/ sábado 20 de julio de 2019

Romo, el hombre del Presidente

La renuncia de Carlos Urzúa a la SHCP, evidenció el enfrentamiento de éste con el Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Carlos Romo Garza.

Me cuesta entender el tipo de relación que tiene con el presidente.

Ideológicamente, Romo es un hombre de extrema derecha, declaró Urzúa.

Afirmó que, en términos sociales, Romo oscila; entre las ideologías del grupo conservador católico Opus Dei y de la congregación de los Legionarios de Cristo ;¿Cómo un hombre así, que llegó a admirar a Augusto Pinochet y a Marcial Maciel, acabó no solo siendo amigo de López Obrador, sino incluso siendo el jefe de la Oficina de la Presidencia?.

Romo fue acusado por el exsecretario de tener posibles conflictos de interés.

Alfonso Carlos, sin embargo, es uno de los pocos funcionarios que trasparentaron, públicamente, su peculio; por lo que niega tener conflictos de interés.

Urzúa, en cambio afirma: “No me consta (el conflicto de interés), pero dado que en la jefatura de la Oficina de Presidencia se maneja a diario un cúmulo de información económica confidencial, uno quisiera que Alfonso Romo y sus familiares hasta el primer grado no tuvieran actualmente participación accionaria alguna en la casa de bolsa Vector.

El empresario regiomontano, con oportunidad, reportó haber dejado los cargos que mantenía en cuatro compañías, antes de que el nuevo gobierno tomara posesión, por lo que declaró “ningún” conflicto de interés.

Romo, quien se alejó de los reflectores tras vender Seminis, Cigarrera La Moderna y la aseguradora Comercial América, saltó nuevamente a la escena pública al encabezar el equipo que elaboró el proyecto de nación de López Obrador.

Conoce a AMLO desde 2011 y hoy muchos lo perciben con mayor poder que otros cercanos al Presidente. Pero él sigue manteniendo un bajo perfil: “Callado, sordo, como hormiga”, dice.

Originario del DF, donde nació el día 8 de octubre de 1950; hijo de Don Carlos Alfonso Romo García, y de Doña Petra Garza Madero.

Cursó la primaria, secundaria y preparatoria en el Instituto Patria, en la CDMX, en ese entonces administrado por jesuitas.

Terminó su formación en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, donde estudió ingeniería agrícola. El nombre de su tesis fue: ¿Cómo llevar riqueza al campo?

Casó con la señora Consuelo Lourdes Garza Laguera Rangel con quien procreó a sus cuatro hijos: Maca, Alejandra, Alfonso y Gabriel.

Es sobrino-nieto de Francisco I. Madero– y contrajo nupcias con Maca, la hija de Alejandro Garza, quien es hijo de Don Eugenio Garza Sada, de gran influencia política y económica, en su época.

Le gusta mucho leer, principalmente biografías de líderes. Admira a Juan Pablo II, también a Ronald Reagan y a Margaret Thatcher.

Igualmente a Porfirio Díaz y Francisco I. Madero. Defiende a Carlos Salinas de Gortari. “Fue un gran reformador y un gran estadista: reformó el artículo 27 constitucional, firmó el TLC, liberalizó la economía, privatizó la banca... La

historia un día tendrá que verlo, porque el clima de linchamiento a su figura es injusto e irracional”.

Representó a México como jinete en el Campeonato del Mundo La Haya (1994) y los Juegos Olímpicos de Atlanta (1996) y Sidney (2000).

Ya dentro de la política, acuñó la frase: “No tengo duda que siempre será más

cómodo platicar de democracia, que luchar por ella y siempre resultará más

conveniente acomodarse del lado del ganador”.

Quizás por ello, de cara a los comicios presidenciales de 2006, decidió

integrar el grupo Opción Ciudadana, donde hay nombres que ahora forman

parte del círculo de López Obrador.

Participaban, por ejemplo, Tatiana Clouthier. También, Alejandro Gertz

Manero, así como Esteban Moctezuma Barragán, hoy Secretario de

Educación.

Romo, en sus primeras andanzas empresariales, empezó vendiendo cabrito, invirtiendo posteriormente en tres pastelerías y un par de restaurantes (Las Antorchas y el Gambrinos, en Monterrey). Empero, figuró en las listas de los más acaudalados, según Forbes.

Ahora, después que en el 2006 combatió a AML0; luego, que en el 2012, se reconvirtió al andresmanuelismo, y perdió; lo acompaña en su victoria, convirtiéndose en el brazo de mayor confianza del Presidente.

La renuncia de Carlos Urzúa a la SHCP, evidenció el enfrentamiento de éste con el Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Carlos Romo Garza.

Me cuesta entender el tipo de relación que tiene con el presidente.

Ideológicamente, Romo es un hombre de extrema derecha, declaró Urzúa.

