/ miércoles 27 de marzo de 2019

“Ya me estoy picando”

Las palabras parecían atropellarse una tras otra. Contrario a su estilo, a veces pausado en exceso, parece que al presidente, Andrés Manuel López Obrador, el estar en su tierra y su agua como alude con recurrencia, le infunde más ánimos. "Ya ven que cuando quiere, puede hablar rápido", comentó un reportero de un medio de la capital del país.

Desde el punto donde los relatos históricos refieren que entró Hernán Cortés y se dio la Batalla de Centla, el presidente dijo que su discurso sería breve porque había sol; “y se dice que breve y bueno, doblemente bueno”.

Fueron 20 minutos exactos. La mitad para el tema del perdón con España y El Vaticano. Al anticipar que hablaría ya de sus compromisos asumidos, la aclamación fue recurrente, incluso de quienes protestaban con pancartas contra la alcaldesa, acciones en el programa Sembrando Vida o de pensionados y jubilados del ISSET.

La alcaldesa, Guadalupe Cruz Izquierdo, llevó porra para contrarrestar lo que al final no evitó cuando la presentaron: un sonoro abucheo a menos de seis meses de asumir el cargo.

Pero la presencia presidencial –con ayudantes que recibían cientos de folders con peticiones de campesinos, pescadores, obreros, mujeres y hombres- con la promesa de que no les fallará, eclipsó todo con su torrente de obras y programas para reactivar la alicaída economía local.

Dos personajes que se veían fuera de lugar por el motivo del evento, eran el director de Pemex, Octavio Romero y la secretaria de Energía, Rocío Nahle. López Obrador dijo haber hecho que lo acompañaran porque son los responsables de dos de sus proyectos prioritarios -y Tabasco ahí es central-.

Romero para la tarea de extraer más petróleo y Nahle para rehabilitar las refinerías y junto a la nueva se logre la autosuficiencia en gasolinas en el mediano plazo.

Un dato alentador es que dentro de un mes se dará a conocer al ganador para que en dos o tres meses más empiecen en Dos Bocas los trabajos de la refinería.

Y así, de corrido, ensalzó apoyos sociales, a ganaderos con créditos a la palabra, para aprendices en empresas, a producción lechera para la zona de Los Ríos, más empleos y mejor pagados en la industria petrolera. Hasta que él mismo se puso freno: “Ya me estoy picando; y no puedo hablar más porque me estoy contradiciendo de que para qué hablar tanto”.

Cinco han sido las visitas del presidente a Tabasco en cuatro meses. Y vendrá cada dos o tres meses a evaluación de programas. No concluyó sin antes decir que cuenta con el respaldo y apoyo de Adán Augusto López Hernández, “un extraordinario gobernador de nuestra tierra”.

No quedarse picados es lo que esperan, precisamente, quienes han depositado su confianza en que haya pronto mejores resultados, sobre todo en seguridad, pues la percepción negativa disparada en el nuñismo parece llevar el mismo camino.

HOJA DE APUNTES…

Levanta más expectativas en la Expo Oil and Gas, que reúne a empresarios para construir negocios, la firma de más del 80 por ciento de los contratos para exploración y producción tanto en tierra como en aguas someras, dicho por AMLO, pues representa mayores oportunidades para compañías nacionales y locales.+++Irrebatible lo dicho por la magistrada electoral federal, Mónica Aralí Soto Fregoso ante la violencia política de género: “La denuncia hay que fomentarla; hay muchos costos cuando una mujer decide denunciar una situación de violencia, pero creo que son más los costos de callar”

Las palabras parecían atropellarse una tras otra. Contrario a su estilo, a veces pausado en exceso, parece que al presidente, Andrés Manuel López Obrador, el estar en su tierra y su agua como alude con recurrencia, le infunde más ánimos. "Ya ven que cuando quiere, puede hablar rápido", comentó un reportero de un medio de la capital del país.

Desde el punto donde los relatos históricos refieren que entró Hernán Cortés y se dio la Batalla de Centla, el presidente dijo que su discurso sería breve porque había sol; “y se dice que breve y bueno, doblemente bueno”.

Fueron 20 minutos exactos. La mitad para el tema del perdón con España y El Vaticano. Al anticipar que hablaría ya de sus compromisos asumidos, la aclamación fue recurrente, incluso de quienes protestaban con pancartas contra la alcaldesa, acciones en el programa Sembrando Vida o de pensionados y jubilados del ISSET.

La alcaldesa, Guadalupe Cruz Izquierdo, llevó porra para contrarrestar lo que al final no evitó cuando la presentaron: un sonoro abucheo a menos de seis meses de asumir el cargo.

Pero la presencia presidencial –con ayudantes que recibían cientos de folders con peticiones de campesinos, pescadores, obreros, mujeres y hombres- con la promesa de que no les fallará, eclipsó todo con su torrente de obras y programas para reactivar la alicaída economía local.

Dos personajes que se veían fuera de lugar por el motivo del evento, eran el director de Pemex, Octavio Romero y la secretaria de Energía, Rocío Nahle. López Obrador dijo haber hecho que lo acompañaran porque son los responsables de dos de sus proyectos prioritarios -y Tabasco ahí es central-.

Romero para la tarea de extraer más petróleo y Nahle para rehabilitar las refinerías y junto a la nueva se logre la autosuficiencia en gasolinas en el mediano plazo.

Un dato alentador es que dentro de un mes se dará a conocer al ganador para que en dos o tres meses más empiecen en Dos Bocas los trabajos de la refinería.

Y así, de corrido, ensalzó apoyos sociales, a ganaderos con créditos a la palabra, para aprendices en empresas, a producción lechera para la zona de Los Ríos, más empleos y mejor pagados en la industria petrolera. Hasta que él mismo se puso freno: “Ya me estoy picando; y no puedo hablar más porque me estoy contradiciendo de que para qué hablar tanto”.

Cinco han sido las visitas del presidente a Tabasco en cuatro meses. Y vendrá cada dos o tres meses a evaluación de programas. No concluyó sin antes decir que cuenta con el respaldo y apoyo de Adán Augusto López Hernández, “un extraordinario gobernador de nuestra tierra”.

No quedarse picados es lo que esperan, precisamente, quienes han depositado su confianza en que haya pronto mejores resultados, sobre todo en seguridad, pues la percepción negativa disparada en el nuñismo parece llevar el mismo camino.

HOJA DE APUNTES…

Levanta más expectativas en la Expo Oil and Gas, que reúne a empresarios para construir negocios, la firma de más del 80 por ciento de los contratos para exploración y producción tanto en tierra como en aguas someras, dicho por AMLO, pues representa mayores oportunidades para compañías nacionales y locales.+++Irrebatible lo dicho por la magistrada electoral federal, Mónica Aralí Soto Fregoso ante la violencia política de género: “La denuncia hay que fomentarla; hay muchos costos cuando una mujer decide denunciar una situación de violencia, pero creo que son más los costos de callar”

miércoles 19 de junio de 2019

Presión desde fuera

lunes 17 de junio de 2019

Migrantes, la nueva emergencia

viernes 14 de junio de 2019

Alito, aspirante a vencer

lunes 10 de junio de 2019

Vuelven obras de infraestructura

viernes 07 de junio de 2019

Narro, personero del peñismo

lunes 03 de junio de 2019

¿Y en Centro para cuándo?

miércoles 29 de mayo de 2019

Reactivación y seguridad

lunes 27 de mayo de 2019

Donación en el aire

viernes 24 de mayo de 2019

El peso político del presidente

miércoles 22 de mayo de 2019

Centro, proyectos cambiantes

Cargar Más