/ viernes 28 de junio de 2019

Tiempos de adversidad

Las expectativas de crecimiento económico se han ajustado, para infortunio de todos, cada vez más a la baja. Y si la economía crece a la mínima expresión, significa que habrá menos inversión en el sector privado y la creación de empleos será ínfima, insuficiente.

El primer año de cada nuevo sexenio, por la curva de aprendizaje en la administración pública, el crecimiento suele ser bajo, pero el del actual gobierno será menor y las compañías de servicios financieros internacionales ya lo bajaron del 1 por ciento.

Ayer el banco norteamericano de inversión JP Morgan recortó su pronóstico de 1 a 0.9 por ciento al cierre de 2019; se sumó a la londinense Barclays, que se fue del 1.5 al 0.5 por ciento, y Citibanamex la bajó de 1.2 a 0.9 por ciento.

El propio presidente, Andrés Manuel López Obrador, hace una semana señaló que pese a la baja en las proyecciones, habrá crecimiento; poco, pero que no habrá decrecimiento.

El panorama se ensombrece cuando además de quienes egresan de las universidades o quienes trabajan en funciones distintas a su preparación, ahora deberán competir con los miles de desempleados que en estos meses han recortado en dependencias federales, estatales y municipales.

Porque a quienes les dijeron: hasta aquí llegaste, independientemente de si les dieron o no una liquidación conforme a la ley, los mandaron a un terreno inhóspito en lo laboral, pues sin la posibilidad de un repunte económico, ni siquiera oportunidad de competir tendrán por algún puesto en la economía formal.

Eso, sin tomar en cuenta la edad, pues muchos de quienes fueron cortados en la administración pública o de empresas con alta dependencia económica de contratos con los gobiernos, tienen arriba de 35 años.

En el caso de Tabasco y la región, por los proyectos de la refinería en Dos Bocas y el Tren Maya, se espera un mayor dinamismo económico. Incluso podría ser una señal de mejoría el bajar casi un punto en el índice de desempleo de abril a mayo, aunque se mantiene como el más alto del país.

HOJAS SUELTAS…

En el arranque de su proceso interno, los priistas que han ocupado cargos públicos, partidistas o cuentan con representación ante sectores, vuelven a mostrarse para hacer patente su presencia ante los difíciles momentos que atraviesa su partido y la voluntad por revitalizarlo. Los de trayectoria como Freddy Chablé, Nelson Pérez, Rafael González Lastra, Félix Eladio Sarracino, Nicolás Haddad, Gustavo de la Torre, Fernando Rosas, Jorge Lazo, Miguel Romero, varios de ellos ex dirigentes del PRI en Tabasco; otros también con carrera política como Gerald Washington Herrera, César Rojas, Ingrid Rosas, Katia Ornelas Gil, Erubiel Alonso, Soraya Pérez, la mayoría de ellos abiertamente simpatizantes de la fórmula de Alejandro Moreno Cárdenas y Carolina Viggiano Austria para la dirigencia nacional, sostuvieron encuentros con el coordinador de la campaña de esta fórmula en Tabasco, Raúl del Rivero Quintero. El promotor de la fórmula aseguró que quien denuesta el proceso interno y habla mal de sus adversarios envía un mal mensaje a la militancia y a la sociedad. El PRI en Tabasco, de acuerdo a los resultados de 2018, es tercera fuerza por 31 mil votos menos que el PRD. La expectativa de los priistas será reposicionarse y rebasar primero a un perredismo con más problemas para sobrevivir electoralmente. En torno a Alito Moreno, priistas tabasqueños comienzan a reanimarse con la mira puesta en el 11 de agosto.

Las expectativas de crecimiento económico se han ajustado, para infortunio de todos, cada vez más a la baja. Y si la economía crece a la mínima expresión, significa que habrá menos inversión en el sector privado y la creación de empleos será ínfima, insuficiente.

El primer año de cada nuevo sexenio, por la curva de aprendizaje en la administración pública, el crecimiento suele ser bajo, pero el del actual gobierno será menor y las compañías de servicios financieros internacionales ya lo bajaron del 1 por ciento.

