imagotipo

Manuel Andrade “el que sabe mucho”

  • Entorno

Hace 14 días, el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez fue cuestionado por las temerarias declaraciones del coordinador de los diputados priistas, Manuel Andrade Díaz, en el sentido de que en la actual administración se estaba preparando una elección de estado para el 2018. Una imputación gravísima.

El planteamiento del reportero que le formuló ese cuestionamiento fue el siguiente:

¿Hay quienes advierten que podría presentarse una elección de estado a como ocurrió en Estado de México (…) según dijo Manuel Andrade?

Y la respuesta indubitable de Núñez Jiménez:

“Bueno, de eso, él sabe mucho, porque le anularon una elección y nada más fue gobernador cinco años” hasta ahí.

SCT: del 2000 al 2017 los paralelismos del PRI y PRD

Vale la pena revisar la historia.

Como todos recordarán la elección de gobernador de Tabasco del año 2000 fue anulada en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación luego de que el PAN y el PRD acreditaron diversas irregularidades convirtiéndose en la primera en registrarse en la historia de México.

En esa elección constitucional del año 2000 los tres principales candidatos a la gubernatura fueron, César Raúl Ojeda Zubieta por el PRD Manuel Andrade Díaz por el PRI y José Antonio de la Vega Asmitia por el PAN. Elección en la que triunfó el priista.

El Instituto Electoral de Tabasco declaró la validez de esa elección constitucional y otorgó la constancia de mayoría a Andrade Díaz, no obstante PAN y PRD impugnaron el proceso ante los tribunales electorales local y regional sin que sus argumentos prosperaran.

Con los mismos recursos de impugnación acudieron a la máxima instancia electoral del país y cuando todos hablaban de la inminente ratificación del triunfo electoral de Andrade Díaz -incluso, el propio Magistrado Presidente del TRIFE, Fernando Ojesto Martínez y Porcayo quien había declarado que no veía en Tabasco, el escenario dantesco descrito por el PRD y el PAN, lo que le costó excusarse de conocer el proyecto de resolución sobre esa elección constitucional- surgió una prueba por la actuación irregular de un funcionario de la SCT del Gobierno de Roberto Madrazo y que se agregó al expediente en calidad de superviniente (prueba ofrecida después del plazo legal en que deben aportarse pero que el oferente no pudo ofrecer o aportar) en realidad la prueba era una grabación en la que escuchaba como dicho funcionario público pedía apoyo económico a un grupo de transportistas para la campaña del candidato priista a la gubernatura.

Esa sola prueba superviniente según coincidieron expertos en materia electoral fue la causante de actualizar y encuadrar la nulidad de elección de tipo abstracto por lo que procedió la anulación del proceso electoral al Gobierno de Tabasco.

“la ruta más crítica” del Transbus

17 años después el principal afectado de esa elección anulada, en su calidad de coordinador parlamentario del PRI, Manuel Andrade Díaz, denunció en tribuna el uso ilegal de veinte unidades del transbus para participar en un acto de campaña en Macuspana de un precandidato –del que no mencionó nombre- del PRD al Gobierno de Tabasco.

Las irregularidades acreditadas según el ex gobernador son distintas, entre ellas, circular en carretera federal sin contar con un permiso para ello por lo que debieron ser detenidas por la autoridad estatal o federal, incluso, por la municipal, entre otras.

Y lo más grave: la utilización de dos unidades especiales donadas por el DIF –que son sumamente costosas- para atender a personas con capacidades diferentes y que también formaron parte del evento.

Al igual que en el año 2000 pero ahora con el uso de la tecnología, audio, videos y fotografías, las pruebas son irrefutables.

A esa queja del priista en la máxima tribuna del estado: nadie respondió.

CONTORNO

Y mañana: el “candidato” de Meade en Tabasco

javiermarinhdez@hotmail.com