/ martes 24 de octubre de 2023

Punto y Aparte | May, ¿a tren batiente?

Estamos a horas, de que se defina quien será el Coordinador Estatal de la Defensa de la Cuarta Transformación. Todos los equipos velan armas, y, delanteros y coleros, sacan fuerzas extraordinarias, algunas muy forzadas, para posicionarse en el gusto de los 1200 tabasqueños que están o serán encuestados por la Comisión de Encuestas del CEN de Morena.

Quien parece llevar la delantera, en la percepción del imaginario colectivo, es el comalcalquense Javier May Rodríguez, quien puntea en cuanta encuesta no oficial, ustedes encuentren.

Tiene con que: la cercanía con el Presidente AMLO, así como con el apoyo de los llamados “fundadores o duros”, tanto a nivel nacional, como en el estatal. Éstos, casi todos, nunca pasaron por el PRI o por el PAN, por lo que también les llaman “los puros”.

Los únicos que parecen darle la pelea, es la alcaldesa con licencia, Yolanda Osuna, y, el líder histórico de la izquierda en Tabasco, Raúl Ojeda. Mónica, es una opción, si se enconarán más las cosas entre las corrientes morenistas prevalecientes.

En esa carrera exprés de esta última semana, los integrantes de la Asociación Tabasqueña de Periodistas, nos estamos reuniendo con los aspirantes, cuyos enlaces hemos podido contactar.

May aceptó, inmediatamente, y nos visitó en nuestra sede. Llegó puntual, como acostumbra, aún en contra del consejo de parte de su equipo. Lucía una estética guayabera, tal vez herencia de su paso, por los estados del Tren Maya, o de la moda del gabinete al que perteneció.

De manera prudente, a distancia lo acompañaba su asistente personal Tifanny Suriano, quien tuvo pendiente de los pormenores, igual que Aida Castillo. Asimismo, hacían su trabajo, Héctor Pérez Ruiz, y, Fernando Vázquez. La primera parecía llevar la batuta.

El presidente de la ATP, nuestro amigo Luis Antonio Vidal, le explicó, puntualmente quienes éramos, como asociación. El invitado se mostró relajado, dispuesto a escuchar y a responder, cuanta pregunta le lanzaban los presentes. Algunas con doble intención y jiribilla.

Se sintió en confianza y relató la mecánica de las encuestas: una madre, dos espejos, todas cara a cara, aunque se desconocía, donde y cuando. Está convencido que ganará, por lo que ya perfila un proyecto y un equipo.

Hubo guasas, risas. Incluso, doble sentido, al preguntársele sobre si tendría su “mañanera”. A ratos, comentaba que ya el Tren está lleno, mientras que, en otros momentos, insinuaba que cabían todos, ¡hasta los periodistas!

Por ello, un avispado comunicador, en plena tertulia, propuso que le agregara un vagón especial para ellos, para no ir en el techo del tren, como muchos migrantes.

Afirmó que en su administración no habría croquetas, pero sí café y galletas…al menos. Siguió la broma, con una picaresca sonrisa, ¡nada más no pidan retroactivo!

Se dirigió a Charly Levy para que compartiera su punto de vista sobre el deporte. May dijo que, en su hipotético gobierno, los Olmecas serán campeones.

Lejos quedó aquel joven luchador izquierdista, batallador y bravucón. Hoy luce sonrisas que antes no se le daban. Muestra tablas y demuestra que entiende y le sabe a la administración pública y la política.

No duda en afirmar que respetaría la paridad de género y las decisiones de su instituto político. Incluso, aunque asoman las diferencias de grupos y los infaltables enconos, él afirma que habrá unidad y que, en Morena Tabasco, saldrán fortalecidos.

Tan seguro se sintió que, convocó a los presentes, el día 31 de octubre, a las 10 horas. La suerte está echada, y, él luce confiado y muy relajado. No parece tener preocupaciones.

Entre murmullos, varios periodistas, después de pedir la foto, y “anotarse” en el vagón especial, comentaron que sólo la paridad que no le favoreciera o una negociación política al más alto nivel; entre quien, en confianza le llama “El Murusho”; la virtual candidata a la Presidencia de la República, Claudia Sheinbaum; y, el tercer lugar de las encuestas nacionales, Adán Augusto; podría complicarle el camino a la gubernatura.

Empero, hoy, es el favorito, incluso para los urgidos de puestos, y los convenencieros oportunistas. A horas de saberse.

