/ jueves 13 de junio de 2019

Siguen matando periodistas en Tabasco

La colega Norma Sarabia Garduza pasó a ser la noche del 11 de junio la segunda comunicadora de Tabasco en ser asesinada en lo que va del actual gobierno estatal. Y la número seis en los últimos 12 años.

Corresponsal en Huimanguillo del diario ‘Tabasco Hoy’, de 46 años de edad, la reportera tenía su centro de trabajo en uno de los municipios más violentos del país, que colinda con Veracruz y Chiapas, región en donde el Estado mexicano no ha podido con las diversas modalidades del crimen organizado.

El martes alrededor de las ocho y media de la noche, Norma fue acribillada en su domicilio ubicado en la calle Nicolás Bravo del centro de la cabera municipal, a donde llegaron hombres armados en un coche de color oscuro, aunque otra versión refiere que ya la esperaban los sicarios que se transportaban en una motocicleta.

La periodista, que tenía más de 20 años en el oficio, abordaba temas policiacos en su muro de Facebook; su postura informativa siempre fue crítica.

El 9 de febrero pasado fue asesinado en el municipio de Emiliano Zapata el conductor de radio Jesús Ramos, Chuchín, y a la fecha las autoridades no han ofrecido avances en la investigación.

En Tabasco, en los últimos 12 años han sido asesinados seis comunicadores y ninguna de estas muertes ha sido resuelta, aunque en los casos de Moisés Dagdug y Juan Carlos Huerta, ultimados en el gobierno de Arturo Núñez Jiménez, se ha presumido la detención de los presuntos autores materiales.

La Fiscalía General de Justicia emitió un comunicado ayer para informar que se estaba investigando el homicidio de la periodista de Huimanguillo.

La dependencia precisó que desde la misma noche de la ejecución inició las indagatorias para esclarecer los hechos, y como parte de las primeras diligencias “se ordenaron medidas de protección a familiares y se realizan los trámites ante la Fiscalía General de la República para dar cumplimiento al protocolo aplicable para la protección a periodistas”.

Agregó que “al lugar se trasladaron el vicefiscal de Delitos Comunes, Nicolás Bautista Ovando; así como los titulares de las direcciones de la Policía de Investigación, Hernán Bermúdez Requena, y de Servicios Periciales y de Ciencias Forenses, José Zetina Sánchez, para coordinar las pesquisas”.

Aún no hay una línea de investigación para aclarar dicho homicidio.

A propósito, el caso que de plano ha quedado en el olvido es el de Juan Carlos Huerta, pues todo apunta que los sabuesos de la Fiscalía tendrán que empezar de nuevo, ya que las autoridades anteriores lo manosearon.

¿En el sexenio pasado buscaban enredarlo para proteger a alguien del entorno cercano del también empresario radiofónico?

GRANIER, POR LA VÍA CIVIL CONTRA NÚÑEZ

Un amplio conocedor de las leyes precisó a esta columna que será por la vía civil, no penal, la demanda que interpondría el exgobernador Andrés Granier Melo en contra del exmandatario Arturo Núñez Jiménez, el exfiscal Fernando Valenzuela Pernas, el extitular del Poder Judicial, Jorge Priego Solís, y la exjueza Guadalupe Cadena.

La acusación que se ve venir es por “daño moral”.

Una acción así, dice la fuente, “es totalmente viable” y “ni las relaciones” de Núñez y los otros coacusados podrían evitarla.

La colega Norma Sarabia Garduza pasó a ser la noche del 11 de junio la segunda comunicadora de Tabasco en ser asesinada en lo que va del actual gobierno estatal. Y la número seis en los últimos 12 años.

Corresponsal en Huimanguillo del diario ‘Tabasco Hoy’, de 46 años de edad, la reportera tenía su centro de trabajo en uno de los municipios más violentos del país, que colinda con Veracruz y Chiapas, región en donde el Estado mexicano no ha podido con las diversas modalidades del crimen organizado.

El martes alrededor de las ocho y media de la noche, Norma fue acribillada en su domicilio ubicado en la calle Nicolás Bravo del centro de la cabera municipal, a donde llegaron hombres armados en un coche de color oscuro, aunque otra versión refiere que ya la esperaban los sicarios que se transportaban en una motocicleta.

La periodista, que tenía más de 20 años en el oficio, abordaba temas policiacos en su muro de Facebook; su postura informativa siempre fue crítica.

El 9 de febrero pasado fue asesinado en el municipio de Emiliano Zapata el conductor de radio Jesús Ramos, Chuchín, y a la fecha las autoridades no han ofrecido avances en la investigación.

En Tabasco, en los últimos 12 años han sido asesinados seis comunicadores y ninguna de estas muertes ha sido resuelta, aunque en los casos de Moisés Dagdug y Juan Carlos Huerta, ultimados en el gobierno de Arturo Núñez Jiménez, se ha presumido la detención de los presuntos autores materiales.

La Fiscalía General de Justicia emitió un comunicado ayer para informar que se estaba investigando el homicidio de la periodista de Huimanguillo.

La dependencia precisó que desde la misma noche de la ejecución inició las indagatorias para esclarecer los hechos, y como parte de las primeras diligencias “se ordenaron medidas de protección a familiares y se realizan los trámites ante la Fiscalía General de la República para dar cumplimiento al protocolo aplicable para la protección a periodistas”.

Agregó que “al lugar se trasladaron el vicefiscal de Delitos Comunes, Nicolás Bautista Ovando; así como los titulares de las direcciones de la Policía de Investigación, Hernán Bermúdez Requena, y de Servicios Periciales y de Ciencias Forenses, José Zetina Sánchez, para coordinar las pesquisas”.

Aún no hay una línea de investigación para aclarar dicho homicidio.

A propósito, el caso que de plano ha quedado en el olvido es el de Juan Carlos Huerta, pues todo apunta que los sabuesos de la Fiscalía tendrán que empezar de nuevo, ya que las autoridades anteriores lo manosearon.

¿En el sexenio pasado buscaban enredarlo para proteger a alguien del entorno cercano del también empresario radiofónico?

GRANIER, POR LA VÍA CIVIL CONTRA NÚÑEZ

Un amplio conocedor de las leyes precisó a esta columna que será por la vía civil, no penal, la demanda que interpondría el exgobernador Andrés Granier Melo en contra del exmandatario Arturo Núñez Jiménez, el exfiscal Fernando Valenzuela Pernas, el extitular del Poder Judicial, Jorge Priego Solís, y la exjueza Guadalupe Cadena.

La acusación que se ve venir es por “daño moral”.

Una acción así, dice la fuente, “es totalmente viable” y “ni las relaciones” de Núñez y los otros coacusados podrían evitarla.

jueves 22 de agosto de 2019

El Edén, estratégico para el CEN

viernes 16 de agosto de 2019

Adán, al quite

miércoles 14 de agosto de 2019

El pecado de Ivonne en Tabasco

martes 13 de agosto de 2019

El domingo perdió también Granier

jueves 08 de agosto de 2019

Ivonne puede ganar en Tabasco

martes 06 de agosto de 2019

Mete el pecho el gobernador por Evaristo

lunes 05 de agosto de 2019

Tarde, pero llegó

Cargar Más