imagotipo

Crisis y oportunidad: instituciones de educación superior

  • Entorno

Crisis:

El modelo educativo instaurado en el país hace casi tres décadas para reforzar contenidos formativos y ampliar la oferta en instituciones de educación superior  enfrenta una etapa crítica.
Las Universidades Tecnológicas –un modelo europeo- que funcionó para ciertos segmentos de la población en países como Francia o Italia en donde de acuerdo al tipo de especialización académica los porcentajes de ocupación laboral en sus áreas de formación al egresar rebasan el 50 por ciento lo que representa una cifra alta en comparación con las que operan en México muy por debajo de esos indicadores.
Un ex funcionario de la Secretaría de Educación de Tabasco confió al reportero un diagnóstico auténticamente patético en relación a la operación de instituciones de educación superior y al enorme financiamiento que reciben del Gobierno Federal.
Esas instituciones –por ingresos propios no alcanzan siquiera un punto porcentual del presupuesto total que requieren para operar- y en ciertos casos –por increíble que suene- resultaría más barato mandar a su población estudiantil a cursar una licenciatura fuera de la entidad, con hospedaje y transporte incluidos que sostenerlas porque son incosteables, precisó el ex servidor.
Resultaría tendencioso señalar que instituciones de educación superior de Tabasco entrarían en tal condición, pero los casos existen y pueden ser absolutamente verificables.
¿Y qué pasa con la UJAT?
La Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) sigue siendo la principal institución de la entidad y concentra la mayor parte de la matrícula total de la población universitaria o de educación superior.
Según distintas investigaciones, un estimado de entre el 30 y 40 por ciento de los estudiantes de educación superior no matriculados en la UJAT recurrieron a esas instituciones como una segunda opción al no ser aceptados en la universidad estatal.
Sin embargo, la crisis no solo alcanzó a esas instituciones de reciente creación, también la UJAT enfrenta problemas por la presión financiera, sueldos, prestaciones de fin de año y otros compromisos que aún se gestionan pero que no representan por el momento una amenaza.
Según el rector José Manuel Piña Gutiérrez, al cierre del ejercicio 2018 “se están realizando las gestiones pertinentes ante el gobierno federal de todos los recursos financieros para cerrar sin sobresaltos y hasta el momento podría asegurar que todo está contemplado aunque los datos se están compulsando con las autoridades de la Secretaría de Educación y Hacienda”. Ya veremos.
Oportunidad:
Con la inversión que se pretende detonar para la próxima administración -aparte del presupuesto de Tabasco- estimadas en  más de 100 mil millones de pesos y que podría mantenerse por los proyectos contemplados para la entidad entraña una enorme oportunidad que pasa por la oferta laboral profesional y los que están en formación.
El legislador Gerald Herrera Castellanos lo define así: “no puede repetirse la historia del boom petrolero de Tabasco  de los setentas y ochentas y lo diré con todo respeto la derrama en sueldos quedó en manos de gente que vino de afuera del estado y del país, los tabasqueños nos quedamos solo mirando por eso ahora todos parejos desde el Congreso tenemos que entrarle a ese tema con las universidades, con los municipios, con el estado y la federación y que los tabasqueños también sean parte de lo que viene”.
Piña Gutiérrez quien aprovechó la conferencia con empresarios petroleros del país para entregar al presidente electo Andrés Manuel López Obrador una invitación a un foro nacional, aseguró que se están creando más opciones vinculadas al sector energético por lo que estarían en condiciones de ofrecer ingenieros petroquímicos certificados y personal humano suficiente.

javiermarinhdez@hotmail.com