imagotipo

Casilda Ruiz, jugar para el equipo

  • Hoja de Apuntes

Tres razones llevaron a la ratificación de Casilda Ruiz Agustín como alcaldesa de Centro y concluir el periodo de la administración municipal, luego que Gerardo Gaudiano Rovirosa, investido candidato del PRD a la gubernatura, presentara su licencia definitiva.

Una tiene que ver con la decisión personal de la propia regidora de sacrificar su legítima aspiración para competir en la próxima elección. Evita con ello mayores jaloneos en el proceso interno de selección.

De esta manera, respeta el derecho de otros competidores que han trabajado también por buscar un espacio. Prefirió seguir ya fuese como regidora o tal como lo decidió el Cabildo, ser ratificada.

Evitar sobresaltos en la administración con otro ajuste en el mando fue otro motivo que valoraron tanto Casilda Ruiz como el resto de los regidores, si bien han sido mínimos los cambios efectuados desde la licencia temporal de Gaudiano Rovirosa.

Los resultados entregados al frente del ayuntamiento, con otro estilo al impuesto por el hoy candidato perredista a la gubernatura para sacar adelante los proyectos y obras planeados, fue fundamental en la decisión.

De esta manera, la puesta en marcha de acciones e infraestructura social o inauguración de otras ya encaminadas, se mantiene.

La víspera de su primera toma de protesta como alcaldesa, la propia Casilda Ruiz admitió que sería complicado mantener la dinámica implantada por Gaudiano en su estilo de gobernar desde la calle, pero que pondría su mejor esfuerzo con resultados positivos para la gente.

El propio alcalde con licencia comentó el lunes en una entrevista de radio que le daba gusto ver que la alcaldesa, en ese momento interina, continuara con la meta de terminar los proyectos en tiempo y forma, todos con presupuestos etiquetados.

Casilda Ruiz también ha sido arropada por funcionarios que en puestos clave le han dado resultados al municipio, lo cual solo podría cambiar en razón de ajustes relacionados con las campañas electorales.

La de Casilda es, en términos de béisbol, una jugada de toque de sacrificio para que avance uno o más corredores en las bases. Ha jugado pues, para el equipo.

HOJAS SUELTAS…

Los tres candidatos principales en la contienda para la gubernatura han expresado públicamente que privilegiarán las propuestas y el debate de altura en las campañas. En las campañas también tiene cabida el contraste, lo cual no necesariamente debe traducirse en guerra sucia, táctica que suele tentar a más de uno. Gerardo Gaudiano ha señalado haber sido objeto de una campaña de mentiras y de infamias, no sólo en la precampaña sino desde que era alcalde. “Salí a dar la cara, con documentos demostré que fui víctima de una guerra sucia, y aquí estoy echado para adelante, mi carrera política ha estado a la vista de todos, hay actores políticos que no les gusta el avance de los jóvenes, que no les gusta que un joven trabaje tan comprometidamente”. Por eso afirmó que su generación quiere ideas para crecer, para confrontar, con debates públicos y dejar de lado el viejo discurso de la calumnia y la denostación. En igual sentido se pronunció Adán López Hernández. Al rendir protesta como candidato de Morena aseguró que va a una campaña de propuestas y mantendrá la mano extendida para siempre. “Vamos a proponer sin generar enconos ni estériles divisiones. A cada agravio, responderemos con una idea; a cada infundio, con una propuesta, y a cada descalificación, con una sonrisa”. En igual tesitura proyecta su campaña la candidata del PRI, Gina Trujillo Zentella. Además, llamó a sus contrincantes a un pacto de civilidad para hacer a un lado las descalificaciones y haya una campaña de contraste sobre quien tiene no solo las mejores propuestas sino las mejores estrategias de cómo lograrlas. También planteó que no sean dos sino seis los debates y se propondría al IEPCT ampliar esa dinámica. Todo indica que la llamada intercampaña estará muy movida.

e-mail: nachoco68@hotmail.com