/ lunes 10 de agosto de 2020

Recreativo de Villahermosa, una belleza arquitectónica del siglo XIX

Construida en Plaza de Armas entre los años 1880 y 1890, esta obra ha ido perdiendo su particularidad a través del tiempo

Construido entre 1880 y 1890 de acuerdo a sus elementos arquitectónicos que constan en fotografías del siglo pasado, el Recreativo de Villahermosa se ubicaba casi al centro de Plaza de Armas.


El arquitecto Víctor Manuel de Dios Olán nos explica que se trataba de una edificación de planta regular construida sobre un predio casi cuadrangular y tenía dos niveles. El sistema constructivo era muy similar al de otros edificios construidos en esa época, que constaban de muros de ladrillos de 30 centímetros de ancho: “ignoro si utilizaron columnas para el soporte vertical; el entrepiso y la losa de azotea eran de riel metálico como viguetas y bovedillas de ladrillo”.

En una fotografía de principios del siglo XX se puede observar que contenía cuatro fachadas, siendo la que daba hacia el río Grijalva la menos importante. En el caso de la fachada principal, se mostraban en la planta baja dos puertas enmarcadas con un arco de medio punto ubicadas al extremo; entre ellas, se distribuyen 10 ventanas con balcón de herrería y dos puertas con el ritmo 2, 1, 3, 1, 3, 1 y 2; todas ellas enmarcadas con un arco de medio punto. Una cornisa dividía ambos niveles, señala De Dios Olán.

El arquitecto narra que en la planta alta se ubicaban 10 ventanas con balcón de herrería, enmarcadas con un arco de medio punto y ventanales de madera. Finalmente un friso con bajorrelieves de argamasa que daba apoyo a una cornisa usada como base al entablamento de 17 divisiones con bajorrelieves de argamasa que cerraba la fachada. En las dos esquinas se observaban dos pilastras redondas con capiteles sencillo tipo zunchos.

En cuanto a las fachadas laterales, afirma que en la planta baja se observaban dos ventanas con el mismo estilo de las anteriores; sin embargo, para la planta alta existían dos ventanas en los extremos con los arcos de medio punto en sus marcos.

De acuerdo al profesionista, este lugar de recreo y esparcimiento funcionó hasta la década de los sesenta cuando fue demolido en el año de 1963, dando paso al nuevo Casino del Pueblo, que fue inaugurado un año antes.

Cabe puntualizar que la imagen del edificio no estaba acorde a la modernidad que exigía la época y por lo tanto fue demolido, siguiendo el proceso de desaparición del contexto inmediato de la Plaza de Armas, concluyó.

Para más historia de Tabasco y sus municipios, visitar el sitio www.detabascosoy.com

Construido entre 1880 y 1890 de acuerdo a sus elementos arquitectónicos que constan en fotografías del siglo pasado, el Recreativo de Villahermosa se ubicaba casi al centro de Plaza de Armas.


El arquitecto Víctor Manuel de Dios Olán nos explica que se trataba de una edificación de planta regular construida sobre un predio casi cuadrangular y tenía dos niveles. El sistema constructivo era muy similar al de otros edificios construidos en esa época, que constaban de muros de ladrillos de 30 centímetros de ancho: “ignoro si utilizaron columnas para el soporte vertical; el entrepiso y la losa de azotea eran de riel metálico como viguetas y bovedillas de ladrillo”.

En una fotografía de principios del siglo XX se puede observar que contenía cuatro fachadas, siendo la que daba hacia el río Grijalva la menos importante. En el caso de la fachada principal, se mostraban en la planta baja dos puertas enmarcadas con un arco de medio punto ubicadas al extremo; entre ellas, se distribuyen 10 ventanas con balcón de herrería y dos puertas con el ritmo 2, 1, 3, 1, 3, 1 y 2; todas ellas enmarcadas con un arco de medio punto. Una cornisa dividía ambos niveles, señala De Dios Olán.

El arquitecto narra que en la planta alta se ubicaban 10 ventanas con balcón de herrería, enmarcadas con un arco de medio punto y ventanales de madera. Finalmente un friso con bajorrelieves de argamasa que daba apoyo a una cornisa usada como base al entablamento de 17 divisiones con bajorrelieves de argamasa que cerraba la fachada. En las dos esquinas se observaban dos pilastras redondas con capiteles sencillo tipo zunchos.

En cuanto a las fachadas laterales, afirma que en la planta baja se observaban dos ventanas con el mismo estilo de las anteriores; sin embargo, para la planta alta existían dos ventanas en los extremos con los arcos de medio punto en sus marcos.

De acuerdo al profesionista, este lugar de recreo y esparcimiento funcionó hasta la década de los sesenta cuando fue demolido en el año de 1963, dando paso al nuevo Casino del Pueblo, que fue inaugurado un año antes.

Cabe puntualizar que la imagen del edificio no estaba acorde a la modernidad que exigía la época y por lo tanto fue demolido, siguiendo el proceso de desaparición del contexto inmediato de la Plaza de Armas, concluyó.

Para más historia de Tabasco y sus municipios, visitar el sitio www.detabascosoy.com

Local

Villahermosa reabre sus centros recreativos

El pasado fin de semana albercas reiniciaron su actividad, recibiendo en su primer día alrededor de 40 asistentes

Salud

Día Mundial del Corazón en tiempos del coronavirus

La pandemia permanente que acecha y se agudiza con la emergencia sanitaria del Covid-19

Policiaca

Cuatro muertos en explosión en Paraíso, confirma gobernador

Autoridades continúan investigaciones del choque de dos unidades sobre La Raya, que ocasionó que dos unidades quedaran calcinadas

Local

Villahermosa reabre sus centros recreativos

El pasado fin de semana albercas reiniciaron su actividad, recibiendo en su primer día alrededor de 40 asistentes

Virales

Tunden en redes a Lilly Téllez por polémico tuit sobre el aborto

La funcionaria publicó una serie de ilustraciones en las que se muestra el desmembramiento de un feto que se encuentra aún en el vientre de una mujer

Salud

Día Mundial del Corazón en tiempos del coronavirus

La pandemia permanente que acecha y se agudiza con la emergencia sanitaria del Covid-19

Local

Plantea PRD estrategias para derrotar a Morena en el 2021

Propone alianzas políticas en lo que llama, una lucha contra el autoritarismo gubernamental