imagotipo

Quinto informe: recobrar la grandeza

  • De Primera Mano

En la rendición de su quinto informe de gobierno, Arturo Núñez Jiménez aseguró que en Tabasco hay signos evidentes de recuperación, y se trabaja en las bases para que el estado recobre su grandeza.

En un encuentro con diversos sectores con motivo de la entrega del balance de actividades al Congreso local el pasado domingo, el mandatario aseveró que la entidad ha enfrentado las circunstancias más difíciles de su historia, debido en gran parte al impacto de la debacle petrolera en su economía y finanzas públicas.

Pero “no todo son malas noticias”, dijo, pues hay signos evidentes de recuperación. 

“Tabasco saldrá adelante. Volverá a ser entidad federativa de atracción y de vanguardia en el sureste de la república. Ya lo hemos sido y lo volveremos a ser”, expuso, en el acto en el que el secretario de Educación, Aurelio Nuño, fue el representante del presidente Enrique Peña Nieto.

Señaló que aún con las condiciones adversas que han marcado este quinquenio, con el trabajo de todos los sectores se ha avanzado en 80 por ciento de los 210 compromisos que asumió como candidato a gobernador.

En los 13 meses restantes, aseveró, aprovechará óptimamente el tiempo para cumplir las propuestas faltantes.

En torno a las elecciones de 2018, cuando se renueve la gubernatura, la Cámara de Diputados y los ayuntamientos, el gobierno, durante el proceso, no se desviará en el cometido de seguir impulsando el cambio verdadero en beneficio de los más necesitados.

Como jefe del Ejecutivo, se comprometió a coadyuvar en los términos de ley con las autoridades electorales, encargadas de la organización de los comicios y la solución de controversias.

Núñez se comprometió a un comportamiento apegado a la legalidad, antes, durante y después de la jornada electoral, no solo por obligación, sino por también por su profunda convicción democrática.

“No toleraré acciones fuera de la ley, sean de quien sean y vengan de donde vengan”, sentenció, y subrayó que las elecciones del año próximo representan la oportunidad para seguir consolidando el proceso de democratización en marcha.

Hizo un llamado a los actores políticos a actuar con civilidad, elevar el debate y motivar la participación ciudadana, ya que ello es condición necesaria para conservar la estabilidad política y paz social que entre todos hemos construido.

El mandatario reconoció el aporte de su esposa, Martha Lilia López Aguilera, presidenta del DIF Tabasco, por la emoción social de su trabajo a favor de las clases más desprotegidas. 

El enviado presidencial, Aurelio Nuño, ponderó el trabajo que en materia educativa realiza el gobierno de Arturo Núñez.

Dijo que en la entidad el cambio y la fuerza del nuevo sistema enseñanza-aprendizaje impulsan el desarrollo.

“Ha sido muy transcendente el trabajo del mandatario y de todo el gobierno de Tabasco, lo cual se refleja, por ejemplo, en el hecho de que más de 80 por ciento de las escuelas quedarán renovadas al término del sexenio, con el apoyo del Programas Escuelas al CIEN”, comentó.

Acudieron al quinto informe de gobierno los ex mandatarios Manuel Gurría Ordóñez, Enrique González Pedrero, Víctor Manuel Barceló Rodríguez y Enrique Priego Oropeza, quienes avalaron la labor de Núñez Jiménez para sacar a la entidad del bache en que se encontraba al inicio de la actual administración.

Gurría, González Pedrero y Priego Oropeza son los tres ex gobernadores con mayor ascendencia entre los priístas.