imagotipo

Burocracia y Congreso obesos

  • Hoja de Apuntes

Con la expectativa de bonanza económica para Tabasco vía inversiones multimillonarias en el sector energético, con la derrama y oportunidades que en su alrededor se esperan, podría darse la posibilidad que una vez consolidado el crecimiento, los gobiernos estatal y municipales procedan a adelgazar sus nóminas y destinar más recursos a la inversión.

Al paso de los sexenios, en el caso del gobierno del estado, y de los trienios, en los ayuntamientos, sea cual fuere el color del partido que ocupara el cargo, los nuevos gobernantes llegaban con cauda de personas a las más de medio centenar de dependencias entre secretarías, descentralizadas, autónomas, desconcentradas y demás.
Para un estado con casi dos millones 400 mil habitantes, el mayor empleador resulta ser el gobierno en sus distintos órdenes, federal, estatal y municipal.
De 2014 a la fecha el desempleo desde las actividades relacionadas con la industria petrolera hasta empleados de comercio y servicios que vieron disminuidas sus ventas y mano de obra, ha sido el calvario de miles que desembocó en una depresión económica.
Una presidencia con Andrés Manuel López Obrador abre la oportunidad para la reactivación económica estatal a corto, mediano y largo plazos.
La coyuntura de creación de empleos en la iniciativa privada y el emprendimiento puede dar la pauta para poner a dieta al aparato burocrático vía algún incentivo y posibilidades de vinculación laborales en la iniciativa privada.
De igual manera en el Congreso del Estado, ahora con el envión dado por la Ley de Austeridad Republicana, podría pensarse en la reducción de los cabildos, propuesta que planteó en campaña el gobernador electo, Adán Augusto López Hernández, pero también de pensar en disminuir el número de legisladores locales, al menos en plurinominales.
En el gobierno federal de AMLO se prevé adelgazar la nómina en casi 200 mil plazas de confianza, tema que hoy ocupa espacios de debate sobre la conveniencia de prescindir de cuadros con experiencia en la operatividad y toma de decisiones.
En el caso de Tabasco es común escuchar por parte de burócratas con más de dos sexenios en su puesto el ver caras nuevas en todas las áreas cada que comienza un nuevo gobierno.
pago del agua
Señala el alcalde electo de Centro, Evaristo Hernández Cruz, que una empresa podría encargarse del  cobro del agua al 75 por ciento de usuarios que no la pagan. Sin duda un gran reto que han tenido que enfrentar los alcaldes ante varios factores que juegan en contra como la mala calidad del agua en el río Grijalva y la envejecida tubería de distribución. Lo que sí dejó en claro Evaristo es que no habrá aumento al precio del agua.