imagotipo

Aspirantes miden fuerzas

  • El Heraldo Político

¡Ah, la sucesión gubernamental! Pronto, Andrés López Obrador vendrá a ungir como virtual abanderado de MORENA, en calidad de mientras, a Adán Augusto López. En el PRI, lleva mano Georgina Trujillo Zentella, quien ya comenzó a compartir delegaciones federales con el grupo de Manuel Andrade. En el PRD, se recrudeció el golpeteo doméstico y externo, en virtud de que dentro de un mes se realizará la primera encuesta.

En el caso de los morenos, lo que podrá modificar la decisión unipersonal es la eventualidad de que se produzca una ruptura importante en el partido en el poder y, entonces, el mesías revise si le conviene recoger y encaminar a otro candidato. En cuanto al tricolor, Gina está firme aunque esperanzada a que su posicionamiento mejore, en tanto que Benito Neme Sastré -y, bueno, Ignacio Lastra también- reiteró a sus “fans” que no ha declinado y va porque va.

Revisemos someramente qué anduvieron haciendo los perredistas:

José Antonio de la Vega celebró su cumpleaños el sábado con la asistencia, según cifra de los organizadores, de unos cinco mil amigos. El presidente del partido, Candelario Pérez, se dio tiempo para ir a darle su abrazo y tomarse la foto, y después se trasladó a Huimanguillo, donde con motivo del cumpleaños del alcalde se congregaron Gerardo Gaudiano Rovirosa, varios de sus homólogos y además los diputados federales.

A esa hora, Fernando Mayans Canabal andaba en visitas domiciliarias y encuentros con productores en Teapa y Jalapa. Obsérvese que él ha evitado reunirse con grupos muy numerosos. Tampoco lo ha hecho con políticos provenientes de otros partidos.

En la encuesta de julio se conocerá si le hicieron mella a Gaudiano los múltiples ataques recibidos en días recientes. Después de ese estudio de opinión habrá otro en octubre. El presidente de Centro continúa sin declarar si quiere o no ser gobernador. Aunque en los últimos días reiteró que está dedicado de tiempo a su actual encomienda.

Por otra parte, está por definirse si el 18 de julio se lleva al cabo la renovación de dirigencia estatal, como había adelantado Juan Manuel Fócil -otro de los aspirantes quien ha enviado señales de que trae acuerdo con Gaudiano-, o si prospera el proyecto de que el comité nacional autorice que se quede en la presidencia Candelario, con el compromiso de que será garante de la negociación que se haga a la luz del resultado de encuestas.

Todos los aspirantes amarillos acudieron en su momento ante Arturo Núñez Jiménez para informarle de su intención. Algo similar hicieron Oscar Cantón Zetina, quien se presenta como opción independiente, y Pedro Jiménez León, cabeza de Movimiento Ciudadano. Este último partido definirá en julio si suscribe alianzas electorales o participa solo en las contiendas federales y locales de 2018.

¿Terminará en gran pleito la lucha interna del PRD por las candidaturas? ¿Podrán ponerse de acuerdo bajo el entendido de que de antemano enfrentan el riesgo de que la militancia se deje llevar por el sueño moreno que incluye el perdón y reconversión de uno que otro cartucho quemado del PRI?

¿Tiene la tribu de Agustín Silva la capacidad de hacerse del control interno del PRD? ¿Garantiza negociación y acuerdos sin dados cargados la eventual permanencia del diputado Pérez? En última instancia, primero será el parto del candidato a gobernador, sin sangrado, sin cirugía mayor, y más tarde la selección de candidatos a las demás posiciones, que puede convertirse en pesadilla.

Twitter: @JOchoaVidal