/ sábado 6 de noviembre de 2021

Diez frutas silvestres de Tabasco y sus propiedades medicinales

Las propiedades curativas ayudan en males digestivos, trastornos menstruales, calvicie entre otros, desde el punto de vista naturista

Existen en Tabasco frutas que no requieren la mano del hombre para crecer, las cuales se denominan silvestres, pero no solo tienen esta cualidad, también propiedades medicinales que ayudan a curar males digestivos, trastornos menstruales, calvicie entre otros, según el libro Sea ud. su médico: cúrese con el naturismo, escrito Carlos Merino.

Las aquí mostradas son parte del catálogo de frutas silvestres de Tabasco; listado que aparece en el sitio: https://www.mexiko-mexico.org/es/frutas-silvestres-de-tabasco/.

1. Aguacate, más que una fruta

Fruto que tiene sus orígenes en la América tropical, entre estas regiones están el sur de México y países como Guatemala y Colombia. El sabor que tiene lo comparan con la avellana, además, reúne cualidades alimenticias de gran importancia. Por si esto fuera poco, contiene sustancias albúminas y minerales, y un bajo porcentaje de azúcar.

Entre las bondades que ofrece:

Es un estimulante del apetito.

Recomendable para personas que se encuentran débiles.

Ayuda al crecimiento y fortalecimiento de los huesos.

Tonifica el sistema nervioso.

Fortifica la vista.

Trae beneficios a las vías respiratorias y al sistema sanguíneo.

Su aceite es utilizado para el tratamiento de la caspa y caída del cabello.

Puede usarse para regular la menstruación.

2. Anona, no solo es un manjar

Su tamaño es similar al de una naranja y su forma es cónica con base ancha, hasta formar casi una esfera. Es de consistencia cremosa, su pulpa es blanca y amarillenta, mientras que su sabor es dulce. Su aroma es agradable.

Recomendable en aquellos pacientes que presentan cuadros anémicos o desnutrición.

También en niños, personas de la tercera edad y quienes se recuperan de alguna enfermedad y requieren recuperar energía.

Foto: Cortesía | Elena Zapassky

3. Coco, un alimento completo

El coco es un fruto que debe comerse muy fresco, sin embargo, no es preciso que esté completamente maduro. Por el contrario, cuando todavía está verde es el mejor momento para consumirlo.

Rico en sustancias minerales:

Contiene potasio que ayuda a reconstruir los tejidos musculares.

Magnesio: preponderante en la materia gris del sistema nervioso.

Calcio: fortificante de los huesos y dientes.

Contiene abundante agua vegetal

La abundante agua vegetal que contiene unido al aceite y a las sustancias que el fruto extrae de la naturaleza, lo convierten en un alimento completo.

Una persona puede conservarse perfectamente comiendo uno, o a lo sumo, dos cocos por día.

Por su parte su leche es rica en fermentos, lo que puede ayudar a los que siguen una buena dieta preventiva.

Foto: Cortesía | Pixabay

4. Mango, con alto valor nutritivo

Su pulpa entre amarillenta y rojiza, posee sabor variado, en algunos casos puede ser muy dulce y en otros con cierto toque de acidez, lo cual, en vez de hacerlo desagradable le agrega un exquisito sabor.

Es importante no consumir ningún tipo de bebida alcohólica después de haber ingerido este fruto, ya que puede ocasionar trastornos gastrointestinales.

El alto porcentaje de azúcares que contiene, lo convierte en un alimento nutritivo.

Contiene sales minerales y vitamina B y C.

Se recomienda en el tratamiento de escorbuto, catarros, tratar los bronquios y malestares digestivos.

El jugo disuelto en agua, se emplea para tratar el dolor de garganta, llagas y otras infecciones.

Foto: Cortesía | Marvin Bautista

5. Naranja, el fruto de la salud

El naranjo es un árbol originario de China y la India. Su fruto (la naranja) es uno de los más beneficiosos. Por ello, no es exagerado cuando se le llama la fruta de la salud.

Junto con el limón es una rica fuente natural de vitamina C, indispensable para mantener la capacidad defensiva del cuerpo.

Por cada 100 gramos de su jugo hay aproximadamente 70 miligramos de esta vitamina.

Foto: Cortesía | @bioagricultura

6. Papaya, buena para la digestión

La papaya es un fruto exquisito, bastante similar al melón, de forma entre ovoidal y redonda, de color amarillo y verdoso. Su pulpa es dulce, aunque con cierto dejo de amargor. En el interior, adosadas a la parte interna de la pulpa, contiene numerosas semillas de color oscuro.

Su jugo lechoso que contiene representa su principal riqueza medicinal, ya que contiene papaína, muy eficaz en los procesos digestivos. Esta sustancia es indispensable para tratar los casos de dispepsia.

