/ viernes 13 de noviembre de 2020

No paremos en la protección animal 

Uno de los objetivos principales del Partido y la fracción parlamentaria Verde es el velar y legislar para el cuidado y conservación del medio ambiente y los animales, así como la promoción de un desarrollo sustentable que permita a los seres humanos vivir en armonía con la naturaleza.

En la actualidad se observa una tendencia a una relación mucho más cercana con los animales que se tienen en casa. Es de suma importancia que estos animales de compañía no solo estén salvaguardados una vez que llegan al hogar, si no al igual, desde el momento en que éstos se encuentran de manera transitoria en una veterinaria para su venta o en caso para adopción.

Es importante señalar que de conformidad con la Ley para la Protección y Cuidados de los Animales en el Estado de Tabasco se considera crueldad animal todo hecho, acto u omisión que pueda ocasionar dolor, sufrimiento, poner en peligro la vida o que afecten el bienestar animal; los actos de crueldad y maltrato deben ser sancionados.

Sin embargo, son numerosas las quejas y evidencias que la ciudadanía y asociaciones, en el sentido que hay veterinarias o peor aún, supuestas veterinarias o particulares en la calle que venden animales, principalmente perros, y lo hacen sin respetar lo primordial: la integridad de estos animales. Muchas personas de buena fe y con la mejor de las intenciones adquieren a estos cachorritos para encontrarse a los pocos días con la necesidad de tener que llevarlos al veterinario y caer en cuenta que el perro no fue desparasitado, que se encuentra muy enfermo o que tiene un padecimiento producto de una precaria alimentación o se mueren a consecuencia de parvovirus, moquillo, u otras enfermedades.

Esto es un problema serio y que implica una doble afectación: en principio por supuesto la vida y salud de los animalitos y también el quebranto económico de quien compró el animal.

Por otro lado, hay otro tema relacionado en el cual la autoridad con esfera de competencia es indispensable se hagan cargo. De acuerdo a diversas agrupaciones de veterinarios han alertado de un aumento del abandono de mascotas durante la emergencia sanitaria por COVID-19, señalando que las causas que dan origen a esta situación son, entre otras, la difusión de información equivocada sobre contagios de animales a humanos y la falta de recursos para alimentarlos.

La crisis originada por la pandemia impactó la economía familiar, muchas familias que tenían sus mascotas los abandonaron en postes, árboles y en las calles. Por ello en el Congreso exhortamos a la Oficina de Defensa del Consumidor, en Tabasco y a la Secretaría de Salud a realizar verificaciones en las veterinarias del Estado a efecto de corroborar que cuenten con la documentación y las condiciones establecidas, así como a los 15 ayuntamientos, a los concejos municipales de Macuspana y Jalapa, y a la Secretaría de Salud para que, en el marco de sus atribuciones intensifiquen las acciones de vigilancia en materia de trato digno y respetuoso de los animales de compañía, garantizando el cumplimiento de sus leyes en la materia y, de ser el caso, sancionen su incumplimiento.

No paremos en la protección animal

Uno de los objetivos principales del Partido y la fracción parlamentaria Verde es el velar y legislar para el cuidado y conservación del medio ambiente y los animales, así como la promoción de un desarrollo sustentable que permita a los seres humanos vivir en armonía con la naturaleza.

En la actualidad se observa una tendencia a una relación mucho más cercana con los animales que se tienen en casa. Es de suma importancia que estos animales de compañía no solo estén salvaguardados una vez que llegan al hogar, si no al igual, desde el momento en que éstos se encuentran de manera transitoria en una veterinaria para su venta o en caso para adopción.

Es importante señalar que de conformidad con la Ley para la Protección y Cuidados de los Animales en el Estado de Tabasco se considera crueldad animal todo hecho, acto u omisión que pueda ocasionar dolor, sufrimiento, poner en peligro la vida o que afecten el bienestar animal; los actos de crueldad y maltrato deben ser sancionados.

