imagotipo

¿No que a López Obrador no le interesa el perredismo tabasqueño?

  • De Primera Mano

Andrés Manuel López Obrador y Morena le guiñan el ojo al perredismo tabasqueño, lo que conlleva a plantear si no hay confianza en el arrastre del caudillo en su tierra para ganar la gubernatura en 2018.

La gira del lunes de Pablo Gómez y Carlos Sotelo, integrantes de una corriente interna del PRD nacional que ha anunciado que apoyará la candidatura presidencial del tabasqueño, sugiere que en la organización del oriundo de Tepetitán no están seguros de poder solos en las próximas elecciones.

Gómez y Sotelo dijeron que visitan el Edén para reunirse con perredistas, con la finalidad de fortalecer las aspiraciones de López Obrador.

Aunque hacen trabajo político entre las bases perredistas, señalaron que no se reunirían por diferencias con él con el gobernador Arturo Núñez Jiménez, a quien se considera el jefe político del negriamarillo en la tierra de López Obrador.

“Nosotros somos miembros del PRD; los actuales dirigentes, que realidad no dirigen con dignidad, no son nadie para echarnos del partido; al contrario, nosotros lo que estamos planteando es que ellos dejen los puestos de dirigencias, porque ellos están contrariando la resolución del último congreso del partido que señaló que la línea del PRD era, con vistas a las elecciones del 2018, la unidad de las izquierdas en coalición, con candidato, con un programa común para ganar la presidencia de la república y la mayoría del Congreso de la Unión”, dijo Gómez.

Pablo Gómez acusó al gobernador de Tabasco de andar en una “burbuja de poder”.

En respuesta, Núñez reviró: “no tengo nada que comentar, cada quién es libre, hay unos que son nostálgicos del caudillo, se sienten huérfanos sin papá y andan corriendo detrás de él, yo no”. 

A simple vista parecería ociosa la visita de Gómez y Sotelo a Tabasco para sumar a perredistas a la causa del mesías de Macuspana, sobre todo si se le da crédito a la versión de que en 2018 el Edén se pintará de moreno.

¿Sabrá algo el Peje que lo orille a escamotearle adeptos al partido cuyo jefe político es el mandatario tabasqueño?

¿A poco en Morena no confían realmente en lo que se conoce como el efecto López Obrador?

¿Por qué la imperiosa necesidad de mandar a pesos pesados del sol azteca a buscarle camorra a Núñez Jiménez?

Si en verdad en Morena estuvieran seguros que van a arrasar al partido gobernante en los comicios venideros, no habría necesidad de enviar a Gómez y a Sotelo a provocar al gobernador.

MAYANS NO ACEPTA COORDINACIÓN PARLAMENTARIA

El senador tabasqueño Fernando Mayans Canabal no aceptó ser coordinador de la fracción del PRD, pues ello requería de su tiempo completo y no podría continuar caminando en Tabasco.

El médico de profesión se mantiene como vicecoordinador, lo que le permite estar en su lugar de origen más tiempo.

Mayans Canabal se encuentra entre los tres principales aspirantes del PRD a la gubernatura (los otros dos son el alcalde Gerardo Gaudiano Rovirosa y el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, José Antonio de la Vega Asmitia), y se le considera el puente entre el perredismo y Morena, debido a su buena relación con López Obrador.

En un principio se consideraba que al senador lo habían puesto a caminar por la presidencia municipal de Centro, pero su crecimiento ha sorprendido a más de uno y ya se le ubica peleando palmo a palmo la candidatura con Gaudiano y De la Vega.