordar que esta semana se presentó una denuncia ante la FGR estatal, con fecha de 6 de abril, en contra de Daniel López, jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 2, en Oaxaca, quien es acusado de posible contagio de Covid-19 a los trabajadores de esta institución y a la sociedad por no atender las medidas de precaución y prevención cuando éste recibió atención en el Hospital Regional "Presidente Juárez".

En redes sociales se acusa que el funcionario de la región del Istmo de Tehuantepec salió corriendo, luego de liberarse por propia voluntad, y escupió y tosió a personal médico y pacientes que se encontraban por los pasillos de este hospital del ISSSTE.

“Precisamente esta semana se hizo público el caso de Daniel L. P., diagnosticado positivo de Covid-19 y jefe de la Jurisdicción sanitaria 2 de los Servicios de Salud de Oaxaca, quién en el Hospital Regional de ISSSTE, escupió a pacientes y al personal médico para luego escapar”, mencionó.

Otro de los casos consignados por el senador, es el que se presentó en Colombia, donde un hombre tosió en la cara de una empleada de la aerolínea donde viajaba, por considerar tardado del proceso de registro para subir al avión, lo cual provocó que se desataran diferentes protocolos de bioseguridad.

En Argentina, recordó Samuel García, una persona de nacionalidad chilena, que se encontraba al interior de la estación de autobuses, se acercó a un reportero que realizaba un informe sobre el impacto del Covid-19 en ese país y tosió en su cara, argumentando que “mentía y ya estaba harto”, provocando que el reportero dejará de transmitir y que la gente que estaba alrededor entrará en pánico

“Este tipo de conductas dolosas que pueden ocasionar más muertes por el contagio, no pueden ser permitidas en el país durante esta crisis. Tienen que ser castigadas con una pena más grave”, apuntó.