/ lunes 11 de febrero de 2019

No tiene fecha de caducidad

A como se ve la vertiginosa dinámica de los actuales escenarios delincuenciales van a transcurrir algunos meses más, si no es que años, para que comience a disminuir este flagelo que tiene literalmente de cuclillas a la población.

La situación sigue empeorando, a todo lo largo y ancho del territorio tabasqueño. En algunos municipios más que otros.

El caso es que no tiene para cuando terminar.

Los robos en sus diferentes vertientes no cesan, al contrario, aumentan. Las ejecuciones también y los secuestros continúan haciéndose presente.

Seguimos estando en la total indefensión.

La secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), está rebasada, y seguirá a la deriva.

No se ve cómo vaya a cambiar.

La fiscalía se encuentra igual.

La única diferencia entre una y otra, es que el Fiscal Jaime Humberto Lastra Bastar tiene un mes y pico que acaba de tomar las riendas de la institución encargada de la procuración de justicia.

Mientras que Jorge Aguirre Carbajal lleva más de dos años al frente de esa desacreditada dependencia policial.

Con resultados magros, pobres, decepcionantes…penosos.

Por ello no creo, que la inseguridad pública vaya radicalmente a tomar otro rumbo en los siguientes meses, y menos, con un gobierno económicamente desfondado.

Y en donde el desempleo está haciendo estragos.

Gracias a los buenos oficios del súper ex góber de las izquierdas Arturo Núñez Jiménez y testaferros, incluida la ex gobernadora de Martha Lilia López Aguilera.

Jorge Aguirre Carbajal y sus corifeos podrán decir misa y todo lo que quieran en su afán por justificar su malísimo desempeño al frente de la SSPC, lo cierto es que el grueso de la percepción de los gobernados sigue siendo adversa.

Y es que los resultados no se aprecian por ningún lado.

La delincuencia en cualesquiera de sus vertientes está imparable, incontrolable, desatada.

Nadie la frena.

Y me temo…qué así va a continuar por un largo tiempo.

Ojalá y esté equivocado.

Hago votos porque así ocurra, si no vamos a seguir igual.

En serio, qué la gente está harta, de los niveles de inseguridad pública por los que estamos atravesando.

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI” (LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

El ex delegado de la SEDESOL, Raúl Cabrera Pascasio, no debe de cantar victoria.

Hay varias investigaciones en su contra.

En las que se han encontrado claros indicios de que durante su periodo hubo corrupción.

Algunas de las 216 Estancias Infantiles para Madres Trabajadoras y Hombres Solos existentes en la entidad son testigos de ello.

Él y otros ex delegados federales van a verse en serios aprietos legales, si no, al tiempo.

El asesinato a mansalva -ocho balazos- en un conocido hotel del municipio de Emiliano Zapata en contra del periodista y locutor “Chuchín” Ramos es otro crimen más en contra de la Libertad de Expresión.

Que se suma a la de los extintos comunicadores Rodolfo Rincón Taracena, Alejandro Fonseca Estrada, Moisés Dagdug Lutzow y Juan Carlos Huerta Gutiérrez.

Todos artera y cobardemente asesinados.

Esperemos que las autoridades de la fiscalía hagan su chamba y dé lo más pronto posible con sus asesinos.

Mi más sentida condolencia con los familiares de Jesús Eugenio Ramos Rodríguez.

En paz descanse.

A como se ve la vertiginosa dinámica de los actuales escenarios delincuenciales van a transcurrir algunos meses más, si no es que años, para que comience a disminuir este flagelo que tiene literalmente de cuclillas a la población.

La situación sigue empeorando, a todo lo largo y ancho del territorio tabasqueño. En algunos municipios más que otros.

El caso es que no tiene para cuando terminar.

Los robos en sus diferentes vertientes no cesan, al contrario, aumentan. Las ejecuciones también y los secuestros continúan haciéndose presente.

Seguimos estando en la total indefensión.

La secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), está rebasada, y seguirá a la deriva.

No se ve cómo vaya a cambiar.

La fiscalía se encuentra igual.

La única diferencia entre una y otra, es que el Fiscal Jaime Humberto Lastra Bastar tiene un mes y pico que acaba de tomar las riendas de la institución encargada de la procuración de justicia.

Mientras que Jorge Aguirre Carbajal lleva más de dos años al frente de esa desacreditada dependencia policial.

Con resultados magros, pobres, decepcionantes…penosos.

Por ello no creo, que la inseguridad pública vaya radicalmente a tomar otro rumbo en los siguientes meses, y menos, con un gobierno económicamente desfondado.

Y en donde el desempleo está haciendo estragos.

Gracias a los buenos oficios del súper ex góber de las izquierdas Arturo Núñez Jiménez y testaferros, incluida la ex gobernadora de Martha Lilia López Aguilera.

Jorge Aguirre Carbajal y sus corifeos podrán decir misa y todo lo que quieran en su afán por justificar su malísimo desempeño al frente de la SSPC, lo cierto es que el grueso de la percepción de los gobernados sigue siendo adversa.

Y es que los resultados no se aprecian por ningún lado.

La delincuencia en cualesquiera de sus vertientes está imparable, incontrolable, desatada.

Nadie la frena.

Y me temo…qué así va a continuar por un largo tiempo.

Ojalá y esté equivocado.

Hago votos porque así ocurra, si no vamos a seguir igual.

En serio, qué la gente está harta, de los niveles de inseguridad pública por los que estamos atravesando.

“SQUOD SCRIPSI, SCRIPSI” (LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ)

El ex delegado de la SEDESOL, Raúl Cabrera Pascasio, no debe de cantar victoria.

Hay varias investigaciones en su contra.

En las que se han encontrado claros indicios de que durante su periodo hubo corrupción.

Algunas de las 216 Estancias Infantiles para Madres Trabajadoras y Hombres Solos existentes en la entidad son testigos de ello.

Él y otros ex delegados federales van a verse en serios aprietos legales, si no, al tiempo.

El asesinato a mansalva -ocho balazos- en un conocido hotel del municipio de Emiliano Zapata en contra del periodista y locutor “Chuchín” Ramos es otro crimen más en contra de la Libertad de Expresión.

Que se suma a la de los extintos comunicadores Rodolfo Rincón Taracena, Alejandro Fonseca Estrada, Moisés Dagdug Lutzow y Juan Carlos Huerta Gutiérrez.

Todos artera y cobardemente asesinados.

Esperemos que las autoridades de la fiscalía hagan su chamba y dé lo más pronto posible con sus asesinos.

Mi más sentida condolencia con los familiares de Jesús Eugenio Ramos Rodríguez.

En paz descanse.

lunes 22 de julio de 2019

Completo fiasco

viernes 12 de julio de 2019

Continuará el caos

miércoles 10 de julio de 2019

Complicadísimo escenario

lunes 08 de julio de 2019

Innecesario e inminente riesgo

miércoles 03 de julio de 2019

Panorama sombrío

lunes 01 de julio de 2019

La sociedad, sigue esperando

viernes 28 de junio de 2019

¡¡Sería vergonzoso y mezquino!!

miércoles 26 de junio de 2019

Ni a quien irle, “tan malo el pinto...”

lunes 24 de junio de 2019

Derechito al matadero

Cargar Más