/ domingo 25 de octubre de 2020

"Yo vi a la muerte en el Hospital de la Mujer, en Villahermosa"

“Nunca he estado más asustada en mi vida”, nos cuenta Martha Patricia luego de vivir la inexplicable experiencia en el nosocomio

La siguiente historia fue contada por la señora Martha Patricia 'N', quien estuvo internada en el hospital de la Mujer, de la ciudad de Villahermosa Tabasco, en noviembre de 2009, debido a un cáncer en la vejiga.

"A mí me internan de emergencia un martes a las tres de la madrugada, debido a que orinaba sangre, pues ya llevaba varios días con molestias tras una fuerte infección de la que al parecer nunca sané. Ahí fue cuando me detectaron el cáncer. Estuve en cuidados intensivos. Me administraron varios medicamentos y había la posibilidad de que me intervinieran quirúrgicamente, además de las quimios.

"Estaba realmente mal; sufría dolores terribles, fiebre alta y presentaba dificultad para orinar, entre otros síntomas muy incómodos. Casi no podía dormir y cuando lo hacía, era a intervalos. Tenía pesadillas todas las noches y la verdad ya quería que mi sufrimiento se terminara, aunque fuera con la muerte. Nunca he estado más asustada en mi vida.

Entre médicos y enfermeras también hay historias, pero prefieren callar.

"Una noche, después de una pesadilla que ya no recuerdo, abrí los ojos. No sé qué hora era, pero debió ser de madrugada, porque todo estaba en silencio y sólo de vez en cuándo se escuchaban los quejidos de otros pacientes, y los ruidos de las máquinas y el oxígeno fluyendo por las tuberías.

"Ahí fue cuando la vi. Mi esposo estaba sentado en el sillón que ponen para los familiares, dormido. Y a los pies de la cama, estaba Ella. Una figura de mujer, alta, delgada, vestida de blanco. Al principio pensé que era la enfermera que venía a darme mis medicinas. Pero no traía cofia, y ya después de un rato de permanecer ahí, vi que no se movía y eso me pareció sumamente fuera de lo normal.

"Entonces, me froté los ojos para tratar de verla mejor. Como estaba cerca de la ventana, algo de la luz exterior se alcanzaba a filtrar y la alumbraba un poco. Noté que era extremadamente delgada. Su rostro era de facciones muy finas, con los pómulos muy pronunciados. Tenía los ojos hundidos y muy negros, como si tuviera ojeras. Su cabello era largo y negro. Su expresión era seria pero no sombría, sino serena.

Sucedió cuando todo está en silencio y solo se escuchan los sonidos de las máquinas.

"Me miraba fijamente. Cuando de pronto entendí quién era Ella, en lugar de sentir miedo, me invadió una paz infinita. Me acordé de la película esa (Macario, de 1960, con Ignacio López Tarso) donde se supone que si la muerte aparece a los pies de la cama, es porque te vas a salvar, y si aparece en la cabecera, es porque te vas a morir.

"No supe en qué momento me volví a quedar dormida. A la mañana siguiente desperté de mejor ánimo. Me sometí al tratamiento completo, me operaron y logré superar el cáncer, después de un par de meses.

"Hoy sé que no se trató de una alucinación. Incluso se lo comenté a una de las enfermeras. Me dijo; sí, es la Muerte. Muchos enfermitos dicen que la han visto, incluso familiares de pacientes. Entre médicos y enfermeras también hay historias, pero preferimos no decir nada para no afectar la moral de los pacientes”.

La siguiente historia fue contada por la señora Martha Patricia 'N', quien estuvo internada en el hospital de la Mujer, de la ciudad de Villahermosa Tabasco, en noviembre de 2009, debido a un cáncer en la vejiga.

"A mí me internan de emergencia un martes a las tres de la madrugada, debido a que orinaba sangre, pues ya llevaba varios días con molestias tras una fuerte infección de la que al parecer nunca sané. Ahí fue cuando me detectaron el cáncer. Estuve en cuidados intensivos. Me administraron varios medicamentos y había la posibilidad de que me intervinieran quirúrgicamente, además de las quimios.

