/ martes 6 de julio de 2021

Tabasco, líder del ciberacoso en México: INEGI

El Módulo sobre este delito revela que en el último cuatrimestre de 2020, la entidad ocupó el segundo lugar con un 26.9%, mientras que encabeza la prevalencia contra mujeres con un 30.6%

Tabasco se ubicó como el segundo estado que más situaciones de ciberacoso registró en el último cuatrimestre del 2020, esto al reportar una prevalencia del 26.9 por ciento, según se desprende del Módulo sobre Ciberacoso (Mociba) 2020 que elaboró el INEGI; de igual manera, el estado se encuentra en el primer lugar en cuanto a ciberacoso en agravio de personas del sexo femenino.

De acuerdo al estudio, por entidad federativa la mayor prevalencia de ciberacoso se registró en Colima, seguido por Tabasco y Tlaxcala, con 27.4%, 26.9% y 26.4%, respectivamente.

Por otro lado, las entidades con la menor prevalencia de ciberacoso fueron Ciudad de México, Tamaulipas y Coahuila con 16.2%, 17.8% y 17.8%, respectivamente.

En tanto, la entidad encabeza la prevalencia más alta de ciberacoso en agravio de las mujeres a partir de los 12 años, con un 30.6 por ciento, seguida por Morelos y Colima, con un 28.4 y 28.3 por ciento respectivamente.

El Módulo sobre Ciberacoso (Mociba) 2020, se levantó del 5 de octubre al 27 de noviembre de 2020 con el objetivo de generar información estadística para conocer la prevalencia de ciberacoso entre las personas de 12 años y más (usuarias de Internet en cualquier dispositivo), el tipo de situación de vivida y su caracterización.

Menores de edad a partir de 12 años, han sufrido este tipo de abuso.

El Mociba 2020 presenta resultados que muestran la prevalencia de ciberacoso durante los 12 meses previos a su levantamiento y caracteriza a la población que lo ha experimentado a través de las diferentes situaciones declaradas.

De igual forma, se busca establecer la identidad y sexo de la persona que lo llevó a cabo, la intensidad del ciberacoso y el impacto causado en la víctima.

Incluye la estimación sobre la proporción de población que declaró haber sido víctima de ciberacoso por entidad federativa, rango de edad y nivel de escolaridad, las acciones tomadas contra el ciberacoso experimentado y las medidas de seguridad que realizó la población usuaria de Internet para proteger su información y equipos.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2020, en México, 75% de la población de 12 años y más utilizó Internet en cualquier dispositivo en el periodo comprendido entre julio y noviembre de 2020.

Fotos: Cortesía

De la población usuaria de Internet, 21% declaró haber vivido, entre octubre de 2019 y noviembre de 2020, alguna situación de acoso cibernético por las que se indagó, siendo mayor para mujeres (22.5%) que para los hombres (19.3%).

Los adolescentes y jóvenes son los más expuestos: 23.3% de los hombres de 20 a 29 años y 29.2% de las mujeres de 12 a 19 años, señalaron haber vivido algún tipo de ciberacoso.

El ciberacoso o acoso cibernético se refiere a la situación en que una persona es expuesta, repetidamente y de forma prolongada en el tiempo a acciones negativas con la intención de intención de causar, o tratar de causar, daño o molestias, por parte de una o más personas usando medios electrónicos tales como el teléfono celular e Internet.

Algunas de las situaciones de ciberacoso experimentadas en el cuestionario Mociba 2020 fueron recibir mensajes ofensivos, con insultos o burlas; que una persona publique información personal, fotos o videos (falsos o verdaderos) para dañar; ser criticado por su apariencia (forma de vestir, tono de piel, peso, estatura, etc.) o clase social; recibir insinuaciones o propuestas de tipo sexual que le molestaran; que una persona se hiciera pasar por usted para enviar información falsa, insultar o agredir a otras personas; ser contactado por medio de nombres falsos para molestarle o dañarle; ser vigilado en sus sitios o cuentas en Internet para causarle molestia o daño; ser provocado en línea para que reaccione de forma negativa; y recibió fotos o vídeos de contenido sexual que le molestaron.

