imagotipo

Inteligente decisión política

  • Tabasco Político

Lo más seguro es que el galeno Fernando Enrique Mayans Canabal se vaya derechito a su consultorio. En Telereportaje y hace algunos días en la Quinta Grijalva afirmó no tener plan “B”.

Creo que políticamente, es una sabia decisión, pues como pintan los escenarios y como estos amenazan con ponerse en el PRD -sea quien sea el candidato a la gubernatura- es lo mejor que puede hacer.

Buscar por tercera vez la alcaldía de Centro no es la mejor salida. No se le ha ido bien. Con Evaristo Hernández Cruz perdió por más de 800 votos, pero con “Chucho” Alí de la Torre fue literalmente arrasado. Imagínese sucumbió por más de 50 mil sufragios.

Si Hernández Cruz no lo medio mató en las urnas, fue debido al apoyo que le prestó su hermano y en ese momento secretario General de Gobierno, Humberto Domingo Mayans Canabal. Lo que explica en parte el por qué el encargado de la política interna siempre puso mal al ex alcalde con el gobernador Andrés Rafael Granier Melo.

Sin pasar por alto, aquella dolorosa derrota que le propinó en el 2003 por el IV distrito electoral Mier y Concha, que también la diferencia fue amplia y que por un largo tiempo salió del escenario político.

De las tres victorias que ha tenido en las urnas, las más importante, paradojas de la vida, es la que obtuvo en el 2012 sobre su hermano Humberto Domingo Mayans Canabal. En el 2000 venció a Franklin Espinoza May y en el 2006 al petrolero de la sección 44 del STPRM, José de Jesús Zamudio Aguilera.

Es de los que en el 2006 y 2012 se beneficiaron, aunque lo nieguen, del “efecto andresmanuelista”. Una carrera política irregular. Con pocos éxitos. Con más bajas que altas.

Ir por la presidencia municipal, es ir en gran desventaja, y más cuando va a tener enfrente con toda seguridad a Evaristo Hernández Cruz y Adrián Hernández Balboa.

Un resultado adverso más podría resultar contraproducente para este actor político. 

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

“Las candidaturas independientes únicas que establece la carta magna estatal, son notoriamente disposiciones locales inconstitucionales al restringir derechos políticos que la Constitución General de la República garantiza”, dicen los especialistas en materia de derecho electoral y constitucional.

Como quien dice, el asunto de las candidaturas independientes irá a parar al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

La diputada federal, Liliana Ivette Madrigal Hernández, es complicado que gane el Centro.  Ella es responsable que el PRI, sea la cuarta fuerza política electoral en la localidad.

Si en su lugar hubiera competido el ex priista Evaristo Hernández Cruz con todo el apoyo logístico y económico que recibió de la entonces secretaria General del PRI, Carolina Monroy del Mazo, la elección extraordinaria habría estado más cerrada, más peleada. 

Se prestó al juego del CEN del PRI en contra del hoy virtual candidato de Morena a Centro, y los resultados fueron verdaderamente vergonzosos.

Debe de estar tranquila, pues me imaginó que la mexiquense debe de estar preocupada por la senaduría que le prometió. Así qué no tiene porque estar nerviosa.