Aparte, la sustancia del fruto, posee la facultad de eliminar las comunes manchas rojizas del rostro en aplicaciones faciales.

Por lo que respecta a las semillas, puede afirmarse lo que sigue: en el caso de trastornos hepáticos, masticar una docena de semillas recién extraídas, reporta muy buenos resultados.

Las hojas también son utilizadas para preparar una infusión, muy recomendables para las enfermedades del corazón.

Foto: Cuartoscuro

7. Piña, preferida a escala universal

También conocida como ananá, es uno de los más notables frutos originarios del trópico. De color rojo-anaranjado, pulpa muy blanca y jugosa, pero sobre todo, de aroma y perfume exquisito, se ha convertido en uno de los frutos preferidos a escala universal.

Su buena proporción de vitamina C lo hacen muy recomendable para los casos de anemia, gota y reumatismo.

Las sales minerales, entre los que salen por su orden, el calcio, hierro y fósforo, le otorgan facultades especiales para revitalizar la estructura ósea de los niños y además, para blanquear su dentadura.

Por sus propiedades digestivas es recomendable ingerirla en forma de jugo antes de la comida.

Este fruto también actúa como desinflamante intestinal, ayuda a la cicatrización de las úlceras, y funciona como dinamizador pancreático, por lo que es recomendable para los diabéticos.

Foto: Carlos Pérez | El Heraldo de Tabasco

8. Plátano, de origen incierto

La planta, que alcanza entre algunas especies una altura de 10 metros, admite hasta tres cosechas anualmente. Aunque es difícil precisar su origen algunos investigadores han mencionado su aparición en ciertos grabados incas y otros, lo sitúan en Asia.

Los plátanos son ricos en hidratos de carbono, razón por la cual resultan una gran fuente de energía muscular.

Un kilogramo de este, rinde al organismo 700 grados de energías, cuando el cuerpo humano necesita de 500 a 600 en condiciones normales.

Entre los minerales, y por orden de importancia, se destacan el potasio, calcio, fósforo y hierro. El primero de estos ayuda en la revitalización de los tejidos, musculares, siendo importante para el buen funcionamiento del bazo e hígado.

Este fruto jamás debe comerse verde, pues de esta forma puede producir congestión, por la gran cantidad de almidón que contiene.

Es muy recomendable para el tratamiento de gastritis y diarreas, pues al mismo tiempo cura, alimenta y fortifica.

Otra propiedad estriba en que aumenta la secreción de leche materna.

Foto: Javier Chávez | El Heraldo de Tabasco

9. Sandía, contiene poderes purificadores

La sandía de la familia del melón es originaria del valle del Nilo. Algunos profetas árabes de esa región, le atribuían poderes purificadores.

Su pulpa, rojiza y muy jugosa, contiene abundantes semillas negras.

Es eminentemente refrescante, aprovechable en tiempos muy calurosos, siendo en esas épocas casi insustituible.

Debido a la gran cantidad de agua fisiológica que contiene es un gran diurético.

Asimismo, para los que sufren cualquier trastornos digestivo, se recomienda su ingestión en forma de jugo.

Por otra parte, es benéfico ingerirlo antes de las comidas. De esta forma es más digestivo, posibilitando la expulsión de todo tipo de impurezas.

Foto: Cortesía | José Almanza

10. Tamarindo, un buen laxante

Fruto del árbol del mismo nombre, su origen no está claro, hay quienes lo sitúan en la India, mientras que otros lo ubican en África.

Ácidos tartárico, cítrico, málico y acético, se encuentran en su pulpa, lo que le otorga carácter de purgante salino.

Es un buen laxante por la cantidad de celulosa que contiene.

Para hacer rendir este efecto, es bueno preparar una infusión de 80 gramos de tamarindo en medio litro de agua.

Foto: Cuartoscuro

Existen en Tabasco frutas que no requieren la mano del hombre para crecer, las cuales se denominan silvestres, pero no solo tienen esta cualidad, también propiedades medicinales que ayudan a curar males digestivos, trastornos menstruales, calvicie entre otros, según el libro Sea ud. su médico: cúrese con el naturismo, escrito Carlos Merino.

Las aquí mostradas son parte del catálogo de frutas silvestres de Tabasco; listado que aparece en el sitio: https://www.mexiko-mexico.org/es/frutas-silvestres-de-tabasco/.

1. Aguacate, más que una fruta

Fruto que tiene sus orígenes en la América tropical, entre estas regiones están el sur de México y países como Guatemala y Colombia. El sabor que tiene lo comparan con la avellana, además, reúne cualidades alimenticias de gran importancia. Por si esto fuera poco, contiene sustancias albúminas y minerales, y un bajo porcentaje de azúcar.

Entre las bondades que ofrece:

Es un estimulante del apetito.