Afirmó que, en términos sociales, Romo oscila; entre las ideologías del grupo conservador católico Opus Dei y de la congregación de los Legionarios de Cristo ;¿Cómo un hombre así, que llegó a admirar a Augusto Pinochet y a Marcial Maciel, acabó no solo siendo amigo de López Obrador, sino incluso siendo el jefe de la Oficina de la Presidencia?.

Romo fue acusado por el exsecretario de tener posibles conflictos de interés.

Alfonso Carlos, sin embargo, es uno de los pocos funcionarios que trasparentaron, públicamente, su peculio; por lo que niega tener conflictos de interés.

Urzúa, en cambio afirma: “No me consta (el conflicto de interés), pero dado que en la jefatura de la Oficina de Presidencia se maneja a diario un cúmulo de información económica confidencial, uno quisiera que Alfonso Romo y sus familiares hasta el primer grado no tuvieran actualmente participación accionaria alguna en la casa de bolsa Vector.

El empresario regiomontano, con oportunidad, reportó haber dejado los cargos que mantenía en cuatro compañías, antes de que el nuevo gobierno tomara posesión, por lo que declaró “ningún” conflicto de interés.

Romo, quien se alejó de los reflectores tras vender Seminis, Cigarrera La Moderna y la aseguradora Comercial América, saltó nuevamente a la escena pública al encabezar el equipo que elaboró el proyecto de nación de López Obrador.

Conoce a AMLO desde 2011 y hoy muchos lo perciben con mayor poder que otros cercanos al Presidente. Pero él sigue manteniendo un bajo perfil: “Callado, sordo, como hormiga”, dice.

Originario del DF, donde nació el día 8 de octubre de 1950; hijo de Don Carlos Alfonso Romo García, y de Doña Petra Garza Madero.

Cursó la primaria, secundaria y preparatoria en el Instituto Patria, en la CDMX, en ese entonces administrado por jesuitas.

Terminó su formación en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, donde estudió ingeniería agrícola. El nombre de su tesis fue: ¿Cómo llevar riqueza al campo?

Casó con la señora Consuelo Lourdes Garza Laguera Rangel con quien procreó a sus cuatro hijos: Maca, Alejandra, Alfonso y Gabriel.

Es sobrino-nieto de Francisco I. Madero– y contrajo nupcias con Maca, la hija de Alejandro Garza, quien es hijo de Don Eugenio Garza Sada, de gran influencia política y económica, en su época.

Le gusta mucho leer, principalmente biografías de líderes. Admira a Juan Pablo II, también a Ronald Reagan y a Margaret Thatcher.

Igualmente a Porfirio Díaz y Francisco I. Madero. Defiende a Carlos Salinas de Gortari. “Fue un gran reformador y un gran estadista: reformó el artículo 27 constitucional, firmó el TLC, liberalizó la economía, privatizó la banca... La

historia un día tendrá que verlo, porque el clima de linchamiento a su figura es injusto e irracional”.

Representó a México como jinete en el Campeonato del Mundo La Haya (1994) y los Juegos Olímpicos de Atlanta (1996) y Sidney (2000).

Ya dentro de la política, acuñó la frase: “No tengo duda que siempre será más

cómodo platicar de democracia, que luchar por ella y siempre resultará más

conveniente acomodarse del lado del ganador”.

Quizás por ello, de cara a los comicios presidenciales de 2006, decidió

integrar el grupo Opción Ciudadana, donde hay nombres que ahora forman

parte del círculo de López Obrador.

Participaban, por ejemplo, Tatiana Clouthier. También, Alejandro Gertz

Manero, así como Esteban Moctezuma Barragán, hoy Secretario de

Educación.

Romo, en sus primeras andanzas empresariales, empezó vendiendo cabrito, invirtiendo posteriormente en tres pastelerías y un par de restaurantes (Las Antorchas y el Gambrinos, en Monterrey). Empero, figuró en las listas de los más acaudalados, según Forbes.

Ahora, después que en el 2006 combatió a AML0; luego, que en el 2012, se reconvirtió al andresmanuelismo, y perdió; lo acompaña en su victoria, convirtiéndose en el brazo de mayor confianza del Presidente.

sábado 24 de agosto de 2019

El Senado ¡tiene Flor!

martes 20 de agosto de 2019

Nuevamente ¡Ahumada!

martes 13 de agosto de 2019

Luis Hernández Govea, a la DACEA

sábado 10 de agosto de 2019

Robles, en el ojo del huracán

sábado 03 de agosto de 2019

Alito, con un pie en el CEN del PRI

martes 30 de julio de 2019

Lamoyi, de nuevo en las marquesinas

sábado 27 de julio de 2019

Deschamps, se va, se va...

sábado 20 de julio de 2019

Romo, el hombre del Presidente

Cargar Más