/ viernes 14 de diciembre de 2018

Tribunal y Fiscalía: renuncias anticipadas

Jorge Priego Solís anunció su decisión de separarse de la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura de Tabasco a partir del último día del presente año.

Una nueva Ley Orgánica expedida en 2015 le permitía a Priego Solís mantenerse al frente por cinco años más, es decir, hasta el año 2020.

Apenas la semana pasada tras presentar su informe de labores ante el Congreso de Tabasco y en relación a su futuro inmediato Priego Solís aceptó que no tenía clara su permanencia al frente del Poder Judicial.

“Nosotros estamos en el cargo hasta el 2020 ¿hasta cuándo? no sabemos; ¿de qué depende? no sabemos, se los dije yo no tengo una bola de cristal, no es tema para mí eso, yo estoy preocupado para seguir engrandeciendo al Tribunal Superior de Justicia” aseguró.

Sin embargo, una semana después, ayer mismo, en el marco de la clausura del segundo periodo de labores 2018 oficializó su salida.

Al evento arribó el gobernador electo de Tabasco Adán Augusto López Hernández acompañado del ex líder del Congreso José Antonio de la Vega Asmitia.

Casi 40 minutos después lo hizo el gobernador constitucional Arturo Núñez Jiménez.

López Hernández permaneció únicamente apenas pocos minutos en el recinto judicial, incluso antes del discurso de Priego Solís quien le dedicó parte del mismo a quien asumirá el gobierno el mismo día que él se despide.

“Hoy Tabasco vive en paz, sin conflictos, con tolerancia a pesar de las situaciones económicas que afectan a nuestro país, el estado se encuentra en constante avance, estoy seguro que el nuevo Poder Ejecutivo sabrá reconocer y mantener esta realidad, la que sin duda seguirá en el camino de la transformación por el bien de Tabasco “¡mis mejores deseos al gobernador electo, Adán Augusto López Hernández, éxito en todo!”.

Uno de los “candidatos” para asumir la titularidad del Poder Judicial, en el proceso formal protocolario, Guillermo Narváez Osorio reapareció –por segunda ocasión- en menos de seis meses, antes asistió al primer informe de Priego Solís en julio pasado –apenas después de celebrarse el proceso electoral constitucional para gobernador- aunque al arribar al circuito se limitó a responder preguntas relacionadas con su “virtual arribo a la Secretaría de Educación” para las que se limitó a responder lo mismo que otros:

“no tengo nada, no sé nada, aún no está definido nada” y la clásica expresión “…sería un honor servir a Tabasco”.

A la par de la decisión de Priego Solís estaría también la de Fernando Valenzuela Pernas quien fue elegido para un periodo de nueve años en la Fiscalía General del Estado de Tabasco (FGET) plazo que concluiría en el año 2021.

Sin embargo, su renuncia es inminente.

Durante su reciente comparecencia ante el Congreso de Tabasco “sorprendió” a muchos, especuladores, la presencia de Carlos Merino Campos el representante del Gobierno Federal en la entidad y de un par de personajes cercanos al gobernador electo, lo que de inmediato se interpretó como una especie de “espaldarazo” al fiscal.

No obstante, la incorporación a la FGET como Director General de Delitos Comunes del ex jurídico de la Contraloría de Tabasco César Garza Luna y notario adscrito de Jaime Humberto Lastra Bastar y de Nicolás Bautista Ovando cercano al ex procurador Gregorio Romero y al equipo de Enrique Priego Oropeza son el anticipo de la renuncia de Valenzuela Pernas.

El intento y la absoluta decisión de conformar un frente común –independientemente de sus autonomías- pasa por una sacudida al aparato integral de justicia y seguridad.

El beneficio de la duda.

Jorge Priego Solís anunció su decisión de separarse de la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura de Tabasco a partir del último día del presente año.

