/ viernes 16 de agosto de 2019

¡¡PATADAS DE AHOGADO!!

La ex gobernadora de Mérida, Yucatán, Ivonne Aracely Pacheco Ortega, está entrampada.

Los 177,298 votos que penosamente obtuvo -el pasado domingo- durante el proceso interno del PRI, para relevar a la dirigente nacional Claudia Ruiz Massieu Salinas, no le alcanza para negociar gran cosa.

Ya que por su contrincante Rafael Alejandro Moreno Cárdenas votaron 1 millón 603,725 sufragios. La diferencia fue abismal, y desproporcionada.

Situación que la colocó en una posición en franca desventaja. No tiene literalmente con qué negociar, ya que política y electoralmente la hicieron papillas.

Dentro y fuera del espectro político nacional, se sabía de qué, no tenía posibilidades reales de ganarles en las urnas a su ex par y correligionario campechano, pero nadie imaginó, que iba a ser derrotada de la manera en que lo fue.

En donde de plano, no alcanzó a defenderse, ni tan siquiera a meter las manos.

Definitivamente, se ensañaron los operadores de “Alito” Moreno con la fémina. Ni chance de respirar le dieron.

El video que anteayer subió desesperadamente a las redes sociales para medio paliar su derrota, es a la vez un reconocimiento tácito e implícito que tipo de candidata fue a la dirigencia nacional priista.

En todos los planos fue rebasada y apaleada por su contrincante. Desde la campaña hasta la elección. No ganó un solo asalto. La decisión en su contra fue rotunda, contundente, unánime.

Todos los pronósticos se cumplieron al pie de la letra.

Y si volviera a repetirse la elección, volvería a perder.

A Ivonne Aracely Pacheco Ortega no le queda más que aceptar las condiciones del vencedor de la contienda.

Al menos, claro está, que decida irse a una guerra, que también perdería, ya que lo más seguro, es que, en el transcurso de ella, se quede sin soldados y sin municiones.

La otra, y la más riesgosa, desde todos los ángulos, es que renuncie al partido que le dio todo, absolutamente todo, para irse a probar suerte a otro instituto político, en el que su futuro sería incierto.

Por más patadas de ahogado que dé ahora, creo que al final de cuenta, se quedará en el PRI.

Tiene más posibilidades de sobrevivir en casa, que afuera.


“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)


El ex director del Tecnológico de Comalcalco, Juan José Martínez Pérez, debe de estar muriéndose de miedo.

No es para menos, está en el ojo del huracán.

Es más, ya huele a prisión.

Después de la detención, ilegal o no, de la ex titular de SEDATU y SEDESOL, Rosario Robles Berlanga, vienen por los involucrados en la Estafa Maestra.

Y el ex subsecretario de Obras Públicas, es de los principales involucrados.

Dicen los que saben: ¡¡que está hasta las manitas!

Bien haría Arturo Núñez Jiménez en recomendarle a su ex funcionario, que se tome cada ocho horas, una pastilla de pasiflorina.

Combate: la ansiedad, insomnio, nervios, dolor de cabeza, migraña…

Sin duda alguna, va a caerle de perlas, y de paso, que extienda la invitación a otros ex servidores públicos núñistas que, desde hace algún tiempo, no pueden conciliar el sueño, pues la espada de Damocles, se pasea sobre sus cabezas.

En estos días y, sobre todo, las semanas que vienen, va a ser de pesadillas, para muchos de ellos.

Y cómo no, si le pegaron con una singular alegría a las arcas federal, estatal y municipal, como no se había visto nunca.

Viernes y quincena, así qué, cuídese mucho, porque el diablo, nunca descanse.

Dios los acompañe y bendiga.

Nos leemos: el próximo lunes.

La ex gobernadora de Mérida, Yucatán, Ivonne Aracely Pacheco Ortega, está entrampada.

Los 177,298 votos que penosamente obtuvo -el pasado domingo- durante el proceso interno del PRI, para relevar a la dirigente nacional Claudia Ruiz Massieu Salinas, no le alcanza para negociar gran cosa.