Estamos a horas, de que se defina quien será el Coordinador Estatal de la Defensa de la Cuarta Transformación. Todos los equipos velan armas, y, delanteros y coleros, sacan fuerzas extraordinarias, algunas muy forzadas, para posicionarse en el gusto de los 1200 tabasqueños que están o serán encuestados por la Comisión de Encuestas del CEN de Morena.

Quien parece llevar la delantera, en la percepción del imaginario colectivo, es el comalcalquense Javier May Rodríguez, quien puntea en cuanta encuesta no oficial, ustedes encuentren.

Tiene con que: la cercanía con el Presidente AMLO, así como con el apoyo de los llamados “fundadores o duros”, tanto a nivel nacional, como en el estatal. Éstos, casi todos, nunca pasaron por el PRI o por el PAN, por lo que también les llaman “los puros”.

Los únicos que parecen darle la pelea, es la alcaldesa con licencia, Yolanda Osuna, y, el líder histórico de la izquierda en Tabasco, Raúl Ojeda. Mónica, es una opción, si se enconarán más las cosas entre las corrientes morenistas prevalecientes.

En esa carrera exprés de esta última semana, los integrantes de la Asociación Tabasqueña de Periodistas, nos estamos reuniendo con los aspirantes, cuyos enlaces hemos podido contactar.

May aceptó, inmediatamente, y nos visitó en nuestra sede. Llegó puntual, como acostumbra, aún en contra del consejo de parte de su equipo. Lucía una estética guayabera, tal vez herencia de su paso, por los estados del Tren Maya, o de la moda del gabinete al que perteneció.

De manera prudente, a distancia lo acompañaba su asistente personal Tifanny Suriano, quien tuvo pendiente de los pormenores, igual que Aida Castillo. Asimismo, hacían su trabajo, Héctor Pérez Ruiz, y, Fernando Vázquez. La primera parecía llevar la batuta.

El presidente de la ATP, nuestro amigo Luis Antonio Vidal, le explicó, puntualmente quienes éramos, como asociación. El invitado se mostró relajado, dispuesto a escuchar y a responder, cuanta pregunta le lanzaban los presentes. Algunas con doble intención y jiribilla.

Se sintió en confianza y relató la mecánica de las encuestas: una madre, dos espejos, todas cara a cara, aunque se desconocía, donde y cuando. Está convencido que ganará, por lo que ya perfila un proyecto y un equipo.

Hubo guasas, risas. Incluso, doble sentido, al preguntársele sobre si tendría su “mañanera”. A ratos, comentaba que ya el Tren está lleno, mientras que, en otros momentos, insinuaba que cabían todos, ¡hasta los periodistas!

Por ello, un avispado comunicador, en plena tertulia, propuso que le agregara un vagón especial para ellos, para no ir en el techo del tren, como muchos migrantes.

Afirmó que en su administración no habría croquetas, pero sí café y galletas…al menos. Siguió la broma, con una picaresca sonrisa, ¡nada más no pidan retroactivo!

Se dirigió a Charly Levy para que compartiera su punto de vista sobre el deporte. May dijo que, en su hipotético gobierno, los Olmecas serán campeones.

Lejos quedó aquel joven luchador izquierdista, batallador y bravucón. Hoy luce sonrisas que antes no se le daban. Muestra tablas y demuestra que entiende y le sabe a la administración pública y la política.

No duda en afirmar que respetaría la paridad de género y las decisiones de su instituto político. Incluso, aunque asoman las diferencias de grupos y los infaltables enconos, él afirma que habrá unidad y que, en Morena Tabasco, saldrán fortalecidos.

Tan seguro se sintió que, convocó a los presentes, el día 31 de octubre, a las 10 horas. La suerte está echada, y, él luce confiado y muy relajado. No parece tener preocupaciones.

Entre murmullos, varios periodistas, después de pedir la foto, y “anotarse” en el vagón especial, comentaron que sólo la paridad que no le favoreciera o una negociación política al más alto nivel; entre quien, en confianza le llama “El Murusho”; la virtual candidata a la Presidencia de la República, Claudia Sheinbaum; y, el tercer lugar de las encuestas nacionales, Adán Augusto; podría complicarle el camino a la gubernatura.

Empero, hoy, es el favorito, incluso para los urgidos de puestos, y los convenencieros oportunistas. A horas de saberse.