De este modo, en los últimos 12 meses con respecto del período de levantamiento de información tanto hombres como mujeres que vivieron alguna situación de ciberacoso utilizaron internet en promedio más de una hora adicional en relación con aquellos que no lo experimentaron.

Las situaciones experimentadas con mayor frecuencia por parte de la población de mujeres que ha vivido ciberacoso fueron: recibir insinuaciones o propuestas sexuales (35.9%), contacto mediante identidades falsas (33.4%) y recibir mensajes ofensivos (32.8%); mientras que para la población de hombres que han vivido ciberacoso fueron: contacto mediante identidades falsas (37.1%), recibir mensajes ofensivos (36.9%) y recibir llamadas ofensivas (23.7%).

En 57.8% de los casos de ciberacoso no se identificó a las personas acosadoras, en 24.5% se logró detectar solo a personas conocidas, mientras que en 17.8% se identificó tanto a personas conocidas como a desconocidas.

Cuando se logró identificar al menos a un acosador, se identificó a personas con las cuales no existía una relación cercana, es decir, conocidas de poco trato o solo de vista (19.3%); personas cercanas o en quien se pudiera confiar, tales como amigos(as) (12.6%), compañeros(as) de clase o trabajo (9.7%), exnovio(a) o expareja (6.4%) y, finalmente, familiares (4.6%).

De las víctimas que lograron identificar el sexo del agresor, 59.4% de los hombres y 53.2% de las mujeres señaló que se trataba de un hombre.

El efecto principal que ocasionan las situaciones de ciberacoso tanto a mujeres como a hombres es el enojo con 68% y 58.8%, respectivamente; seguido de la sensación de desconfianza, con 38.4% y 32.3% para mujeres y hombres, respectivamente.

De acuerdo con los resultados, se identifica que la acción tomada con mayor frecuencia ante el ciberacoso es bloquear a la persona, cuenta o página (70.1% en el caso de las mujeres, 52.9% en el caso de los hombres), seguida de ignorar o no contestar (25% en el caso de las mujeres, 35.4% en el caso de los hombres).

El Mociba se levantó en 2015, 2016 y 2017 como estadística experimental con la finalidad de investigar sobre la temática para generar información que sea útil para promover iniciativas para prevenir, atender y erradicar el ciberacoso. A partir de 2019, se integra al conjunto de proyectos regulares del Subsistema Nacional de Información de Gobierno, Seguridad Pública e Impartición de Justicia.

Situaciones donde se da el ilícito:

  • Mensajes ofensivos, con insultos o burlas
  • Que una persona publique información personal, fotos o videos (falsos o verdaderos) para dañar
  • Ser criticado por su apariencia (forma de vestir, tono de piel, peso, estatura, etc.) o clase social
  • Recibir insinuaciones o propuestas de tipo sexual que le molestaran
  • Que una persona se hiciera pasar por usted para enviar información falsa, insultar o agredir a otras personas
  • Ser contactado por medio de nombres falsos para molestarle o dañarle
  • Ser vigilado en sus sitios o cuentas en Internet para causarle molestia o daño
  • Ser provocado en línea para que reaccione de forma negativa
  • Recibir fotos o vídeos de contenido sexual que le molestaron.

Tabasco se ubicó como el segundo estado que más situaciones de ciberacoso registró en el último cuatrimestre del 2020, esto al reportar una prevalencia del 26.9 por ciento, según se desprende del Módulo sobre Ciberacoso (Mociba) 2020 que elaboró el INEGI; de igual manera, el estado se encuentra en el primer lugar en cuanto a ciberacoso en agravio de personas del sexo femenino.

De acuerdo al estudio, por entidad federativa la mayor prevalencia de ciberacoso se registró en Colima, seguido por Tabasco y Tlaxcala, con 27.4%, 26.9% y 26.4%, respectivamente.

Por otro lado, las entidades con la menor prevalencia de ciberacoso fueron Ciudad de México, Tamaulipas y Coahuila con 16.2%, 17.8% y 17.8%, respectivamente.