Sin embargo, son numerosas las quejas y evidencias que la ciudadanía y asociaciones, en el sentido que hay veterinarias o peor aún, supuestas veterinarias o particulares en la calle que venden animales, principalmente perros, y lo hacen sin respetar lo primordial: la integridad de estos animales. Muchas personas de buena fe y con la mejor de las intenciones adquieren a estos cachorritos para encontrarse a los pocos días con la necesidad de tener que llevarlos al veterinario y caer en cuenta que el perro no fue desparasitado, que se encuentra muy enfermo o que tiene un padecimiento producto de una precaria alimentación o se mueren a consecuencia de parvovirus, moquillo, u otras enfermedades.

Esto es un problema serio y que implica una doble afectación: en principio por supuesto la vida y salud de los animalitos y también el quebranto económico de quien compró el animal.

Por otro lado, hay otro tema relacionado en el cual la autoridad con esfera de competencia es indispensable se hagan cargo. De acuerdo a diversas agrupaciones de veterinarios han alertado de un aumento del abandono de mascotas durante la emergencia sanitaria por COVID-19, señalando que las causas que dan origen a esta situación son, entre otras, la difusión de información equivocada sobre contagios de animales a humanos y la falta de recursos para alimentarlos.

La crisis originada por la pandemia impactó la economía familiar, muchas familias que tenían sus mascotas los abandonaron en postes, árboles y en las calles. Por ello en el Congreso exhortamos a la Oficina de Defensa del Consumidor, en Tabasco y a la Secretaría de Salud a realizar verificaciones en las veterinarias del Estado a efecto de corroborar que cuenten con la documentación y las condiciones establecidas, así como a los 15 ayuntamientos, a los concejos municipales de Macuspana y Jalapa, y a la Secretaría de Salud para que, en el marco de sus atribuciones intensifiquen las acciones de vigilancia en materia de trato digno y respetuoso de los animales de compañía, garantizando el cumplimiento de sus leyes en la materia y, de ser el caso, sancionen su incumplimiento.

Uno de los objetivos principales del Partido y la fracción parlamentaria Verde es el velar y legislar para el cuidado y conservación del medio ambiente y los animales, así como la promoción de un desarrollo sustentable que permita a los seres humanos vivir en armonía con la naturaleza.

En la actualidad se observa una tendencia a una relación mucho más cercana con los animales que se tienen en casa. Es de suma importancia que estos animales de compañía no solo estén salvaguardados una vez que llegan al hogar, si no al igual, desde el momento en que éstos se encuentran de manera transitoria en una veterinaria para su venta o en caso para adopción.

Es importante señalar que de conformidad con la Ley para la Protección y Cuidados de los Animales en el Estado de Tabasco se considera crueldad animal todo hecho, acto u omisión que pueda ocasionar dolor, sufrimiento, poner en peligro la vida o que afecten el bienestar animal; los actos de crueldad y maltrato deben ser sancionados.

Sin embargo, son numerosas las quejas y evidencias que la ciudadanía y asociaciones, en el sentido que hay veterinarias o peor aún, supuestas veterinarias o particulares en la calle que venden animales, principalmente perros, y lo hacen sin respetar lo primordial: la integridad de estos animales. Muchas personas de buena fe y con la mejor de las intenciones adquieren a estos cachorritos para encontrarse a los pocos días con la necesidad de tener que llevarlos al veterinario y caer en cuenta que el perro no fue desparasitado, que se encuentra muy enfermo o que tiene un padecimiento producto de una precaria alimentación o se mueren a consecuencia de parvovirus, moquillo, u otras enfermedades.

Esto es un problema serio y que implica una doble afectación: en principio por supuesto la vida y salud de los animalitos y también el quebranto económico de quien compró el animal.

Por otro lado, hay otro tema relacionado en el cual la autoridad con esfera de competencia es indispensable se hagan cargo. De acuerdo a diversas agrupaciones de veterinarios han alertado de un aumento del abandono de mascotas durante la emergencia sanitaria por COVID-19, señalando que las causas que dan origen a esta situación son, entre otras, la difusión de información equivocada sobre contagios de animales a humanos y la falta de recursos para alimentarlos.

