/ viernes 7 de enero de 2022

Conoce la terrorífica historia del salón Siboney de Huimanguillo

El popular lugar en los años 60 y 70 era muy concurrido, pero cuando se apagaban las luces y cerraban las puertas, se escuchaban zapateos, según relatos de la época

La siguiente historia forma parte de la tradición oral del estado de Tabasco, bien puede tratarse de una pieza de ficción o pertenecer al imaginario popular. Algunos de los relatos que aquí publicamos son dados por verdaderos entre quienes afirman haberlos vivido, sin embargo, en la presente sección simplemente difundimos estos contenidos para que nuestros queridos lectores pasen un rato entretenido.

Lee más: La mujer que lloraba junto al río

El salón Siboney en los años 60 y 70 fue punto de reunión de baile en Huimanguillo, pero también es un lugar en el que, según testimonios, suceden hechos aparentemente inexplicables, incluso un cura llegó a bendecirlo, mencionó Víctor Manuel Jiménez Pérez, quien se ha dedicado a estudiar el tema y es autor del libro "Huimanguillo a través de sus leyendas".

Foto: Cortesía | Freepik

“Era lo máximo”, comentó junto a una pared deteriorada, parte de lo que fue la estructura, en ella se lee: “Se vende terreno”; enseguida, un número telefónico. La solitaria y mal alumbrada calle, la oscuridad de la noche, los ladridos de perros y la poca presencia de transeúntes y conductores, se convirtieron en piezas que parecían echar más elementos al relato.

“En ellos (los muros del otrora lugar de esparcimiento) los pobladores cuentan una leyenda aterradora”, extiende su comentario. Enseguida menciona: “te voy a contar el contexto de dónde recabamos esta historia: allá por los años 60 no teníamos los caseríos contiguos, eran casas alejadas unas de otras, había bastante monte, bastante pasto. Sin embargo, se dio la oportunidad de edificar el salón.

Foto: Cortesía | Freepik

“Entonces sucede algo novedoso en el lugar; la gente llegaba a disfrutar música viva de aquella generación; así ocurrió algo terrorífico; tenemos el testimonio de la época, de personas o avecindados que llegaban a divertirse, y te decía que por las tardes las tarimas sonaban como un zapateo, y prácticamente era en día de semana cuando no estaba abierto el lugar; días que no había baile. El único que entraba era el señor que hacía la limpieza y cerraba; pero ya muy tarde se escuchaban esos zapateos en la tarima.

“La gente se arremolinaba a ver lo que pasaba, y como estaba cerrado se asomaban por una abertura que tenía la puerta de madera un poco corroída por las termitas; entonces no se veía la figura, simplemente se alcanzaba a escuchar el ruido y los perros hacían su parte, (como) estaban en la calle se alebrestaban, corrían.

Foto: Cortesía | Freepik

“Esto causó mucho revuelo entre la población de la época, esa era una de las leyendas urbanas que tenemos en Huimanguillo. Los mismos pobladores no daban crédito a lo que escuchaban, no sabían que cosa era; fue tanta la exaltación, que trajeron un cura para bendecir el lugar”, concluyó.

La siguiente historia forma parte de la tradición oral del estado de Tabasco, bien puede tratarse de una pieza de ficción o pertenecer al imaginario popular. Algunos de los relatos que aquí publicamos son dados por verdaderos entre quienes afirman haberlos vivido, sin embargo, en la presente sección simplemente difundimos estos contenidos para que nuestros queridos lectores pasen un rato entretenido.

Lee más: La mujer que lloraba junto al río

El salón Siboney en los años 60 y 70 fue punto de reunión de baile en Huimanguillo, pero también es un lugar en el que, según testimonios, suceden hechos aparentemente inexplicables, incluso un cura llegó a bendecirlo, mencionó Víctor Manuel Jiménez Pérez, quien se ha dedicado a estudiar el tema y es autor del libro "Huimanguillo a través de sus leyendas".