En tanto, la entidad encabeza la prevalencia más alta de ciberacoso en agravio de las mujeres a partir de los 12 años, con un 30.6 por ciento, seguida por Morelos y Colima, con un 28.4 y 28.3 por ciento respectivamente.

El Módulo sobre Ciberacoso (Mociba) 2020, se levantó del 5 de octubre al 27 de noviembre de 2020 con el objetivo de generar información estadística para conocer la prevalencia de ciberacoso entre las personas de 12 años y más (usuarias de Internet en cualquier dispositivo), el tipo de situación de vivida y su caracterización.

Menores de edad a partir de 12 años, han sufrido este tipo de abuso.

El Mociba 2020 presenta resultados que muestran la prevalencia de ciberacoso durante los 12 meses previos a su levantamiento y caracteriza a la población que lo ha experimentado a través de las diferentes situaciones declaradas.

De igual forma, se busca establecer la identidad y sexo de la persona que lo llevó a cabo, la intensidad del ciberacoso y el impacto causado en la víctima.

Incluye la estimación sobre la proporción de población que declaró haber sido víctima de ciberacoso por entidad federativa, rango de edad y nivel de escolaridad, las acciones tomadas contra el ciberacoso experimentado y las medidas de seguridad que realizó la población usuaria de Internet para proteger su información y equipos.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2020, en México, 75% de la población de 12 años y más utilizó Internet en cualquier dispositivo en el periodo comprendido entre julio y noviembre de 2020.

Fotos: Cortesía

De la población usuaria de Internet, 21% declaró haber vivido, entre octubre de 2019 y noviembre de 2020, alguna situación de acoso cibernético por las que se indagó, siendo mayor para mujeres (22.5%) que para los hombres (19.3%).

Los adolescentes y jóvenes son los más expuestos: 23.3% de los hombres de 20 a 29 años y 29.2% de las mujeres de 12 a 19 años, señalaron haber vivido algún tipo de ciberacoso.

El ciberacoso o acoso cibernético se refiere a la situación en que una persona es expuesta, repetidamente y de forma prolongada en el tiempo a acciones negativas con la intención de intención de causar, o tratar de causar, daño o molestias, por parte de una o más personas usando medios electrónicos tales como el teléfono celular e Internet.

Algunas de las situaciones de ciberacoso experimentadas en el cuestionario Mociba 2020 fueron recibir mensajes ofensivos, con insultos o burlas; que una persona publique información personal, fotos o videos (falsos o verdaderos) para dañar; ser criticado por su apariencia (forma de vestir, tono de piel, peso, estatura, etc.) o clase social; recibir insinuaciones o propuestas de tipo sexual que le molestaran; que una persona se hiciera pasar por usted para enviar información falsa, insultar o agredir a otras personas; ser contactado por medio de nombres falsos para molestarle o dañarle; ser vigilado en sus sitios o cuentas en Internet para causarle molestia o daño; ser provocado en línea para que reaccione de forma negativa; y recibió fotos o vídeos de contenido sexual que le molestaron.

De este modo, en los últimos 12 meses con respecto del período de levantamiento de información tanto hombres como mujeres que vivieron alguna situación de ciberacoso utilizaron internet en promedio más de una hora adicional en relación con aquellos que no lo experimentaron.

Las situaciones experimentadas con mayor frecuencia por parte de la población de mujeres que ha vivido ciberacoso fueron: recibir insinuaciones o propuestas sexuales (35.9%), contacto mediante identidades falsas (33.4%) y recibir mensajes ofensivos (32.8%); mientras que para la población de hombres que han vivido ciberacoso fueron: contacto mediante identidades falsas (37.1%), recibir mensajes ofensivos (36.9%) y recibir llamadas ofensivas (23.7%).

En 57.8% de los casos de ciberacoso no se identificó a las personas acosadoras, en 24.5% se logró detectar solo a personas conocidas, mientras que en 17.8% se identificó tanto a personas conocidas como a desconocidas.