La crisis originada por la pandemia impactó la economía familiar, muchas familias que tenían sus mascotas los abandonaron en postes, árboles y en las calles. Por ello en el Congreso exhortamos a la Oficina de Defensa del Consumidor, en Tabasco y a la Secretaría de Salud a realizar verificaciones en las veterinarias del Estado a efecto de corroborar que cuenten con la documentación y las condiciones establecidas, así como a los 15 ayuntamientos, a los concejos municipales de Macuspana y Jalapa, y a la Secretaría de Salud para que, en el marco de sus atribuciones intensifiquen las acciones de vigilancia en materia de trato digno y respetuoso de los animales de compañía, garantizando el cumplimiento de sus leyes en la materia y, de ser el caso, sancionen su incumplimiento.

No paremos en la protección animal

Uno de los objetivos principales del Partido y la fracción parlamentaria Verde es el velar y legislar para el cuidado y conservación del medio ambiente y los animales, así como la promoción de un desarrollo sustentable que permita a los seres humanos vivir en armonía con la naturaleza.

En la actualidad se observa una tendencia a una relación mucho más cercana con los animales que se tienen en casa. Es de suma importancia que estos animales de compañía no solo estén salvaguardados una vez que llegan al hogar, si no al igual, desde el momento en que éstos se encuentran de manera transitoria en una veterinaria para su venta o en caso para adopción.

Es importante señalar que de conformidad con la Ley para la Protección y Cuidados de los Animales en el Estado de Tabasco se considera crueldad animal todo hecho, acto u omisión que pueda ocasionar dolor, sufrimiento, poner en peligro la vida o que afecten el bienestar animal; los actos de crueldad y maltrato deben ser sancionados.

Sin embargo, son numerosas las quejas y evidencias que la ciudadanía y asociaciones, en el sentido que hay veterinarias o peor aún, supuestas veterinarias o particulares en la calle que venden animales, principalmente perros, y lo hacen sin respetar lo primordial: la integridad de estos animales. Muchas personas de buena fe y con la mejor de las intenciones adquieren a estos cachorritos para encontrarse a los pocos días con la necesidad de tener que llevarlos al veterinario y caer en cuenta que el perro no fue desparasitado, que se encuentra muy enfermo o que tiene un padecimiento producto de una precaria alimentación o se mueren a consecuencia de parvovirus, moquillo, u otras enfermedades.

Esto es un problema serio y que implica una doble afectación: en principio por supuesto la vida y salud de los animalitos y también el quebranto económico de quien compró el animal.

Por otro lado, hay otro tema relacionado en el cual la autoridad con esfera de competencia es indispensable se hagan cargo. De acuerdo a diversas agrupaciones de veterinarios han alertado de un aumento del abandono de mascotas durante la emergencia sanitaria por COVID-19, señalando que las causas que dan origen a esta situación son, entre otras, la difusión de información equivocada sobre contagios de animales a humanos y la falta de recursos para alimentarlos.

La crisis originada por la pandemia impactó la economía familiar, muchas familias que tenían sus mascotas los abandonaron en postes, árboles y en las calles. Por ello en el Congreso exhortamos a la Oficina de Defensa del Consumidor, en Tabasco y a la Secretaría de Salud a realizar verificaciones en las veterinarias del Estado a efecto de corroborar que cuenten con la documentación y las condiciones establecidas, así como a los 15 ayuntamientos, a los concejos municipales de Macuspana y Jalapa, y a la Secretaría de Salud para que, en el marco de sus atribuciones intensifiquen las acciones de vigilancia en materia de trato digno y respetuoso de los animales de compañía, garantizando el cumplimiento de sus leyes en la materia y, de ser el caso, sancionen su incumplimiento.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 30 de octubre de 2020

Combate a la corrupción 

Miguel Vélez

jueves 15 de octubre de 2020

Construyamos un proceso ejemplar

Una democracia plena involucra a partidos políticos, órganos electorales y por supuesto, a la ciudadanía. 

Miguel Vélez

Cargar Más