/ martes 9 de marzo de 2021

Punto y Aparte | Granier, buscará rescatar su honor político

Después de múltiples especulaciones, finalmente, el exgobernador Andrés Rafael Granier Melo, formalizó su aspiración a la alcaldía de Centro y se inscribió, ante la Comisión Municipal de Procesos Internos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Lo hizo, a través de la plataforma Zoom, donde, después de su inscripción, señaló que quienes iniciaron procesos en su contra no lograron su cometido, pues al final resultó exonerado y ahora tiene la posibilidad de volver a competir en lo electoral.

"No pudieron destruirme" expresó al señalar a quien fue su sucesor, Arturo Núñez Jiménez con el principal autor de la serie de demandas que enfrentó.

El exmandatario fue detenido y encarcelado en el Reclusorio Oriente de la CDMX, en junio de 2013, aunque debido a su precaria salud, su defensa logró su traslado al centro médico del Reclusorio Femenil Tepepan.

En 2019, estuvo en arraigo domiciliario, hasta que su defensa logró liberarlo de las 7 acusaciones en su contra, exonerándolo completamente de los cargos imputados.

Nació el 5 de marzo de 1948, en Villahermosa, Tabasco. Es el segundo hijo del matrimonio formado por Don Luis Granier Armengol y Doña María de los Ángeles Melo Abarrategui. Hermano de Irma, Luis Rogelio e Isabel.

Casado, desde el 26 de marzo de 1976, con la señora María Teresa Calles Santillana, con quien procreó a: Fabián, Mariana, y, Paulina.

Su infancia fue marcada por un accidente que le provocó múltiples fracturas que lo llevaron a estar postrado y a mantenerse en silla de ruedas por mucho tiempo, con pronósticos muy negativos.

Desde entonces, aprendió que no hay diagnóstico definitivo, sabe que se debe luchar hasta agotar todas las instancias, que la decisión y la perseverancia, puede ayudar a alcanzar una meta.

Químico Farmacéutico Biólogo; estudió un postgrado en Administración Pública Estatal y en Administración Pública Municipal, todas en la UNAM.

Ha estado ligado al área de la salud desde 1967, como Jefe de Laboratorio de Análisis Clínicos del IMSS; y en 1982, en la Jefatura del Laboratorio de Toxicología, en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tabasco.

Para 1983 ocupó el cargo de Director y Control del Agua de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado del Estado de Tabasco, de los que posteriormente fue nombrado Director General de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado del Estado de Tabasco.

Como Director de Desarrollo Social del Ayuntamiento del Centro, (1995-1997), recorrió el municipio estableciendo una importante red de compadrazgos, y lealtades.

Ello abonó para intentar, sin éxito, ser el candidato a Presidente Municipal para el período 1997 – 2000.

No aceptó negociaciones, que le ofreció el Secretario de Gobierno, en turno; dedicándose a recorrer el municipio.

Para elegir a su candidato a Centro, en el 2000, el PRI, hace una consulta abierta a su militancia, resultando ganador “El Químico”. Ya en las elecciones constitucionales es abrumadoramente elegido alcalde.

Al concluir, dividió su tiempo, entre su trabajo en su Laboratorio de Análisis Clínicos y su caminar por el Estado, que presagiaba la búsqueda de otro cargo político. Después de unas elecciones que ganó por más de 80,000 votos, logró la gubernatura para el período 2007-2012.

En su época universitaria, formó parte de una especie del Círculo Tabasqueño de Estudios, conformado por tabasqueños radicados en la capital, muchos de los cuales fueron reintegrados, políticamente hablando, al gobierno de Don Mario Trujillo García.

Destacaban en el mismo, además de, su entonces mejor amigo, Humberto D. Mayans: Juan José Rodríguez Prats, José Eduardo Beltrán, Rogelio Castañares, Celia García Félix, Arturo Núñez Jiménez y Carlos Pineda, entre otros.

Actualmente las circunstancias políticas se le han alineado y le son totalmente favorables. Cuenta con un buen número de tabasqueños, que nunca dejaron de creer en él.

Tendrá que limpiar su imagen. ¿Dónde estuvieron en ese calvario vivido, todos aquellos a quienes benefició, económica y políticamente?

Hoy tiene algunas altas, y, muchas bajas; en su equipo, e, insiste en viejos integrantes que ya demostraron incapacidad y soberbia, pero que cuentan con su confianza. Muchos hubieran preferido a Santos del Campo o a Marcela González.

