/ miércoles 10 de abril de 2019

Tenencia vehicular, ¿regresa?

El impuesto de tenencia vehicular nació con un carácter federal en 1962 bajo la presidencia de Adolfo López Mateos y fue cancelado por Felipe Calderón en 2012, pero dejó en libertad a los Congresos estatales si lo mantenían o no.

En Tabasco bajo el régimen de Andrés Granier se eliminó para vehículos económicos y se cobró a los de costo más elevado; la cancelación total la hizo Arturo Núñez en 2015, dos años después haberlo prometido.

Ahora el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, deslizó la posibilidad de regresar el cobro de tenencia.

Pero fue parado en seco ayer mismo por el presidente Andrés Manuel López Obrador: “Eso no es cierto. Eso es lo que quisieran los adversarios, que nosotros incumpliéramos nuestros compromisos. Se van a quedar con las ganas”.

Quizá desde la federación no haya esa iniciativa, pero a nivel estatal sí podría prosperar en razón de la soberanía de cada estado.

Incluso hay pláticas entre gobernadores sobre la viabilidad de cobrar una tenencia vehicular a propietarios de autos de lujo.

Así lo reveló el gobernador, Adán Augusto López Hernández, quien dijo que ha hablado del asunto con sus homólogos morenistas de Chiapas, Rutilio Escandón, y de Veracruz, Cuitláhuac García, y con el priista de Campeche, Alejandro Moreno, aunque este último habló de una reforma fiscal de carácter regional un poco más compleja, “pero el tema está ahí sobre la mesa”.

Reactivar el cobro de la tenencia vehicular tendría que ser de carácter al menos regional porque de lo contrario los propietarios de autos de un estado irían a la entidad vecina, que no cobra, para emplacar sus unidades y evadir el pago en su lugar de residencia, tal como pasó un tiempo con Chiapas, en el caso de Tabasco.

Desde luego no es una propuesta popular y menos ante los problemas económicos familiares. Habría que ver cuáles son esos vehículos de lujo que sí podrían pagar sin afectar a las mayorías y sin resquicio para que después, ya reactivado el impuesto, se amplíe el cobro hacia abajo.

HOJAS SUELTAS…

El gobernador López Hernández ajusta hoy 100 días al frente del gobierno y aumentó la luz al final del túnel al señalar que en mayo arrancará la obra pública con más de mil 200 millones de pesos y comprometer el arranque de construcción del distribuidor vial Guayabal (que costará 600 millones de pesos), haya o no apoyo de la federación.+++Para tener el pulso de la gente, refirió que platica directamente con los ciudadanos como el lunes pasado que caminó por la Zona Luz de Villahermosa y el asunto de la seguridad y el empleo fue lo que más le comentaron. Por eso alista reforzar la fuerza pública y apoyar a las empresas locales para que comience la reactivación económica a la par de una mejoría en los índices de seguridad.+++Que los estímulos al IEPS (entendido como subsidio) del gobierno federal a las gasolinas en vez de bajar el precio del litro se lo suman los concesionarios a sus ganancias y por eso los precios al consumidor no disminuyen. Por eso el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó una primera advertencia a los gasolineros (bajo el supuesto de gandallismo), quienes andan buscando ya un diálogo con Hacienda para analizar los costos de toda la cadena de abastecimiento y suministro. Así que ahora a la muy razonable duda de que muchos dan litros incompletos, se suma otra más.

El impuesto de tenencia vehicular nació con un carácter federal en 1962 bajo la presidencia de Adolfo López Mateos y fue cancelado por Felipe Calderón en 2012, pero dejó en libertad a los Congresos estatales si lo mantenían o no.

En Tabasco bajo el régimen de Andrés Granier se eliminó para vehículos económicos y se cobró a los de costo más elevado; la cancelación total la hizo Arturo Núñez en 2015, dos años después haberlo prometido.

Ahora el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, deslizó la posibilidad de regresar el cobro de tenencia.

Pero fue parado en seco ayer mismo por el presidente Andrés Manuel López Obrador: “Eso no es cierto. Eso es lo que quisieran los adversarios, que nosotros incumpliéramos nuestros compromisos. Se van a quedar con las ganas”.

Quizá desde la federación no haya esa iniciativa, pero a nivel estatal sí podría prosperar en razón de la soberanía de cada estado.

Incluso hay pláticas entre gobernadores sobre la viabilidad de cobrar una tenencia vehicular a propietarios de autos de lujo.

Así lo reveló el gobernador, Adán Augusto López Hernández, quien dijo que ha hablado del asunto con sus homólogos morenistas de Chiapas, Rutilio Escandón, y de Veracruz, Cuitláhuac García, y con el priista de Campeche, Alejandro Moreno, aunque este último habló de una reforma fiscal de carácter regional un poco más compleja, “pero el tema está ahí sobre la mesa”.

Reactivar el cobro de la tenencia vehicular tendría que ser de carácter al menos regional porque de lo contrario los propietarios de autos de un estado irían a la entidad vecina, que no cobra, para emplacar sus unidades y evadir el pago en su lugar de residencia, tal como pasó un tiempo con Chiapas, en el caso de Tabasco.

Desde luego no es una propuesta popular y menos ante los problemas económicos familiares. Habría que ver cuáles son esos vehículos de lujo que sí podrían pagar sin afectar a las mayorías y sin resquicio para que después, ya reactivado el impuesto, se amplíe el cobro hacia abajo.

HOJAS SUELTAS…

El gobernador López Hernández ajusta hoy 100 días al frente del gobierno y aumentó la luz al final del túnel al señalar que en mayo arrancará la obra pública con más de mil 200 millones de pesos y comprometer el arranque de construcción del distribuidor vial Guayabal (que costará 600 millones de pesos), haya o no apoyo de la federación.+++Para tener el pulso de la gente, refirió que platica directamente con los ciudadanos como el lunes pasado que caminó por la Zona Luz de Villahermosa y el asunto de la seguridad y el empleo fue lo que más le comentaron. Por eso alista reforzar la fuerza pública y apoyar a las empresas locales para que comience la reactivación económica a la par de una mejoría en los índices de seguridad.+++Que los estímulos al IEPS (entendido como subsidio) del gobierno federal a las gasolinas en vez de bajar el precio del litro se lo suman los concesionarios a sus ganancias y por eso los precios al consumidor no disminuyen. Por eso el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó una primera advertencia a los gasolineros (bajo el supuesto de gandallismo), quienes andan buscando ya un diálogo con Hacienda para analizar los costos de toda la cadena de abastecimiento y suministro. Así que ahora a la muy razonable duda de que muchos dan litros incompletos, se suma otra más.

lunes 20 de mayo de 2019

Decisiones y tropiezos

lunes 13 de mayo de 2019

Mayor carestía

lunes 06 de mayo de 2019

CFE: Tabasco, en lista de espera

lunes 29 de abril de 2019

Seguridad y moches

viernes 12 de abril de 2019

Secretos a la tumba

miércoles 10 de abril de 2019

Tenencia vehicular, ¿regresa?

viernes 05 de abril de 2019

El plazo se agota

lunes 01 de abril de 2019

Oportunidades perdidas

miércoles 27 de marzo de 2019

“Ya me estoy picando”

Cargar Más