Ya que por su contrincante Rafael Alejandro Moreno Cárdenas votaron 1 millón 603,725 sufragios. La diferencia fue abismal, y desproporcionada.

Situación que la colocó en una posición en franca desventaja. No tiene literalmente con qué negociar, ya que política y electoralmente la hicieron papillas.

Dentro y fuera del espectro político nacional, se sabía de qué, no tenía posibilidades reales de ganarles en las urnas a su ex par y correligionario campechano, pero nadie imaginó, que iba a ser derrotada de la manera en que lo fue.

En donde de plano, no alcanzó a defenderse, ni tan siquiera a meter las manos.

Definitivamente, se ensañaron los operadores de “Alito” Moreno con la fémina. Ni chance de respirar le dieron.

El video que anteayer subió desesperadamente a las redes sociales para medio paliar su derrota, es a la vez un reconocimiento tácito e implícito que tipo de candidata fue a la dirigencia nacional priista.

En todos los planos fue rebasada y apaleada por su contrincante. Desde la campaña hasta la elección. No ganó un solo asalto. La decisión en su contra fue rotunda, contundente, unánime.

Todos los pronósticos se cumplieron al pie de la letra.

Y si volviera a repetirse la elección, volvería a perder.

A Ivonne Aracely Pacheco Ortega no le queda más que aceptar las condiciones del vencedor de la contienda.

Al menos, claro está, que decida irse a una guerra, que también perdería, ya que lo más seguro, es que, en el transcurso de ella, se quede sin soldados y sin municiones.

La otra, y la más riesgosa, desde todos los ángulos, es que renuncie al partido que le dio todo, absolutamente todo, para irse a probar suerte a otro instituto político, en el que su futuro sería incierto.

Por más patadas de ahogado que dé ahora, creo que al final de cuenta, se quedará en el PRI.

Tiene más posibilidades de sobrevivir en casa, que afuera.


“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI”

(LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)


El ex director del Tecnológico de Comalcalco, Juan José Martínez Pérez, debe de estar muriéndose de miedo.

No es para menos, está en el ojo del huracán.

Es más, ya huele a prisión.

Después de la detención, ilegal o no, de la ex titular de SEDATU y SEDESOL, Rosario Robles Berlanga, vienen por los involucrados en la Estafa Maestra.

Y el ex subsecretario de Obras Públicas, es de los principales involucrados.

Dicen los que saben: ¡¡que está hasta las manitas!

Bien haría Arturo Núñez Jiménez en recomendarle a su ex funcionario, que se tome cada ocho horas, una pastilla de pasiflorina.

Combate: la ansiedad, insomnio, nervios, dolor de cabeza, migraña…

Sin duda alguna, va a caerle de perlas, y de paso, que extienda la invitación a otros ex servidores públicos núñistas que, desde hace algún tiempo, no pueden conciliar el sueño, pues la espada de Damocles, se pasea sobre sus cabezas.

En estos días y, sobre todo, las semanas que vienen, va a ser de pesadillas, para muchos de ellos.

Y cómo no, si le pegaron con una singular alegría a las arcas federal, estatal y municipal, como no se había visto nunca.

Viernes y quincena, así qué, cuídese mucho, porque el diablo, nunca descanse.

Dios los acompañe y bendiga.

Nos leemos: el próximo lunes.

viernes 20 de septiembre de 2019

Gato encerrado

miércoles 11 de septiembre de 2019

¡Reprobados!

viernes 06 de septiembre de 2019

Fiscal, tramposo

viernes 30 de agosto de 2019

Escenario complejo

lunes 26 de agosto de 2019

¿EXONERADOS?

viernes 23 de agosto de 2019

ÓBICES DIFÍCILES DE LIBRAR

miércoles 21 de agosto de 2019

GROTESCA, UNCIÓN LEGISLATIVA

lunes 19 de agosto de 2019

Irresponsabilidad, Mayúscula

viernes 16 de agosto de 2019

¡¡PATADAS DE AHOGADO!!

miércoles 14 de agosto de 2019

Ave de tempestades

Cargar Más