Foto: Cortesía | Freepik

“Era lo máximo”, comentó junto a una pared deteriorada, parte de lo que fue la estructura, en ella se lee: “Se vende terreno”; enseguida, un número telefónico. La solitaria y mal alumbrada calle, la oscuridad de la noche, los ladridos de perros y la poca presencia de transeúntes y conductores, se convirtieron en piezas que parecían echar más elementos al relato.

“En ellos (los muros del otrora lugar de esparcimiento) los pobladores cuentan una leyenda aterradora”, extiende su comentario. Enseguida menciona: “te voy a contar el contexto de dónde recabamos esta historia: allá por los años 60 no teníamos los caseríos contiguos, eran casas alejadas unas de otras, había bastante monte, bastante pasto. Sin embargo, se dio la oportunidad de edificar el salón.

Foto: Cortesía | Freepik

“Entonces sucede algo novedoso en el lugar; la gente llegaba a disfrutar música viva de aquella generación; así ocurrió algo terrorífico; tenemos el testimonio de la época, de personas o avecindados que llegaban a divertirse, y te decía que por las tardes las tarimas sonaban como un zapateo, y prácticamente era en día de semana cuando no estaba abierto el lugar; días que no había baile. El único que entraba era el señor que hacía la limpieza y cerraba; pero ya muy tarde se escuchaban esos zapateos en la tarima.

“La gente se arremolinaba a ver lo que pasaba, y como estaba cerrado se asomaban por una abertura que tenía la puerta de madera un poco corroída por las termitas; entonces no se veía la figura, simplemente se alcanzaba a escuchar el ruido y los perros hacían su parte, (como) estaban en la calle se alebrestaban, corrían.

Foto: Cortesía | Freepik

“Esto causó mucho revuelo entre la población de la época, esa era una de las leyendas urbanas que tenemos en Huimanguillo. Los mismos pobladores no daban crédito a lo que escuchaban, no sabían que cosa era; fue tanta la exaltación, que trajeron un cura para bendecir el lugar”, concluyó.

México

“No estoy de acuerdo”: AMLO ante uso de helicóptero en partido de los Olmecas

El presidente AMLO dijo que será la Secretaría de la Marina quien aclare los motivos por los cuales se utilizó el helicóptero para trasladar la mascota de los Olmecas

Local

Gasta Secretaría de Cultura en Tabasco más en uniformar empleados... que en promover el arte

De los más de 311 millones de pesos ejercidos por la Secretaría de Cultura en 2021, sólo un 2 por ciento fue destinado a la promoción del arte en Tabasco

Policiaca

Wendy Estefany ya apareció, su padre revela detalles

Wendy Estefany trabajaba en Plaza de la Tecnología, lugar donde se le vio por última vez en Villahermosa 

Local

Yolanda Osuna niega haber desaparecido 4 mdp en Secretaría de Cultura

La alcaldesa de Centro rechaza la desaparición de 4 millones de pesos, los cuales habrían sido destinados a un comité de feria que no se realizó en 2020

Sociedad

¡Parece pueblo fantasma! Lucen vacías calles de Ciudad Juárez tras ola de violencia

Ayer se suscitaron varios hechos violentos, por lo que hoy varías instituciones educativas, comercios y transporte público decidieron cancelar actividades cotidianas

Local

De risa: Confunden protocolo y quitan celulares a funcionarios en evento oficial de Tabasco: VIDEO

Les quitaban los celulares para poder ingresar al Palacio de Gobierno a un evento oficial que habían sido invitados

Sociedad

Tromba marina azota en playas de Veracruz y sorprende a los bañistas (video)

Autoridades Informaron que el fenómeno no dejó afectaciones mayores ni personas lesionadas.

Policiaca

Wendy Estefany ya apareció, su padre revela detalles

Wendy Estefany trabajaba en Plaza de la Tecnología, lugar donde se le vio por última vez en Villahermosa 

Mundo

El escritor Salman Rushdie fue atacado mientras daba un discurso en Nueva York

Autoridades de Nueva York informaron que el atacante fue detenido y está bajo custodia