/ martes 16 de julio de 2019

No respetan los camposantos

Como una cantina a cielo abierto, es tomado el panteón de la colonia La Manga por jóvenes de bachilleratos cercanos que se cruzan las bardas a plena luz del día, para ingerir bebidas embriagantes, fumar marihuana y bailar sobre las tumbas.

Como una cantina a cielo abierto, es tomado el panteón de la colonia La Manga por jóvenes de bachilleratos cercanos que se cruzan las bardas a plena luz del día, para ingerir bebidas embriagantes, fumar marihuana y bailar sobre las tumbas.

Lo anterior, pese a que cuidadores y encargados del camposanto han hecho las denuncias correspondientes a las los elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), mismos que hasta el momento han hecho caso omiso a la problemática.

Tilo Ruiz Méndez, panteonero desde hace 40 años en dicho lugar, indicó a este matutino que los jóvenes se cruzan la barda trasera para ingerir alcohol y fumar marihuana, sin embargo, por su fuera poco cuando están intoxicados se paran sobre las tumbas a bailar.

“Tenemos un problema, los chamacos se saltan la barda y traen cerveza, y los peor, se ponen a fumar marihuana. Luego hemos visto a las chamacas que cuando ya están borrachas se suben a las bóvedas a bailarle a los chamacos”, acotó.

Expuso a este matutino que la última vez que ocurrió esta situación dio parte a elementos de la SSPC, quienes le indicaron que llegarían a la brevedad posible, cosa que no ocurrió.

“La otra vez, creo que la última vez que vinieron le llamamos a la policía, porque tengo el número del comandante de aquí, me dijeron que enviarían a una patrulla y a la fecha no ha llegado la patrulla, nada que vino”, puntualizó.

En tanto, tras un recorrido realizado por este matutino se pudo constatar la proliferación en embaces de bebidas embriagantes que son dejado por lo jóvenes, a quienes incluso no les importa la presencia de los veladores y panteoneros, pues de todas formas arman sus fiestas sobre las estructuras donde descansan los restos de los difuntos.

“Y estamos aquí y les vale, ellos se ponen a fumar, a tomar, luego nos dicen que solo entran a hacer del baño porque su baño no sirve, pero eso tampoco debe ser así, esto no es un baño es un panteón”, acotó.

Ante ello, finalmente aprovechó la presencia del equipo informativo de El Heraldo de Tabasco para pedirles a las autoridades correspondientes que tomen cartas en el asunto, pues es una falta de respeto lo que estos jóvenes hacen tomando en cuenta que los panteones son lugares de descanso eterno.

Como una cantina a cielo abierto, es tomado el panteón de la colonia La Manga por jóvenes de bachilleratos cercanos que se cruzan las bardas a plena luz del día, para ingerir bebidas embriagantes, fumar marihuana y bailar sobre las tumbas.

Lo anterior, pese a que cuidadores y encargados del camposanto han hecho las denuncias correspondientes a las los elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), mismos que hasta el momento han hecho caso omiso a la problemática.

Tilo Ruiz Méndez, panteonero desde hace 40 años en dicho lugar, indicó a este matutino que los jóvenes se cruzan la barda trasera para ingerir alcohol y fumar marihuana, sin embargo, por su fuera poco cuando están intoxicados se paran sobre las tumbas a bailar.

“Tenemos un problema, los chamacos se saltan la barda y traen cerveza, y los peor, se ponen a fumar marihuana. Luego hemos visto a las chamacas que cuando ya están borrachas se suben a las bóvedas a bailarle a los chamacos”, acotó.

Expuso a este matutino que la última vez que ocurrió esta situación dio parte a elementos de la SSPC, quienes le indicaron que llegarían a la brevedad posible, cosa que no ocurrió.

“La otra vez, creo que la última vez que vinieron le llamamos a la policía, porque tengo el número del comandante de aquí, me dijeron que enviarían a una patrulla y a la fecha no ha llegado la patrulla, nada que vino”, puntualizó.

En tanto, tras un recorrido realizado por este matutino se pudo constatar la proliferación en embaces de bebidas embriagantes que son dejado por lo jóvenes, a quienes incluso no les importa la presencia de los veladores y panteoneros, pues de todas formas arman sus fiestas sobre las estructuras donde descansan los restos de los difuntos.

“Y estamos aquí y les vale, ellos se ponen a fumar, a tomar, luego nos dicen que solo entran a hacer del baño porque su baño no sirve, pero eso tampoco debe ser así, esto no es un baño es un panteón”, acotó.

Ante ello, finalmente aprovechó la presencia del equipo informativo de El Heraldo de Tabasco para pedirles a las autoridades correspondientes que tomen cartas en el asunto, pues es una falta de respeto lo que estos jóvenes hacen tomando en cuenta que los panteones son lugares de descanso eterno.

Local

En aumento pacientes Covid hospitalizados en Tabasco

En las últimas 48 horas, se registraron 3 defunciones; asimismo reportó 107 nuevos casos positivos en las últimas 24 horas

Local

Abre Adán Augusto comparecencias en el Congreso de Tabasco

Contará con 20 minutos para exponer el estado y las acciones realizadas durante el año, para después dar paso a las preguntas de los diputados y las réplicas

Local

Registra Tabasco su sexto sismo en el mes

El fenómeno fue detectado a las 2:07 de la mañana con magnitud 4.9

Sociedad

Las autodefensas sí existimos y portamos armas por necesidad: Román Vázquez

La falta de una estrategia sólida de seguridad ha orillado a los ciudadanos a cuidarse a sí mismos

Finanzas

Peugeot duplica su cuota de mercado en cuatro años

La marca francesa confía en concentrar 1% del mercado mexicano antes de que concluya el año, dice su CEO local, Igor Dumas

Sociedad

Dejan a alcaldes a merced del crimen

Luego de 14 años, no existen protocolos, a nivel federal, para garantizar la seguridad de los funcionarios

Finanzas

Venta de marihuana será legal en 2022

De entrar en vigor, la Secretaría de Salud tendrá seis meses para crear el Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis

Literatura

Rosa Montero realiza un viaje hacia la reinvención

Rosa Montero presentó en la FIL de Guadalajara La buena suerte, una novela sobre la resiliencia

Salud

Evolución | ¿Y qué pasa después del Covid?

Las bajas en los ingresos económicos fueron considerables para la mayoría de los entrevistados porque los medicamentos no son baratos