imagotipo

¿Crisis económica del 2018?

  • Agenda Settings

Un documento del Senado de la República, advierte que en los últimos meses se han previsto diversos riesgos que podrían generar inestabilidad financiera y traducirse en presiones en el tipo de cambio, la inflación y el crecimiento económico de México. Entre los factores de riesgo externo que se consideran en el análisis: “Fondos para enfrentar los riesgos económicos de México en 2018, del Instituto Belisario Domínguez, se menciona, principalmente, la posibilidad de que Estados Unidos se retire del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN). Otro riesgo también se alude a los efectos de la reforma fiscal aprobada por el Congreso estadounidense y el proceso de normalización de la política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos.

Sin embargo, en ese marco vale la pena señalar que nuestro país cuenta con diversos recursos para enfrentar periodos de alta volatilidad financiera. Estos se refieren a las reservas internacionales, la línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional, el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF) por mencionar algunos.

No obstante, el riesgo es serio, por eso en la Cámara Alta analizan el panorama económico para este 2018 en el que eventualmente pudieran presentar posibles factores de riesgo y que, de materializarse, afectarían el desempeño económico y la estabilidad financiera de México, pero al mismo tiempo se reconoce que el país cuenta con instrumentos financieros fuertes para hacer frente a turbulencias en los mercados.

Por ejemplo, México ha logrado acumular un importante monto de reservas internacionales, además de contar con la línea de crédito flexible (LCF) contraída con el Fondo Monetario Internacional Internacional, mismo que permite atender la demanda de préstamos de prevención y mitigación de crisis de países con políticas e historiales económicos sólidos. Esta línea de crédito da a los países la flexibilidad de utilizarla en cualquier momento dentro de un periodo predeterminado o para tratarla como instrumento precautorio, además de garantizar un acceso amplio e inmediato a los recursos sin condiciones continuas y funciona como una línea de crédito renovable que puede usarse inicialmente por uno o dos años, con una evaluación del derecho de acceso al cabo de un año, y si un país decide utilizar la línea de crédito, los reembolsos deben de realizarse en un periodo de 3.5 a 5 años. Finalmente, la línea opera sin límite de acceso a los recursos del FMI, y la necesidad de recursos se evalúa individualmente.

En el documento al que tuvimos acceso, y que fue distribuido internamente en el Senado de la República hace escasos un par de días, también consideran como una fortaleza los dos fondos de estabilización, el FEIP y el FEIEF, que en conjunto con la otras fuentes de recursos aquí mencionadas, le permiten a México contar con alrededor de 5,425.7 miles de millones de pesos, un monto que constituye un importante blindaje ante posibles presiones financieras. ¿Estamos preparados para una eventual crisis en este 2018? Todo parece indicar que sí. Les comparto nuestro correo electrónico: jordymx@hotmail.com y en twitter nos puedes encontrar como: @JorgeLeyva_