imagotipo

Núñez se queda a operar la jornada para gobernador

  • De Primera Mano

El anuncio de Arturo Núñez Jiménez de que no se irá a la capital del país a participar en la elección presidencial de 2018, lleva implícito un mensaje de gran calado político: se queda para hacerse cargo de los comicios locales del año entrante.

El gobernador confirmó el martes lo que han estado publicando analistas locales y de la Ciudad de México: que le han planteado integrarse a responsabilidades con miras a la sucesión del presidente Enrique Peña Nieto.
El tabasqueño, sin duda, en uno de los políticos mejor preparados del país. Su hoja de servicios incluye ser dos veces subsecretario en Gobernación como responsable de la política interna.
También estuvo al frente de tareas legislativas como coordinador parlamentario del PRI, partido del que en 2000 fue precandidato a la gubernatura.
Tres imágenes permiten un acercamiento a la figura de Núñez como personaje nacional:
1.- En 2013, en una reunión de la Conago, Enrique Peña le preguntó a los dirigentes de su partido por qué habían dejado ir de sus filas al mandatario de Tabasco; fue allí donde el ex director del IFE acuñó su conocida frase: “soy ex priísta, no antipriísta, presidente”.
2.- En 2015, el periodista Raymundo Riva Palacio, quizá uno de los columnistas más informado e influyente de México, publicó que el Ejecutivo federal lo consideraba el mandatario estatal más inteligente.
3.- También Andrés Manuel López Obrador, antes de romper con él en las elecciones intermedias de 2015, lo calificaba como “un gobernador de lujo”.
En círculos de poder de la metrópoli consideran que Núñez es el político mexicano que más y mejor conoce a su paisano.
No por algo en 2016, tras reiterados ataques en su contra, el tabasqueño le replicó al Peje: “nos vemos a la salida”.
El mandatario le sabe cosas a su paisano que, según le dijo, le va a exhibir al terminar su periodo.
Núñez, además, goza de prestigio en la izquierda, es respetado por intelectuales, reconocido en círculos jurídicos y fundador del sistema electoral mexicano.
“Arturo Núñez no se va de Tabasco hasta que cumpla el mandato que le otorgó el pueblo”, dijo antier en una reunión con motivo de celebrarse el Día internacional de los pueblos indígenas.
Reveló que la respuesta a todas las propuestas que le han hecho para irse a la metrópoli ha sido: “yo tengo un compromiso con Tabasco que se vence el 31 de diciembre de 2018, cualquier otra tarea puede esperar, porque para eso me preparé, para servir a los tabasqueños”.
Así que se despejan las dudas: el gobernador no se irá al smog ni asumirá su segundo de abordo, el secretario de Gobierno, Gustavo Rosario Torres, y se ha responsabilizado de la jornada electoral siguiente.
Esto hace más interesante los comicios venideros, pues por un lado estará el imán de López Obrador y por el otro uno de los políticos nacionales más ilustrado en la materia.

PARA SU INFORMACIÓN…

EL ALCALDE CAPITALINO Gerardo Gaudiano Rovirosa aseguró que este año seguirá dedicado a su quehacer y ya no hablará de temas políticos. Al perredista se le considera aspirante a la candidatura al gobierno del estado, pero también se le menciona para buscar la reelección.
LA VICECOORDINADORA PARLAMENTARIA del PRI, Gloria Herrera, fue acusada de pretender despedir sin razón justificada a la subcoordinadora del Instituto de Investigaciones Legislativas del Congreso, Sandra Solís, a quien se le levantó un acta administrativa por no acudir a laborar durante un tiempo en el que estuvo incapacitada por prescripción médica.