Recomendable para personas que se encuentran débiles.

Ayuda al crecimiento y fortalecimiento de los huesos.

Tonifica el sistema nervioso.

Fortifica la vista.

Trae beneficios a las vías respiratorias y al sistema sanguíneo.

Su aceite es utilizado para el tratamiento de la caspa y caída del cabello.

Puede usarse para regular la menstruación.

2. Anona, no solo es un manjar

Su tamaño es similar al de una naranja y su forma es cónica con base ancha, hasta formar casi una esfera. Es de consistencia cremosa, su pulpa es blanca y amarillenta, mientras que su sabor es dulce. Su aroma es agradable.

Recomendable en aquellos pacientes que presentan cuadros anémicos o desnutrición.

También en niños, personas de la tercera edad y quienes se recuperan de alguna enfermedad y requieren recuperar energía.

Foto: Cortesía | Elena Zapassky

3. Coco, un alimento completo

El coco es un fruto que debe comerse muy fresco, sin embargo, no es preciso que esté completamente maduro. Por el contrario, cuando todavía está verde es el mejor momento para consumirlo.

Rico en sustancias minerales:

Contiene potasio que ayuda a reconstruir los tejidos musculares.

Magnesio: preponderante en la materia gris del sistema nervioso.

Calcio: fortificante de los huesos y dientes.

Contiene abundante agua vegetal

La abundante agua vegetal que contiene unido al aceite y a las sustancias que el fruto extrae de la naturaleza, lo convierten en un alimento completo.

Una persona puede conservarse perfectamente comiendo uno, o a lo sumo, dos cocos por día.

Por su parte su leche es rica en fermentos, lo que puede ayudar a los que siguen una buena dieta preventiva.

Foto: Cortesía | Pixabay

4. Mango, con alto valor nutritivo

Su pulpa entre amarillenta y rojiza, posee sabor variado, en algunos casos puede ser muy dulce y en otros con cierto toque de acidez, lo cual, en vez de hacerlo desagradable le agrega un exquisito sabor.

Es importante no consumir ningún tipo de bebida alcohólica después de haber ingerido este fruto, ya que puede ocasionar trastornos gastrointestinales.

El alto porcentaje de azúcares que contiene, lo convierte en un alimento nutritivo.

Contiene sales minerales y vitamina B y C.

Se recomienda en el tratamiento de escorbuto, catarros, tratar los bronquios y malestares digestivos.

El jugo disuelto en agua, se emplea para tratar el dolor de garganta, llagas y otras infecciones.

Foto: Cortesía | Marvin Bautista

5. Naranja, el fruto de la salud

El naranjo es un árbol originario de China y la India. Su fruto (la naranja) es uno de los más beneficiosos. Por ello, no es exagerado cuando se le llama la fruta de la salud.

Junto con el limón es una rica fuente natural de vitamina C, indispensable para mantener la capacidad defensiva del cuerpo.

Por cada 100 gramos de su jugo hay aproximadamente 70 miligramos de esta vitamina.

Foto: Cortesía | @bioagricultura

6. Papaya, buena para la digestión

La papaya es un fruto exquisito, bastante similar al melón, de forma entre ovoidal y redonda, de color amarillo y verdoso. Su pulpa es dulce, aunque con cierto dejo de amargor. En el interior, adosadas a la parte interna de la pulpa, contiene numerosas semillas de color oscuro.

Su jugo lechoso que contiene representa su principal riqueza medicinal, ya que contiene papaína, muy eficaz en los procesos digestivos. Esta sustancia es indispensable para tratar los casos de dispepsia.

Aparte, la sustancia del fruto, posee la facultad de eliminar las comunes manchas rojizas del rostro en aplicaciones faciales.

Por lo que respecta a las semillas, puede afirmarse lo que sigue: en el caso de trastornos hepáticos, masticar una docena de semillas recién extraídas, reporta muy buenos resultados.

Las hojas también son utilizadas para preparar una infusión, muy recomendables para las enfermedades del corazón.

Foto: Cuartoscuro

7. Piña, preferida a escala universal

También conocida como ananá, es uno de los más notables frutos originarios del trópico. De color rojo-anaranjado, pulpa muy blanca y jugosa, pero sobre todo, de aroma y perfume exquisito, se ha convertido en uno de los frutos preferidos a escala universal.

Su buena proporción de vitamina C lo hacen muy recomendable para los casos de anemia, gota y reumatismo.

Las sales minerales, entre los que salen por su orden, el calcio, hierro y fósforo, le otorgan facultades especiales para revitalizar la estructura ósea de los niños y además, para blanquear su dentadura.

Por sus propiedades digestivas es recomendable ingerirla en forma de jugo antes de la comida.

