/ viernes 21 de diciembre de 2018

Zona de desastre

Nunca se imaginó el gobernador Arturo Núñez Jiménez, ni su esposa Martha Lilia López Aguilera ni ninguno de sus colaboradores y adversarios políticos, que su sexenio iba a terminar de esta forma.

Concluye su mandato constitucional y su carrera política de la manera menos pensada. Sin parangón, en la historia política de Tabasco. Resultó una desastrosa administración.

Todos están muy lejos, incluyendo al propio Andrés Rafael Granier Melo, del papel que desempeñó durante los seis años -a punto de concluir- que gobernó.

Los resultados de su gestión administrativa, política y social, no cumplieron las expectativas de los tabasqueños.

En casi todos los rubros involucionamos. En materia de salud, inseguridad pública, desempleo y corrupción nos llevamos los primeros lugares. A ello se debe fundamentalmente el que sea uno de los titulares del Poder Ejecutivo peores calificados por sus gobernados, al grado tal, que algunos meses se mantuvo por debajo de su par morelense Graco Luis Garrido Ramírez.

Imagínense nada más, que tipo de gobierno realizó.

Villahermosa es desde hace varios días una zona de desastre. Y los principales responsables de esta anarquía social: son Arturo Núñez Jiménez y Amet Ramos Troconis. Y por supuesto, Martha Lilia López Aguilera.

Los abucheos en contra de Núñez Jiménez en el acto petrolero de Paraíso y la retención por 7 horas de la primera dama del estado en el hospital de niño “Juan Graham Casasús” son la culminación de una administración gubernamental que llevó a la entidad a la quiebra financiera.

Por eso nadie se explica cómo fue que la fracción parlamentaria de Morena haya -sin recato alguno- aprobado la Cuenta Pública del Ejecutivo 2017.

Por fortuna en nueve días más concluye su gobierno. Un gobierno que nunca será olvidado por nadie, ya que entrega un Estado en terapia intensiva, a punto de fallecer.

Un ejercicio de gobierno que decepcionó a todos.

Corresponderá al nuevo gobernador Adán Augusto López Hernández reconstruir todo lo destruido que en términos económicos el daño es considerable, desmesurado.

Ojalá pueda revertir esta situación.

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI” (LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

Sería bueno que el titular de Tribunal de Conciliación y Arbitraje, José Irvin Madrigal Mandujano, nos explique cuál fue el rol que jugó en el pago indebido -no existía demanda de por medio- en sus oficinas a los jubilados de la sección 29 del SNTE, ya que se prestó al engaño de que fueron víctimas los maestros retirados en los años del 2014 y 2015, pues de los 30 mil pesos que le correspondía por ley solamente cobraron 8 mil pesos.

No solo él tiene que rendir cuentas por su accionar, también la dirigente sindical María Elena Alcudia Gil tiene mucho qué decir, como la autora intelectual de la situación de los docentes jubilados.

A deber pensado: si a mi ex par Hernán Domínguez Juárez y a la presidenta del Seguro de Vida del Maestro Tabasqueño Lorena Marín Ramón penalmente no les hicieron nada cuando se desapareció la millonada de pesos de los asegurados, por qué a mí van a fincarme alguna responsabilidad jurídica, y menos cuando las actuales autoridades de Educación “acabaron con la quinta y los mangos”.

A los que de plano perjudicaron fueron a los jubilados de 2016, 2017 y 2018, no alcanzaron ni un solo centavo.

El caso es que Alcudia Gil va a pasarse una Navidad y un Año Nuevo a en gran celebración.

Otro proceder en el magisterio de la sección 29 del SNTE, como a los que no tiene acostumbrado. \u0009\u0009


jlggutierrez@hotmail.com


Nunca se imaginó el gobernador Arturo Núñez Jiménez, ni su esposa Martha Lilia López Aguilera ni ninguno de sus colaboradores y adversarios políticos, que su sexenio iba a terminar de esta forma.

Concluye su mandato constitucional y su carrera política de la manera menos pensada. Sin parangón, en la historia política de Tabasco. Resultó una desastrosa administración.