Una nueva Ley Orgánica expedida en 2015 le permitía a Priego Solís mantenerse al frente por cinco años más, es decir, hasta el año 2020.

Apenas la semana pasada tras presentar su informe de labores ante el Congreso de Tabasco y en relación a su futuro inmediato Priego Solís aceptó que no tenía clara su permanencia al frente del Poder Judicial.

“Nosotros estamos en el cargo hasta el 2020 ¿hasta cuándo? no sabemos; ¿de qué depende? no sabemos, se los dije yo no tengo una bola de cristal, no es tema para mí eso, yo estoy preocupado para seguir engrandeciendo al Tribunal Superior de Justicia” aseguró.

Sin embargo, una semana después, ayer mismo, en el marco de la clausura del segundo periodo de labores 2018 oficializó su salida.

Al evento arribó el gobernador electo de Tabasco Adán Augusto López Hernández acompañado del ex líder del Congreso José Antonio de la Vega Asmitia.

Casi 40 minutos después lo hizo el gobernador constitucional Arturo Núñez Jiménez.

López Hernández permaneció únicamente apenas pocos minutos en el recinto judicial, incluso antes del discurso de Priego Solís quien le dedicó parte del mismo a quien asumirá el gobierno el mismo día que él se despide.

“Hoy Tabasco vive en paz, sin conflictos, con tolerancia a pesar de las situaciones económicas que afectan a nuestro país, el estado se encuentra en constante avance, estoy seguro que el nuevo Poder Ejecutivo sabrá reconocer y mantener esta realidad, la que sin duda seguirá en el camino de la transformación por el bien de Tabasco “¡mis mejores deseos al gobernador electo, Adán Augusto López Hernández, éxito en todo!”.

Uno de los “candidatos” para asumir la titularidad del Poder Judicial, en el proceso formal protocolario, Guillermo Narváez Osorio reapareció –por segunda ocasión- en menos de seis meses, antes asistió al primer informe de Priego Solís en julio pasado –apenas después de celebrarse el proceso electoral constitucional para gobernador- aunque al arribar al circuito se limitó a responder preguntas relacionadas con su “virtual arribo a la Secretaría de Educación” para las que se limitó a responder lo mismo que otros:

“no tengo nada, no sé nada, aún no está definido nada” y la clásica expresión “…sería un honor servir a Tabasco”.

A la par de la decisión de Priego Solís estaría también la de Fernando Valenzuela Pernas quien fue elegido para un periodo de nueve años en la Fiscalía General del Estado de Tabasco (FGET) plazo que concluiría en el año 2021.

Sin embargo, su renuncia es inminente.

Durante su reciente comparecencia ante el Congreso de Tabasco “sorprendió” a muchos, especuladores, la presencia de Carlos Merino Campos el representante del Gobierno Federal en la entidad y de un par de personajes cercanos al gobernador electo, lo que de inmediato se interpretó como una especie de “espaldarazo” al fiscal.

No obstante, la incorporación a la FGET como Director General de Delitos Comunes del ex jurídico de la Contraloría de Tabasco César Garza Luna y notario adscrito de Jaime Humberto Lastra Bastar y de Nicolás Bautista Ovando cercano al ex procurador Gregorio Romero y al equipo de Enrique Priego Oropeza son el anticipo de la renuncia de Valenzuela Pernas.

El intento y la absoluta decisión de conformar un frente común –independientemente de sus autonomías- pasa por una sacudida al aparato integral de justicia y seguridad.

El beneficio de la duda.

sábado 16 de febrero de 2019

123 mil jóvenes

lunes 11 de febrero de 2019

Intocables y la gran simulación

sábado 09 de febrero de 2019

Seguridad y estrategia pero ¡sin recursos!

sábado 02 de febrero de 2019

AMLO: Catarsis tabasqueña

viernes 01 de febrero de 2019

Tabasco: el caos y el despegue

sábado 26 de enero de 2019

Tabasco: fortaleza y su debilidad

Cargar Más