/ jueves 25 de julio de 2019

Rodríguez Prats con Morena

El más vehemente crítico tabasqueño del presidente Andrés Manuel López Obrador se llama Juan José Rodríguez Prats y milita en el PAN. Para sorpresa de muchos, desde hace unos días este iracundo político ya forma parte de la llamada ‘Cuarta transformación’ al integrarse como asesor del gobernador morenista Adán augusto López Hernández.

Hasta hace poco nadie hubiera imaginado que el panista pasara a formar parte del nuevo régimen, sobre todo porque sus diferencias con AMLO parecían irreconciliables.

Al inicio de la administración del nativo de Macuspana, Rodríguez Prats censuró en su espacio semanal en una estación de radio la determinación del presidente López Obrador de nombrar a un delegado plenipotenciario en cada entidad federativa para también tener el control político de los estados.

El panista comparó a su paisano con Porfirio Díaz, y en su comentario radiofónico dijo temer por su vida por atreverse a descalificar esa acción gubernamental por la que le llamó ‘tirano’ al jefe de la nación.

El martes, Rodríguez Prats asistió a una gira del gobernador por el municipio de Jonuta. Quién sabe si por error, pero en el comunicado de la gubernatura sobre esa actividad, al panista lo nombraron “el político Juan José Rodríguez Castro”.

“Yo soy asesor, no hemos platicado de ningún tipo de apoyo económico, ni nada, tampoco descarto que pueda yo cobrar algunos honorarios si mi trabajo vale la pena”, contestó durante el recorrido del gobernador.

En 1994, Juan José fue abanderado del PAN a la gubernatura, compitiendo con López Obrador, a la sazón perredista, y con el priísta Roberto Madrazo Pintado, quien ganó la elección.

En esa jornada López Obrador lo acusó de no haber querido integrar un frente opositor PRD-PAN para derrotar al entonces poderoso y hegemónico PRI.

Antes, en 1992 que fue nombrado secretario de Gobierno durante el mandato interino del priísta Manuel Gurría Ordóñez, enfocó sus baterías contra AMLO, con quien llegó a debatir durante un evento organizado por el Comité de Derechos Humanos de Tabasco (Codehutab).

Pero mientras ha tenido desencuentros con actual presidente del país, el panista acercó con Manuel Gurría al actual mandatario de Tabasco, quien fue subsecretario de Gobierno cuando él fue el encargado de la política interna.

De hecho, el 90 por ciento del gabinete de Adán Augusto está integrado por colaboradores de Gurría, mientras escasean las posiciones para tabasqueños que participaron en la lucha contra el PRI que dio AMLO en Tabasco de 1988 hasta 1996 que se fue a la Ciudad de México, en donde un año después lo nombraron dirigente nacional del PRD.

Como priísta, Rodríguez Prats trabajó al lado de Manuel Gurría, con quien colaboró en la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

En Tabasco, también con Gurría, fue tres meses y diez días secretario de Gobierno, pero fue depuesto por su carácter irascible, pues se enfrentaba con los actores públicos en vez de congeniar con ellos, como debería actuar como responsable de la política interna del estado.

A Rodríguez Prats el exgobernador Gurría le llegó a llamar “el hermano menor que nunca tuve”, mientras que Carlos Hank González consideraba a Gurría también su “hermano menor”.

Según AMLO, en 1994 que Juan José no quiso integrar una alianza contra el PRI, su tarea fue la dividir el voto opositor, toda vez que Madrazo formaba parte del grupo de Hank, del que era representante Gurría.

Ese “hermano menor” del hankista Gurría ya se encuentra en la llamada ‘Cuarta transformación’.

Así, siguen incorporándose al nuevo régimen personajes que en su momento fueron adversarios de López Obrador.


El más vehemente crítico tabasqueño del presidente Andrés Manuel López Obrador se llama Juan José Rodríguez Prats y milita en el PAN. Para sorpresa de muchos, desde hace unos días este iracundo político ya forma parte de la llamada ‘Cuarta transformación’ al integrarse como asesor del gobernador morenista Adán augusto López Hernández.