Todos están muy lejos, incluyendo al propio Andrés Rafael Granier Melo, del papel que desempeñó durante los seis años -a punto de concluir- que gobernó.

Los resultados de su gestión administrativa, política y social, no cumplieron las expectativas de los tabasqueños.

En casi todos los rubros involucionamos. En materia de salud, inseguridad pública, desempleo y corrupción nos llevamos los primeros lugares. A ello se debe fundamentalmente el que sea uno de los titulares del Poder Ejecutivo peores calificados por sus gobernados, al grado tal, que algunos meses se mantuvo por debajo de su par morelense Graco Luis Garrido Ramírez.

Imagínense nada más, que tipo de gobierno realizó.

Villahermosa es desde hace varios días una zona de desastre. Y los principales responsables de esta anarquía social: son Arturo Núñez Jiménez y Amet Ramos Troconis. Y por supuesto, Martha Lilia López Aguilera.

Los abucheos en contra de Núñez Jiménez en el acto petrolero de Paraíso y la retención por 7 horas de la primera dama del estado en el hospital de niño “Juan Graham Casasús” son la culminación de una administración gubernamental que llevó a la entidad a la quiebra financiera.

Por eso nadie se explica cómo fue que la fracción parlamentaria de Morena haya -sin recato alguno- aprobado la Cuenta Pública del Ejecutivo 2017.

Por fortuna en nueve días más concluye su gobierno. Un gobierno que nunca será olvidado por nadie, ya que entrega un Estado en terapia intensiva, a punto de fallecer.

Un ejercicio de gobierno que decepcionó a todos.

Corresponderá al nuevo gobernador Adán Augusto López Hernández reconstruir todo lo destruido que en términos económicos el daño es considerable, desmesurado.

Ojalá pueda revertir esta situación.

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI” (LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

Sería bueno que el titular de Tribunal de Conciliación y Arbitraje, José Irvin Madrigal Mandujano, nos explique cuál fue el rol que jugó en el pago indebido -no existía demanda de por medio- en sus oficinas a los jubilados de la sección 29 del SNTE, ya que se prestó al engaño de que fueron víctimas los maestros retirados en los años del 2014 y 2015, pues de los 30 mil pesos que le correspondía por ley solamente cobraron 8 mil pesos.

No solo él tiene que rendir cuentas por su accionar, también la dirigente sindical María Elena Alcudia Gil tiene mucho qué decir, como la autora intelectual de la situación de los docentes jubilados.

A deber pensado: si a mi ex par Hernán Domínguez Juárez y a la presidenta del Seguro de Vida del Maestro Tabasqueño Lorena Marín Ramón penalmente no les hicieron nada cuando se desapareció la millonada de pesos de los asegurados, por qué a mí van a fincarme alguna responsabilidad jurídica, y menos cuando las actuales autoridades de Educación “acabaron con la quinta y los mangos”.

A los que de plano perjudicaron fueron a los jubilados de 2016, 2017 y 2018, no alcanzaron ni un solo centavo.

El caso es que Alcudia Gil va a pasarse una Navidad y un Año Nuevo a en gran celebración.

Otro proceder en el magisterio de la sección 29 del SNTE, como a los que no tiene acostumbrado. \u0009\u0009


jlggutierrez@hotmail.com


lunes 18 de febrero de 2019

No podíamos estar más peor de lo…

viernes 15 de febrero de 2019

La peor fracción del Congreso

miércoles 13 de febrero de 2019

¡¡Incontrolable e insoportable!!

lunes 11 de febrero de 2019

No tiene fecha de caducidad

viernes 08 de febrero de 2019

¡Ya se los cargó el payaso!

miércoles 06 de febrero de 2019

Va a tronar el Chiribital

viernes 01 de febrero de 2019

Fracasó en el pasado sexenio

lunes 28 de enero de 2019

¡¡Justicia a secas!!

viernes 25 de enero de 2019

¡¡Orden!!

miércoles 23 de enero de 2019

¿Y los ex alcaldes?

Cargar Más