imagotipo

Otro, craso y mayúsculo error

  • Tabasco Político

Si la artimaña de Andrés Manuel López contra Ricardo Monreal Ávila fue un gravísimo error del que todavía no se dimensiona el costo político que va a tener para el paisano en la Ciudad de México, el rechazo del dirigente y asambleísta del PRD, Raúl Flores García, a una posible candidatura del zacatecano por el Frente Ciudadano por México (FCM), es otra pifia política de la que ellos son los más perjudicados.

Ninguno de los aspirantes del PRD, PAN y MC a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México representa un peligro para la virtual candidata de Morena Claudia Sheinbaum Pardo.

El único que está en condiciones de disputársela es el delegado de la Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila, siempre y cuando tenga el aval de los demás partidos políticos. Ni la propia titular de la SEDATU, Rosario Robles Berlanga, resultaría una abanderada priista con posibilidades reales de ganarle a la delegada de Tlalpan.

Por ello sorprendieron a la clase política local y del país, las suicidas declaraciones del connotado cuadro de Nueva Izquierda Raúl Flores García, pues el único que saldría beneficiado es a todas luces Andrés Manuel López Obrador.

Sin Monreal Ávila como abanderado del Frente en la Ciudad de México, la jornada electoral de 2018 será para la candidata de Morena un juego de niños. Si en alguna demarcación el tepetitico es idolatrado, es precisamente allá, más que en su propia tierra.

La única posibilidad seria que tienen de restarles miles de votos en la contienda presidencial a López Obrador en el Altiplano (que pueden ser decisivos a la hora de la suma final de votos) es con el ex priista, ex petetista ex perredista y también ex integrante del Movimiento Ciudadano.     

Es el único que puede política y electoralmente hacerle daño en la Ciudad de México. 

No hay otro u otra en el horizonte. Así que lo más seguro es que por sobrevivencia política llegarán a un acuerdo con el zacatecano. Ni el PRD ni ninguno de las demás entidades públicas llamadas de izquierda está para ponerse moños.

Después de todo, el PRD no tiene más opciones políticas para intentar repetir en el gobierno de la capital mexicana. Está acotado.

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

“…mi respaldo, mi solidaridad a toda la comunidad universitaria, que se investigue lo que se tenga que investigar, pero eso no tiene que ir en detrimento del trabajo de la imagen, del prestigio universitario que tantas décadas nos ha costado construir. Tenemos una universidad donde hay armonía, donde hay investigación, donde hay estudio, donde se mejora la infraestructura, yo quiero por ello reiterar mi reconocimiento a las autoridades universitarias, a los docentes, a los alumnos, a los administrativos, a los de intendencia, a toda la comunidad universitaria que día a día hace un esfuerzo porque la UJAT siga siendo como lo es: orgullo de los tabasqueños y tabasqueñas”.

“Y en particular en esta Legislatura habemos varios y varias que somos egresados de la UJAT […] deberíamos respaldar la credibilidad, el prestigio de nuestra Universidad porque también ahí va implícito nuestro prestigio como profesionales”.

Posición oportuna del diputado independiente, Marcos Rosendo Medina Filigrana, durante la sesión pública de ayer.   

En los últimos días se ha venido manejando tendenciosamente una investigación periodística no solo en contra de la UJAT, sino de otras universidades del país, de la que la Auditoría Superior de Fiscalización (ASF), ya emitió un comunicado en donde pone los puntos sobre las íes.

La propia contralora estatal, Lucila Tamayo Barrios, y la delegada federal de Educación, Olivia del Carmen Azcona Priego, eximieron a la Alma Mater de cualquier responsabilidad.

Y es que en tiempos electorales todo mundo quiere llevar agua a su molino.