Hasta hace poco nadie hubiera imaginado que el panista pasara a formar parte del nuevo régimen, sobre todo porque sus diferencias con AMLO parecían irreconciliables.

Al inicio de la administración del nativo de Macuspana, Rodríguez Prats censuró en su espacio semanal en una estación de radio la determinación del presidente López Obrador de nombrar a un delegado plenipotenciario en cada entidad federativa para también tener el control político de los estados.

El panista comparó a su paisano con Porfirio Díaz, y en su comentario radiofónico dijo temer por su vida por atreverse a descalificar esa acción gubernamental por la que le llamó ‘tirano’ al jefe de la nación.

El martes, Rodríguez Prats asistió a una gira del gobernador por el municipio de Jonuta. Quién sabe si por error, pero en el comunicado de la gubernatura sobre esa actividad, al panista lo nombraron “el político Juan José Rodríguez Castro”.

“Yo soy asesor, no hemos platicado de ningún tipo de apoyo económico, ni nada, tampoco descarto que pueda yo cobrar algunos honorarios si mi trabajo vale la pena”, contestó durante el recorrido del gobernador.

En 1994, Juan José fue abanderado del PAN a la gubernatura, compitiendo con López Obrador, a la sazón perredista, y con el priísta Roberto Madrazo Pintado, quien ganó la elección.

En esa jornada López Obrador lo acusó de no haber querido integrar un frente opositor PRD-PAN para derrotar al entonces poderoso y hegemónico PRI.

Antes, en 1992 que fue nombrado secretario de Gobierno durante el mandato interino del priísta Manuel Gurría Ordóñez, enfocó sus baterías contra AMLO, con quien llegó a debatir durante un evento organizado por el Comité de Derechos Humanos de Tabasco (Codehutab).

Pero mientras ha tenido desencuentros con actual presidente del país, el panista acercó con Manuel Gurría al actual mandatario de Tabasco, quien fue subsecretario de Gobierno cuando él fue el encargado de la política interna.

De hecho, el 90 por ciento del gabinete de Adán Augusto está integrado por colaboradores de Gurría, mientras escasean las posiciones para tabasqueños que participaron en la lucha contra el PRI que dio AMLO en Tabasco de 1988 hasta 1996 que se fue a la Ciudad de México, en donde un año después lo nombraron dirigente nacional del PRD.

Como priísta, Rodríguez Prats trabajó al lado de Manuel Gurría, con quien colaboró en la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

En Tabasco, también con Gurría, fue tres meses y diez días secretario de Gobierno, pero fue depuesto por su carácter irascible, pues se enfrentaba con los actores públicos en vez de congeniar con ellos, como debería actuar como responsable de la política interna del estado.

A Rodríguez Prats el exgobernador Gurría le llegó a llamar “el hermano menor que nunca tuve”, mientras que Carlos Hank González consideraba a Gurría también su “hermano menor”.

Según AMLO, en 1994 que Juan José no quiso integrar una alianza contra el PRI, su tarea fue la dividir el voto opositor, toda vez que Madrazo formaba parte del grupo de Hank, del que era representante Gurría.

Ese “hermano menor” del hankista Gurría ya se encuentra en la llamada ‘Cuarta transformación’.

Así, siguen incorporándose al nuevo régimen personajes que en su momento fueron adversarios de López Obrador.


miércoles 16 de octubre de 2019

De primera mano | Centro, de capital interés

jueves 10 de octubre de 2019

Oposición a medias

miércoles 09 de octubre de 2019

De primera mano | 2021: Sin AMLO en la boleta

viernes 04 de octubre de 2019

PRI: La“guerra civil”que viene

jueves 03 de octubre de 2019

Se apaga la estrella

miércoles 02 de octubre de 2019

UJAT: ¡Aaarrancan!

Cargar Más