"Estaba realmente mal; sufría dolores terribles, fiebre alta y presentaba dificultad para orinar, entre otros síntomas muy incómodos. Casi no podía dormir y cuando lo hacía, era a intervalos. Tenía pesadillas todas las noches y la verdad ya quería que mi sufrimiento se terminara, aunque fuera con la muerte. Nunca he estado más asustada en mi vida.

Entre médicos y enfermeras también hay historias, pero prefieren callar.

"Una noche, después de una pesadilla que ya no recuerdo, abrí los ojos. No sé qué hora era, pero debió ser de madrugada, porque todo estaba en silencio y sólo de vez en cuándo se escuchaban los quejidos de otros pacientes, y los ruidos de las máquinas y el oxígeno fluyendo por las tuberías.

"Ahí fue cuando la vi. Mi esposo estaba sentado en el sillón que ponen para los familiares, dormido. Y a los pies de la cama, estaba Ella. Una figura de mujer, alta, delgada, vestida de blanco. Al principio pensé que era la enfermera que venía a darme mis medicinas. Pero no traía cofia, y ya después de un rato de permanecer ahí, vi que no se movía y eso me pareció sumamente fuera de lo normal.

"Entonces, me froté los ojos para tratar de verla mejor. Como estaba cerca de la ventana, algo de la luz exterior se alcanzaba a filtrar y la alumbraba un poco. Noté que era extremadamente delgada. Su rostro era de facciones muy finas, con los pómulos muy pronunciados. Tenía los ojos hundidos y muy negros, como si tuviera ojeras. Su cabello era largo y negro. Su expresión era seria pero no sombría, sino serena.

Sucedió cuando todo está en silencio y solo se escuchan los sonidos de las máquinas.

"Me miraba fijamente. Cuando de pronto entendí quién era Ella, en lugar de sentir miedo, me invadió una paz infinita. Me acordé de la película esa (Macario, de 1960, con Ignacio López Tarso) donde se supone que si la muerte aparece a los pies de la cama, es porque te vas a salvar, y si aparece en la cabecera, es porque te vas a morir.

"No supe en qué momento me volví a quedar dormida. A la mañana siguiente desperté de mejor ánimo. Me sometí al tratamiento completo, me operaron y logré superar el cáncer, después de un par de meses.

"Hoy sé que no se trató de una alucinación. Incluso se lo comenté a una de las enfermeras. Me dijo; sí, es la Muerte. Muchos enfermitos dicen que la han visto, incluso familiares de pacientes. Entre médicos y enfermeras también hay historias, pero preferimos no decir nada para no afectar la moral de los pacientes”.

Local

Mantiene Tabasco los primeros lugares nacionales en robo

Observatorio Ciudadano de Tabasco señaló que lidera la lista por abigeato, segundo en atraco violento y tercero en asalto a transeúnte

Local

Acusan a la 4T de lucrar con apoyos a damnificados en Tabasco

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) demandará a las autoridades para que indemnice a las familias afectadas, aseguró el senador, Juan Manuel Fócil

Local

Emiten convocatoria para trabajos en distribuidor vial Guayabal

La licitación aún corresponde a la primera etapa de la obra, zona que presentó problemas en las inundaciones pasadas

Sociedad

Dos alcaldes inauguran la lista negra de agresores

El registro nacional de personas sancionadas por violencia política contra mujeres se estrenó ayer

Sociedad

No quedó nada de mi hija: madre de víctima

Soledad Jarquín le entregó a López Obrador 18 mil firmas para poner fin a la violencia contra las mujeres

Finanzas

Hay 6 mil empresas de outsourcing ilegal

Representantes de las cúpulas empresariales solicitaron que el cambio legal tenga vigencia a partir de 2022

Sociedad

Hay que ir más allá de las cifras de feminicidio

Especialistas invitadas a la segunda sesión del Consejo Editorial con Perspectiva de Género de la OEM coinciden en la importancia de abordar las historias de las mujeres

Deportes

Pumas Tabasco da la sorpresa a Cimarrones

Los felinos ganan su boleto a cuartos de final al eliminar a uno de los mejores cuadros de la Liga de Expansión

Local

Arriba apoyo en especie para zonas afectadas en Tabasco

Con este envío suman ya 50 toneladas de agua, víveres, ropa y diversos productos para los damnificados