/ martes 17 de marzo de 2020

Dudan que el calor frene el Covid-19

Aumentan los casos en el Sudeste Asiático pese a su clima; es esperanza en EU

SINGAPUR. Un alza dramática en las infecciones por coronavirus en el Sudeste Asiático en los últimos días ha despertado dudas respecto a la teoría de que un clima más cálido puede detener la propagación del virus, dicen los expertos en salud.

Los casos relativamente bajos en muchos países del Sudeste Asiático se habían citado como posible evidencia de que los climas más cálidos refrenaban el virus, dando esperanza a Europa y Estados Unidos en torno a una eventual moderación de la pandemia en la primavera boreal.

Pero naciones desde Indonesia a Tailandia y Filipinas han registrado sus mayores tasas de infecciones en los últimos días y ahora ese argumento es cuestionado, en una señal de que los factores estacionales pueden tener un rol apenas limitado en la propagación de la enfermedad.

"La teoría de la temperatura realmente no se sostiene ante lo que está sucediendo en gran parte del Sudeste Asiático", dijo Tikki Pangestu, profesor de la Escuela de Políticas Públicas Lee Kuan Yew de Singapur.

"La gente en Europa espera que el clima cálido elimine el virus. Dudo que esta sea la realidad". Aunque se sabe poco de la cepa del covid- 19, algunos de los síntomas muestran similitudes con la influenza estacional, que está más extendida en regiones de temperaturas más frías, aunque esto se atribuye en parte a que las personas que se apiñan en espacios cerrados.

Los lugares donde el virus se ha sentido con mayor severidad -como Wuhan en el centro de China, el norte de Italia y partes de Estados Unidos-, comparten climas y temperaturas similares.

La epidemia de 2002-2003 del Síndrome Respiratorio Agudo y Severo (SARS) se alivió durante los meses de verano boreal, aunque no está claro si eso estuvo relacionado con el clima o si coincidió con intervenciones más estrictas de salud pública.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este mes que no había evidencia de que la temperatura vaya a tener un papel en el brote de coronavirus, pero era una vía que valía la pena explorar.

En el Sudeste Asiático, que comparte un clima tropical cálido, muchos países han reportado pocos casos incluso meses después del brote inicial a fines del año pasado, a pesar de los estrechos lazos de viajes, negocios e inversiones de la región.

Pero expertos en salud dicen que en lugar del clima cálido, esto se debió a no se realizaron pruebas de forma tan extendida, hubo una subdetección por falta de recursos y se produjeron más casos importados a medida que el virus se trasladaba a múltiples epicentros fuera de China.

SINGAPUR. Un alza dramática en las infecciones por coronavirus en el Sudeste Asiático en los últimos días ha despertado dudas respecto a la teoría de que un clima más cálido puede detener la propagación del virus, dicen los expertos en salud.

Los casos relativamente bajos en muchos países del Sudeste Asiático se habían citado como posible evidencia de que los climas más cálidos refrenaban el virus, dando esperanza a Europa y Estados Unidos en torno a una eventual moderación de la pandemia en la primavera boreal.

Pero naciones desde Indonesia a Tailandia y Filipinas han registrado sus mayores tasas de infecciones en los últimos días y ahora ese argumento es cuestionado, en una señal de que los factores estacionales pueden tener un rol apenas limitado en la propagación de la enfermedad.

"La teoría de la temperatura realmente no se sostiene ante lo que está sucediendo en gran parte del Sudeste Asiático", dijo Tikki Pangestu, profesor de la Escuela de Políticas Públicas Lee Kuan Yew de Singapur.

"La gente en Europa espera que el clima cálido elimine el virus. Dudo que esta sea la realidad". Aunque se sabe poco de la cepa del covid- 19, algunos de los síntomas muestran similitudes con la influenza estacional, que está más extendida en regiones de temperaturas más frías, aunque esto se atribuye en parte a que las personas que se apiñan en espacios cerrados.

Los lugares donde el virus se ha sentido con mayor severidad -como Wuhan en el centro de China, el norte de Italia y partes de Estados Unidos-, comparten climas y temperaturas similares.

La epidemia de 2002-2003 del Síndrome Respiratorio Agudo y Severo (SARS) se alivió durante los meses de verano boreal, aunque no está claro si eso estuvo relacionado con el clima o si coincidió con intervenciones más estrictas de salud pública.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este mes que no había evidencia de que la temperatura vaya a tener un papel en el brote de coronavirus, pero era una vía que valía la pena explorar.

En el Sudeste Asiático, que comparte un clima tropical cálido, muchos países han reportado pocos casos incluso meses después del brote inicial a fines del año pasado, a pesar de los estrechos lazos de viajes, negocios e inversiones de la región.

Pero expertos en salud dicen que en lugar del clima cálido, esto se debió a no se realizaron pruebas de forma tan extendida, hubo una subdetección por falta de recursos y se produjeron más casos importados a medida que el virus se trasladaba a múltiples epicentros fuera de China.