Después de múltiples especulaciones, finalmente, el exgobernador Andrés Rafael Granier Melo, formalizó su aspiración a la alcaldía de Centro y se inscribió, ante la Comisión Municipal de Procesos Internos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Lo hizo, a través de la plataforma Zoom, donde, después de su inscripción, señaló que quienes iniciaron procesos en su contra no lograron su cometido, pues al final resultó exonerado y ahora tiene la posibilidad de volver a competir en lo electoral.

"No pudieron destruirme" expresó al señalar a quien fue su sucesor, Arturo Núñez Jiménez con el principal autor de la serie de demandas que enfrentó.

El exmandatario fue detenido y encarcelado en el Reclusorio Oriente de la CDMX, en junio de 2013, aunque debido a su precaria salud, su defensa logró su traslado al centro médico del Reclusorio Femenil Tepepan.

En 2019, estuvo en arraigo domiciliario, hasta que su defensa logró liberarlo de las 7 acusaciones en su contra, exonerándolo completamente de los cargos imputados.

Nació el 5 de marzo de 1948, en Villahermosa, Tabasco. Es el segundo hijo del matrimonio formado por Don Luis Granier Armengol y Doña María de los Ángeles Melo Abarrategui. Hermano de Irma, Luis Rogelio e Isabel.

Casado, desde el 26 de marzo de 1976, con la señora María Teresa Calles Santillana, con quien procreó a: Fabián, Mariana, y, Paulina.

Su infancia fue marcada por un accidente que le provocó múltiples fracturas que lo llevaron a estar postrado y a mantenerse en silla de ruedas por mucho tiempo, con pronósticos muy negativos.

Desde entonces, aprendió que no hay diagnóstico definitivo, sabe que se debe luchar hasta agotar todas las instancias, que la decisión y la perseverancia, puede ayudar a alcanzar una meta.

Químico Farmacéutico Biólogo; estudió un postgrado en Administración Pública Estatal y en Administración Pública Municipal, todas en la UNAM.

Ha estado ligado al área de la salud desde 1967, como Jefe de Laboratorio de Análisis Clínicos del IMSS; y en 1982, en la Jefatura del Laboratorio de Toxicología, en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tabasco.

Para 1983 ocupó el cargo de Director y Control del Agua de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado del Estado de Tabasco, de los que posteriormente fue nombrado Director General de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado del Estado de Tabasco.

Como Director de Desarrollo Social del Ayuntamiento del Centro, (1995-1997), recorrió el municipio estableciendo una importante red de compadrazgos, y lealtades.

Ello abonó para intentar, sin éxito, ser el candidato a Presidente Municipal para el período 1997 – 2000.

No aceptó negociaciones, que le ofreció el Secretario de Gobierno, en turno; dedicándose a recorrer el municipio.

Para elegir a su candidato a Centro, en el 2000, el PRI, hace una consulta abierta a su militancia, resultando ganador “El Químico”. Ya en las elecciones constitucionales es abrumadoramente elegido alcalde.

Al concluir, dividió su tiempo, entre su trabajo en su Laboratorio de Análisis Clínicos y su caminar por el Estado, que presagiaba la búsqueda de otro cargo político. Después de unas elecciones que ganó por más de 80,000 votos, logró la gubernatura para el período 2007-2012.

En su época universitaria, formó parte de una especie del Círculo Tabasqueño de Estudios, conformado por tabasqueños radicados en la capital, muchos de los cuales fueron reintegrados, políticamente hablando, al gobierno de Don Mario Trujillo García.

Destacaban en el mismo, además de, su entonces mejor amigo, Humberto D. Mayans: Juan José Rodríguez Prats, José Eduardo Beltrán, Rogelio Castañares, Celia García Félix, Arturo Núñez Jiménez y Carlos Pineda, entre otros.

Actualmente las circunstancias políticas se le han alineado y le son totalmente favorables. Cuenta con un buen número de tabasqueños, que nunca dejaron de creer en él.

Tendrá que limpiar su imagen. ¿Dónde estuvieron en ese calvario vivido, todos aquellos a quienes benefició, económica y políticamente?

Hoy tiene algunas altas, y, muchas bajas; en su equipo, e, insiste en viejos integrantes que ya demostraron incapacidad y soberbia, pero que cuentan con su confianza. Muchos hubieran preferido a Santos del Campo o a Marcela González.