Este fruto también actúa como desinflamante intestinal, ayuda a la cicatrización de las úlceras, y funciona como dinamizador pancreático, por lo que es recomendable para los diabéticos.

Foto: Carlos Pérez | El Heraldo de Tabasco

8. Plátano, de origen incierto

La planta, que alcanza entre algunas especies una altura de 10 metros, admite hasta tres cosechas anualmente. Aunque es difícil precisar su origen algunos investigadores han mencionado su aparición en ciertos grabados incas y otros, lo sitúan en Asia.

Los plátanos son ricos en hidratos de carbono, razón por la cual resultan una gran fuente de energía muscular.

Un kilogramo de este, rinde al organismo 700 grados de energías, cuando el cuerpo humano necesita de 500 a 600 en condiciones normales.

Entre los minerales, y por orden de importancia, se destacan el potasio, calcio, fósforo y hierro. El primero de estos ayuda en la revitalización de los tejidos, musculares, siendo importante para el buen funcionamiento del bazo e hígado.

Este fruto jamás debe comerse verde, pues de esta forma puede producir congestión, por la gran cantidad de almidón que contiene.

Es muy recomendable para el tratamiento de gastritis y diarreas, pues al mismo tiempo cura, alimenta y fortifica.

Otra propiedad estriba en que aumenta la secreción de leche materna.

Foto: Javier Chávez | El Heraldo de Tabasco

9. Sandía, contiene poderes purificadores

La sandía de la familia del melón es originaria del valle del Nilo. Algunos profetas árabes de esa región, le atribuían poderes purificadores.

Su pulpa, rojiza y muy jugosa, contiene abundantes semillas negras.

Es eminentemente refrescante, aprovechable en tiempos muy calurosos, siendo en esas épocas casi insustituible.

Debido a la gran cantidad de agua fisiológica que contiene es un gran diurético.

Asimismo, para los que sufren cualquier trastornos digestivo, se recomienda su ingestión en forma de jugo.

Por otra parte, es benéfico ingerirlo antes de las comidas. De esta forma es más digestivo, posibilitando la expulsión de todo tipo de impurezas.

Foto: Cortesía | José Almanza

10. Tamarindo, un buen laxante

Fruto del árbol del mismo nombre, su origen no está claro, hay quienes lo sitúan en la India, mientras que otros lo ubican en África.

Ácidos tartárico, cítrico, málico y acético, se encuentran en su pulpa, lo que le otorga carácter de purgante salino.

Es un buen laxante por la cantidad de celulosa que contiene.

Para hacer rendir este efecto, es bueno preparar una infusión de 80 gramos de tamarindo en medio litro de agua.

Foto: Cuartoscuro

Local

Culpa Roldán a pacientes por medicamentos caducos “No teníamos a quién aplicar la insulina”

La Secretaria de Salud reconoció lo publicado por El Heraldo de Tabasco sobre el desperdicio de más de cien mil cajas de medicamento por fecha de vencimient

Local

Egla Cornelio descarta foco rojo por violencia en escuelas de Tabasco

Señaló que la violencia está en todos los niveles, desde las casas hasta la calle, por lo que dijo que hay que aprender a cuidarnos

Local

Notarios respaldan a Adán en su carrera por la presidencia

Notarios le acompañarán en todo momento, indicó Guillermo Escamilla, presidente del Colegio Nacional del Notariado

Doble Vía

Japoneses y coreanos quieren seguir usando mascarillas, ¿por qué?

Distintos gobiernos están relajando las medidas y permitiendo que los ciudadanos decidan usarlo o no, excepto en Japón y Corea del sur ¿por qué?

Salud

Los doctores le dijeron que era su ansiedad: tenía cáncer de etapa 4

La vida de una joven texana dio un giro de 180 grados al enterarse que, lo sus doctores decían era ansiedad, resultó ser un extraño cáncer

Doble Vía

Japón busca tirar agua radioactiva de Fukushima para la próxima primavera: éste es su plan

Recientemente se dio a conocer una nueva propuesta para solucionar este problema: verter agua radiactiva de Fukushima en el Pacífico para la próxima primavera.

Doble Vía

Ladrón se untó limón en la cara pensando que se haría invisible: así nació el efecto Dunning-Kruger

El efecto Dunning-Kruger, comenzó a ser investigado por la historia caso del ladrón que creyó haber creado la formula para hacerse invisible

Local

Egla Cornelio descarta foco rojo por violencia en escuelas de Tabasco

Señaló que la violencia está en todos los niveles, desde las casas hasta la calle, por lo que dijo que hay que aprender a cuidarnos

Salud

¿Cómo afecta la pancreatitis a los perritos? La enfermedad que le diagnosticaron a Cheems

Se trata de un mal cada vez más frecuente entre perros y gatos; puede ser mortal si no se detecta a tiempo.