/ martes 17 de marzo de 2020

Inicia guerra por posibles vacunas contra el Covid-19

Italia, el país de Europa más afectado por la pandemia de coronavirus, superó los 2,000 muertos con 349 nuevos fallecimientos en las últimas 24 horas

BERLÍN. El gobierno de Angela Merkel acusó al presidente Donald Trump de haber intentado apropiarse de un proyecto de vacuna contra el coronavirus desarrollado por un laboratorio alemán, y advirtió que hará todo lo posible para que sea desarrollado en Europa.

“Los investigadores alemanes desempeñan un papel de primer nivel en el desarrollo de medicamentos y vacunas y no podemos permitir que otros busquen procurarse la exclusividad de sus resultados”, criticó el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Mas, en una entrevista publicada en el grupo de prensa regional Funke.

Su homólogo de Interior, Horst Seehofer, confirmó el domingo por la noche informaciones publicadas el mismo día por el diario Die Welt sobre un intento del presidente estadounidense Donald Trump de tomar control de un laboratorio alemán proponiéndole una gran suma de dinero.

En medio de la guerra está el laboratorio alemán CureVac, ubicado en Tubingen, en el sudoeste del país, que trabaja en una vacuna contra el Covid-19, gracias a subvenciones del gobierno alemán.

El laboratorio dice estar “a algunos meses” de presentar un proyecto para que sea validado clínicamente. Según el diario Die Welt, Trump intentó atraer gracias a millones de dólares a científicos alemanes que trabajan en una potencial vacuna o conseguir la exclusividad para su país invirtiendo en la empresa.

Esta vacuna sería entonces “solamente para Estados Unidos”, afirmó al diario una fuente cercana al gobierno alemán.

En tanto, la Comisión Europea (CE) ofreció un apoyo financiero de 80 millones de euros a CureVac para profundizar el desarrollo de la vacuna.

Por su parte, Estados Unidos arrancó en Seattle el primer ensayo clínico para probar una posible vacuna contra el nuevo coronavirus.

“El ensayo clínico abierto incluirá la participación de 45 adultos voluntarios saludables de entre 18 y 55 años durante unas seis semanas”, indicaron los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en un comunicado. “El primer participante recibió la vacuna experimental hoy”.

BERLÍN. El gobierno de Angela Merkel acusó al presidente Donald Trump de haber intentado apropiarse de un proyecto de vacuna contra el coronavirus desarrollado por un laboratorio alemán, y advirtió que hará todo lo posible para que sea desarrollado en Europa.

“Los investigadores alemanes desempeñan un papel de primer nivel en el desarrollo de medicamentos y vacunas y no podemos permitir que otros busquen procurarse la exclusividad de sus resultados”, criticó el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Mas, en una entrevista publicada en el grupo de prensa regional Funke.

Su homólogo de Interior, Horst Seehofer, confirmó el domingo por la noche informaciones publicadas el mismo día por el diario Die Welt sobre un intento del presidente estadounidense Donald Trump de tomar control de un laboratorio alemán proponiéndole una gran suma de dinero.

En medio de la guerra está el laboratorio alemán CureVac, ubicado en Tubingen, en el sudoeste del país, que trabaja en una vacuna contra el Covid-19, gracias a subvenciones del gobierno alemán.

El laboratorio dice estar “a algunos meses” de presentar un proyecto para que sea validado clínicamente. Según el diario Die Welt, Trump intentó atraer gracias a millones de dólares a científicos alemanes que trabajan en una potencial vacuna o conseguir la exclusividad para su país invirtiendo en la empresa.

Esta vacuna sería entonces “solamente para Estados Unidos”, afirmó al diario una fuente cercana al gobierno alemán.

En tanto, la Comisión Europea (CE) ofreció un apoyo financiero de 80 millones de euros a CureVac para profundizar el desarrollo de la vacuna.

Por su parte, Estados Unidos arrancó en Seattle el primer ensayo clínico para probar una posible vacuna contra el nuevo coronavirus.

“El ensayo clínico abierto incluirá la participación de 45 adultos voluntarios saludables de entre 18 y 55 años durante unas seis semanas”, indicaron los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en un comunicado. “El primer participante recibió la vacuna experimental hoy”.