Ayer el banco norteamericano de inversión JP Morgan recortó su pronóstico de 1 a 0.9 por ciento al cierre de 2019; se sumó a la londinense Barclays, que se fue del 1.5 al 0.5 por ciento, y Citibanamex la bajó de 1.2 a 0.9 por ciento.

El propio presidente, Andrés Manuel López Obrador, hace una semana señaló que pese a la baja en las proyecciones, habrá crecimiento; poco, pero que no habrá decrecimiento.

El panorama se ensombrece cuando además de quienes egresan de las universidades o quienes trabajan en funciones distintas a su preparación, ahora deberán competir con los miles de desempleados que en estos meses han recortado en dependencias federales, estatales y municipales.

Porque a quienes les dijeron: hasta aquí llegaste, independientemente de si les dieron o no una liquidación conforme a la ley, los mandaron a un terreno inhóspito en lo laboral, pues sin la posibilidad de un repunte económico, ni siquiera oportunidad de competir tendrán por algún puesto en la economía formal.

Eso, sin tomar en cuenta la edad, pues muchos de quienes fueron cortados en la administración pública o de empresas con alta dependencia económica de contratos con los gobiernos, tienen arriba de 35 años.

En el caso de Tabasco y la región, por los proyectos de la refinería en Dos Bocas y el Tren Maya, se espera un mayor dinamismo económico. Incluso podría ser una señal de mejoría el bajar casi un punto en el índice de desempleo de abril a mayo, aunque se mantiene como el más alto del país.

HOJAS SUELTAS…

En el arranque de su proceso interno, los priistas que han ocupado cargos públicos, partidistas o cuentan con representación ante sectores, vuelven a mostrarse para hacer patente su presencia ante los difíciles momentos que atraviesa su partido y la voluntad por revitalizarlo. Los de trayectoria como Freddy Chablé, Nelson Pérez, Rafael González Lastra, Félix Eladio Sarracino, Nicolás Haddad, Gustavo de la Torre, Fernando Rosas, Jorge Lazo, Miguel Romero, varios de ellos ex dirigentes del PRI en Tabasco; otros también con carrera política como Gerald Washington Herrera, César Rojas, Ingrid Rosas, Katia Ornelas Gil, Erubiel Alonso, Soraya Pérez, la mayoría de ellos abiertamente simpatizantes de la fórmula de Alejandro Moreno Cárdenas y Carolina Viggiano Austria para la dirigencia nacional, sostuvieron encuentros con el coordinador de la campaña de esta fórmula en Tabasco, Raúl del Rivero Quintero. El promotor de la fórmula aseguró que quien denuesta el proceso interno y habla mal de sus adversarios envía un mal mensaje a la militancia y a la sociedad. El PRI en Tabasco, de acuerdo a los resultados de 2018, es tercera fuerza por 31 mil votos menos que el PRD. La expectativa de los priistas será reposicionarse y rebasar primero a un perredismo con más problemas para sobrevivir electoralmente. En torno a Alito Moreno, priistas tabasqueños comienzan a reanimarse con la mira puesta en el 11 de agosto.

viernes 20 de septiembre de 2019

Descontrol en las calles

viernes 13 de septiembre de 2019

Salud cuesta arriba

lunes 09 de septiembre de 2019

Sin Amet, ¿a alguien le caerá el muerto?

viernes 06 de septiembre de 2019

Millonaria espera por una firma

viernes 30 de agosto de 2019

Modelo nuñista, ejemplo a no seguir

miércoles 28 de agosto de 2019

Otra oportunidad para Tabasco

lunes 26 de agosto de 2019

El pueblo sí lo pide

viernes 23 de agosto de 2019

Se perfila a ‘candidateables’

miércoles 21 de agosto de 2019

Núñez, ¿de sibarita a indiciado?

lunes 19 de agosto de 2019

Alito, de las palabras a los hechos

Cargar Más