Cuando se logró identificar al menos a un acosador, se identificó a personas con las cuales no existía una relación cercana, es decir, conocidas de poco trato o solo de vista (19.3%); personas cercanas o en quien se pudiera confiar, tales como amigos(as) (12.6%), compañeros(as) de clase o trabajo (9.7%), exnovio(a) o expareja (6.4%) y, finalmente, familiares (4.6%).

De las víctimas que lograron identificar el sexo del agresor, 59.4% de los hombres y 53.2% de las mujeres señaló que se trataba de un hombre.

El efecto principal que ocasionan las situaciones de ciberacoso tanto a mujeres como a hombres es el enojo con 68% y 58.8%, respectivamente; seguido de la sensación de desconfianza, con 38.4% y 32.3% para mujeres y hombres, respectivamente.

De acuerdo con los resultados, se identifica que la acción tomada con mayor frecuencia ante el ciberacoso es bloquear a la persona, cuenta o página (70.1% en el caso de las mujeres, 52.9% en el caso de los hombres), seguida de ignorar o no contestar (25% en el caso de las mujeres, 35.4% en el caso de los hombres).

El Mociba se levantó en 2015, 2016 y 2017 como estadística experimental con la finalidad de investigar sobre la temática para generar información que sea útil para promover iniciativas para prevenir, atender y erradicar el ciberacoso. A partir de 2019, se integra al conjunto de proyectos regulares del Subsistema Nacional de Información de Gobierno, Seguridad Pública e Impartición de Justicia.

Situaciones donde se da el ilícito:

  • Mensajes ofensivos, con insultos o burlas
  • Que una persona publique información personal, fotos o videos (falsos o verdaderos) para dañar
  • Ser criticado por su apariencia (forma de vestir, tono de piel, peso, estatura, etc.) o clase social
  • Recibir insinuaciones o propuestas de tipo sexual que le molestaran
  • Que una persona se hiciera pasar por usted para enviar información falsa, insultar o agredir a otras personas
  • Ser contactado por medio de nombres falsos para molestarle o dañarle
  • Ser vigilado en sus sitios o cuentas en Internet para causarle molestia o daño
  • Ser provocado en línea para que reaccione de forma negativa
  • Recibir fotos o vídeos de contenido sexual que le molestaron.

Finanzas

Le apuesta sector de la construcción a contratos de mantenimiento en la Refinería de Dos Bocas

El sector de la construcción busca evitar afectaciones por la disminución de la mano de obra que se prevé tras la conclusión del proyecto

Local

Pese a medicamentos caducos, Silvia Roldán sigue firme en Salud: Guillermo del Rivero

Tras darse a conocer la millonaria cantidad perdida de medicinas, el titular de Segotab reiteró que no está a discusión la permanencia de la secretaria de Salud

Cultura

La periodista Argelia Herrera y el escultor Máximo Hernández nos visitaron en El Atelier

Argelia Herrera busca empoderar a los nuevos locutores mediante el uso de su voz, mientras que Máximo Hernández nos contó su largo camino en la escultura

Gossip

Premier de Elvis, Del Toro con Gael García y premio para Colombia marcan el día en Cannes

La premiere de Elvis, la presencia de Guillermo del Toro con Gael García y un premio para una cinta colombiana marcan el día en la Croisette

Gossip

Eduardo Lizalde deja como legado el uso preciso de la palabra poética

Eduardo Lizalde deja como legado el uso preciso de la palabra poética para reflexionar sobre la vida, coinciden sus colegas

Gossip

Tras 19 años, Ellen DeGeneres le dice adiós a su show televisivo

Hoy es la última emisión del programa que la comediante y conductora estrenó en 2003 

Gossip

Se enfrentan rudos y técnicos de la impro

El espectáculo La impro lucha de José Luis Saldaña, se presenta en temporada en el Foro Shakespeare

Gossip

Mocedades tendría un musical, pero no bioserie

El sexteto vocal abre su Tour Infinito Duets en Mérida, en tributo a Armando Manzanero

Gossip

Lupita D’Alessio dedica a sus tres hijos su nuevo disco de éxitos Aquí estoy yo

“Aguantaron como buenos hombres que son, todo lo que pasaron, qué lindo es tener a los hijos sanos”, dijo la cantante