imagotipo

Llegó a la final y en perfectas condiciones

  • Tabasco Político

El pasado 13 de noviembre de 2017, durante una entrevista en un programa de radio, el gobernador Arturo Núñez Jiménez, no solo advirtió que al “…PRI no se puede dar por muerto…”, sino que reconoció: “…creo que es un buen cuadro Gina, sin lugar a duda, solo ve su trayectoria, tiene cartas y credenciales de ser un buen cuadro administrativo y partidista”.

Y cuánta razón tenía.

A 59 días de haber iniciado y a 15 días de que finalicen las campañas federal y estatal, la exalcaldesa de Centro, Georgina Trujillo Zentella, está peleando la gubernatura como lo están haciendo Gerardo Gaudiano Rovirosa y Adán Augusto López Hernández.

Ha sido toda una sorpresa, sobre todo si partimos de que ha tenido que remar contra la corriente. La lápida del presidente Enrique Peña Nieto es realmente pesadísima. Casi imposible de sostenerla, empero, hasta ahora lo ha hecho bastante bien.

Como lo prueba fielmente, el que se haya convertido en un referente obligado si el tema a tratar es el del relevo en la Quinta Grijalva. En contraste hace algunas semanas en que los únicos nombres que sonaban eran los de Gaudiano Rovirosa y López Hernández.

No sé si finalmente logre su objetivo principal, pero la exsenadora ha demostrado con creces que resultó mejor candidata de lo que se esperaba sus contrincantes. Desde que asumió formalmente la candidatura no ha cejado en su empeño por restituirle al PRI la gubernatura que perdió Jesús Alí de la Torre en el 2012.

El mismo que hoy paradójicamente lo combate sin ningún recato desde la oposición cuando debería estar haciendo exactamente lo contrario.

El estigma de inconforme nunca se lo podrá quitar. Lo seguirá toda la vida y después de ésta. Es parte del legado que deja para la posteridad, sobre todos aquellos a los que inmerecidamente el PRI les dio todo: cargos, prestigio y dinero.

El asunto es que la exdirigente estatal del PRI y diputada federal con licencia tiene las mismas oportunidades y posibilidades que sus pares de ganar la gubernatura.

En lo que va de la campaña Gina Trujillo Zentella exitosamente ha sumado y multiplicado más simpatizantes a su causa.

Lo que la llevó a meterse de lleno en la justa por la gubernatura, y eso ya es un gran logro que hay qué reconocérselo y aplaudírselo.

Cargar a cuestas en estos tiempos la marca del PRI y la losa del mexiquense Peña Nieto es un reto enorme que no cualquiera se atreve a llevarla consigo, sin embargo, la exlegisladora local decidió rifársela y va librándola muy bien.

Por lo pronto, llegó a la recta final y en perfectas condiciones anímicas.

En el PRI, están echados para adelante.

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”
(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

Todo indica que el legislador priista, Jorge Alberto Lazo Zentella, va a retener el IV Distrito Federal Electoral (electoralmente el más grande de los seis.

Hay seria preocupación en los equipos de trabajo de la panista Solange María Soler Lanz y del morenista Manuel Rodríguez González por el rumbo adverso que tomaron los escenarios en los últimos días.

Minimizaron a su rival y cuando se vinieron a dar cuenta ya se les había metido hasta la cocina.

A diferencia de estos, Lazo Zentella ha realizado una campaña política inteligente, de mucho contacto, en la que logro identificarse muy bien con los ciudadanos de las Gaviotas, Atasta de Serra, Primero de Mayo, El Águila, Macultepec, Ocuiltzapotlán, INDECO, Villas Las Flores, Tamúlte de las Sabanas…

Si el “efecto andresmanuelista” no es abrumador como en las elecciones federales de 2006 y 2012, Lazo Zentella debe de salir airoso de esta contienda política-electoral.