imagotipo

A Monreal le asusta salirse

  • Punto y Aparte

En total tono melodramático, Ricardo Monreal Ávila, tiró su última tímida súplica al mandamás de MORENA, como diciéndole, “agárrame, porque me voy”. Aclara que rompería con el instituto político, pero no con el dueño del mismo. Fue su manera de insinuar que probablemente, si no le lanzan una cuerda salvadora, formalizará su salida de su hasta ahora enésimo partido político.

“Tengo claridad de lo que está pasando. Percibo y siento con toda convicción que los ciclos se concluyen. Mi ciclo se está concluyendo en MORENA y no lo digo con gusto, lo digo con pena, con tristeza. A mí me ha costado mucho fundar MORENA; tengo respeto por sus militantes y dirigentes”, afirmó en declaraciones a distintos Medios de Comunicación.

Desde la ciudad de Nueva York, en el último día de actividades de su gira internacional, vino la ríspida respuesta del Peje: «que piense bien» si se va a ir o no, porque en las circunstancias actuales no hay cabida para medias tintas.

Le recordó a su ex coordinador de campaña en el 2012, que “sólo hay dos caminos en México, los que quieren un cambio para transformar al país y los que no quieren dejar de enriquecerse en los cargos y mantener sus privilegios.

El PRI, el PAN y sus asociados son partidos paleros que quieren que se mantenga este régimen corrupto, entonces si Ricardo Monreal se va con los partidos corruptos, pues que lo piense muy bien, son momentos de definición, no hay término medio, es con el cambio o con el régimen de corrupción, nada más; cambio sí o cambio no, lo demás es -como dicen los jóvenes- puro choro mareador», advirtió.

Aun cuando admitió que no es su deseo que nadie abandone las filas morenistas, López Obrador consideró que la decisión de permanecer o no en las filas de esa fuerza del cambio, queda en manos de Monreal.

Pidió no olvidar que el principal motor del proyecto alternativo de nación que encabeza «no son los cargos» si no la transformación de México.

Conocida la línea descalificadora, la secretaria general del partido, Yeidckol Polevnsky, entró al quite, intentando darle el último empujón al rebelde: 

“Él (Monreal) habla de la dignidad y el maltrato, yo creo que el maltrato lo ha dado él a MORENA y al propio presidente de MORENA a quien dijo que no afectaría, al poner en duda la honestidad con la que se han hecho las encuestas”, dijo. “Señalarnos de opacidad y de que no se han hecho bien las cosas creo que ha sido un agresión”. 

Mientras, el delegado de la Cuauhtémoc señaló que aún espera la respuesta escrita a la propuesta que le hizo a la dirección nacional de MORENA para que sea repetida la encuesta, aunque no mostró muchas esperanzas de obtener una contestación favorable:

“Es normal que por dignidad tengas que separarte de MORENA. Estoy en la espera de la respuesta, pero no soy ingenuo. Entiendo que hay una corriente en MORENA que no quisiera verme adentro, les hace ruido que me mantenga. Tomaré mis decisiones pronto, no tardaré. No puedo estar en la indefinición permanente y generar falsas expectativas”.

Aunque hacia dentro de dicho instituto pretende minimizarse, la presunta salida de Monreal, le podría dificultar el camino hacia la Presidencia de la República a AMLO, además de complicarle la retención de la estratégica capital del país.

No hay que olvidar que Ricardo es un excelente operador político y que ha sido clave en los repuntes de MORENA en varias elecciones. De permitirse su salida, lo obligarían a actuar en contra de quienes están propiciando su inminente salida. 

adiaz2009@live.com.mx