imagotipo

Insuficiencia presupuestaria y… el negro panorama

  • Entorno

El retraso que se presentó en la ministración de aportaciones federales comprometido para educación superior como la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco desde finales del año 2016 y que se recrudeció durante todo 2017 y que alcanzó su punto más crítico en diciembre no es algo nuevo, de hecho aquí se consignó en su oportunidad.

La revelación en este espacio de esa crisis incipiente efectuada en mayo del 2017 fue acompañada de una advertencia: la incertidumbre financiera que vendría posteriormente.

Y es que ese aplazamiento en la entrega de los recursos generó un efecto demoledor en las finanzas del alma máter y en otras instituciones educativas que dependen de los recursos federalizados.

¿Y el Gobierno de Tabasco?

7 de Abril, José Antonio Meade, titular de la Secretaría de Hacienda a pregunta expresa del reportero y una compañera más habló sobre “esos retrasos en la entrega de recursos” y se comprometió a revisar esos pendientes con el compromiso y una precisión de que estaban condicionados a que: “se cumpliera con lo planteado en los proyectos presupuestales”.

Cinco meses después, en septiembre, se dio a conocer una investigación periodística nacional realizada por el portal animal político sobre “la estafa maestra” en la que algunas universidades públicas del país, entre ellas la UJAT se habría prestado para diversas irregularidades millonarias de manera conjunta con instituciones como PEMEX, SEDESOL entre otras y por las que la Auditoría Superior de la Federación identificó siete observaciones y recomendó sancionar a aquellos funcionarios que participaron en los procesos presuntamente ilegales.

El Órgano de Control Interno de la UJAT –a quien se turnó el caso- concluyó que no hubo ninguna responsabilidad de los funcionarios involucrados y declaró el caso como solventado.

Lo anterior aún contiene contradicciones.

Y a 11 días de iniciar el 2018, el atraso en el pago de prestaciones se mantiene y después de muchas amenazas se estableció una fecha fatal para el cumplimiento de lo diferido.

En el más reciente comunicado difundido la UJAT reconoció que después de gestiones conjuntas con gobierno estatal y autoridades educativas federales se acordó que el pago será cubierto a más tardar el 19 de Enero.

En todo este escándalo ¿Quién o quiénes son los responsables del retraso?

En el caso del Colegio de Bachilleres de Tabasco que también fue señalado de incumplimiento de prestaciones, ayer se emitió un comunicado oficial en el que se expone que “…inició la dispersión de recursos a cuentas individuales de los trabajadores del Colegio de Bachilleres…una vez que este subsistema recibió la transferencia de recursos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a través de la Subsecretaría de Educación Media Superior de la Secretaría de Educación Pública”.

¿Y entonces?

Por lo pronto; el titular de Hacienda, José Antonio González Anaya reconoció apenas el pasado martes que existe un problema de insuficiencia presupuestaria ante la caída en los ingresos en el país.

Un ejemplo: en 2007 (primer año de Felipe Calderón) PEMEX aportó al país un total de 277 mil millones de dólares con lo que se mantenía como el mayor contribuyente fiscal de México.

En algunos meses del año pasado, las remesas (divisas enviadas principalmente desde Estados Unidos a México) superaron los ingresos por petróleo.

Para entender la correlación de cifras y la comparación con la crisis actual –en ingresos totales- en 2012 las remesas totales apenas rebasaron los 22 mil millones de dólares.

Lo peor: está por venir.

CONTORNO

Quien se equivoca una vez y repite: no tiene remedio…

javiermarinhdez@hotmail.com